viernes 18 de junio de2021

Enjuagues bucales y coronavirus: sólo el agua oxigenada se usa para prevención
Los dentistas utilizan agua oxigenada como parte del protocolo de prevención. Foto: Mariana Villa / Los Andes
Sociedad

Enjuagues bucales y coronavirus: sólo el agua oxigenada se usa para prevención

Los especialistas descartan que haya evidencia científica de estos productos en cuanto a la transmisión de Covid-19. Por protocolo, los odontólogos sí usan peróxido de hidrógeno para disminuir el riesgo de contagio al trabajar.

Enjuagues bucales y coronavirus: sólo el agua oxigenada se usa para prevención
Los dentistas utilizan agua oxigenada como parte del protocolo de prevención. Foto: Mariana Villa / Los Andes

Desde el inicio de la pandemia, son numerosos los estudios que se han realizado en busca de curas para el coronavirus o de alternativas que puedan ser eficientes para evitar el contagio del virus.

Los enjuagues bucales y spray nasales se encuentran dentro de los elementos que han sido foco de análisis. Incluso, las propias compañías que los fabrican han investigado si sus productos tienen o no eficacia contra el Covid-19. Sin embargo, a excepción del agua oxigenada y en usos muy específicos, no hay evidencias que confirmen que pueden ser útiles para prevenir la enfermedad.

“Estudios recientes hechos por Colgate-Palmolive sugieren que nuestros productos de cuidado bucal pueden tener un rol en reducir temporalmente la cantidad del virus causante del Covid-19 en la boca”, aseguran desde el sitio web de la multinacional.

La médica infectóloga Valeria Arreghini se refirió a uno de esos estudios, en el que se observó que “el SARS-CoV-2 -que es el virus que provoca la enfermedad de coronavirus. fue sensible frente a uno de los componentes de los enjuagues bucales que es el CPC (cloruro de cetilpiridinio), pero “el estudio no tiene la evidencia científica suficiente para determinar si el virus que detectaron era infeccioso”.

Asimismo, en la página de Colgate han publicado una serie de preguntas referidas a esta temática, aclarando algunos puntos: “La información actual sugiere que los productos de cuidado bucal atacan la cápsula viral (que envuelve al virus) y la disuelven”, explican.

Según las investigaciones, los buches con algunos enjuagues bucales que contienen CPC contribuyen a neutralizar el virus en boca. “El efecto de desactivarlo es transitorio y localizado, por lo que no evita el contagio, porque el virus no está en la boca, sino en las secreciones respiratorias”, aclaró Sergio Saracco, médico especialista en Emergentología.

Otra compañía que hizo referencia a estos estudios es Listerine, de Johnson & Johnson. En su sitio web aclaran que su enjuague bucal “no está destinado a prevenir o tratar Covid-19 y debe usarse sólo como se indica en la etiqueta del producto”.

Agua oxigenada, aliada de los odontólogos

Los odontólogos se vieron muy afectados desde que comenzó la pandemia. En principio, porque vieron limitada su actividad y, segundo, por el riesgo que implica su trabajo al estar directamente expuestos.

Según el protocolo aprobado por la Nación, al que adhirió Mendoza, los enjuagues bucales no están incluidos entre los productos para prevenir el contagio en los consultorios odontológicos, pero sí la povidona iodada y el agua oxigenada (peróxido de hidrógeno).

Fernanda Canovas, médica odontóloga, reconoció que la primera de las opciones no se utiliza mucho por su costo elevado, por lo que la mayoría de los profesionales se inclinan por la segunda.

“En la práctica lo que más se usa es agua oxigenada entre el 0,5 y el 1 por ciento, durante un minuto se hace un buche al paciente, saliva y se le trabaja”, detalló la especialista.

De esta manera, “solamente disminuye la carga viral para que, al usar la turbina y se hace ese aerosol famoso en el aire, estemos menos expuestos los odontólogos”, agregó.

Poca evidencia ‘in vivo’

En cuanto al resto de los enjuagues bucales, las pruebas que brindaron mejores resultados en los diferentes estudios realizados basan sus precisiones en testeos ‘in vitro’, sobre material inerte y en las condiciones ideales que se dan dentro de un laboratorio.

Al respecto, Colgate indica en su sitio que está “llevando a cabo investigaciones clínicas adicionales para determinar si resultados similares ocurren en la boca para ayudar a neutralizar o reducir los niveles de los virus”.

En otras palabras, a los ensayos les están faltando las pruebas ‘in vivo’, que permitan medir la eficacia de los productos en personas, donde entran en juego componentes biológicos que no se dan ‘in vitro’.

Habría que ver en un paciente si realmente neutraliza el virus que está en la boca, pero si tose lo vuelve a tener, porque no actúa sobre el productor del virus, que es la mucosa”, indicó Saracco.

Asimismo, Arreghini, destacó que, en uno de los últimos estudios, realizado en noviembre de 2020, “no está especificado el número de personas que participaron de este ensayo y la variabilidad que hay entre los sujetos es muy amplia”.

No obstante, la infectóloga remarcó que se trata de “ensayos que tratan un poco de colaborar en la búsqueda de la cura de la pandemia, pero hasta el momento no tienen evidencia suficiente”.DESPIECE

Vitaminas tampoco ayudan

Algo similar a lo que ocurre con los enjuages bucales se ve con estudios sobre algunas vitaminas y minerales. En ningún caso se probó que eviten el contagio o la transmisión de coronavirus. La demanda de vitamina C, por ejemplo, llego a ser tan alta a principios de 2020, que si bien fue bajando con el correr de los meses, hasta el momento las principales compañías del mundo no han logrado reponer el stock.

Frente a estas situaciones es que los especialistas insisten a recurrir a aquello que está probado que funciona a la hora de prevenir contagios: “Es fundamental la higiene de manos, el uso correcto de los tapabocas o los elementos de protección facial, como los llamamos nosotros, y el distanciamiento social”, remarcó Arreghini.