Encontraron muerto a Jean-Jacques Savin, el francés que intentó cruzar el Atlántico en una canoa

El viajero francés fue encontrado sin vida en su canoa.
El viajero francés fue encontrado sin vida en su canoa.

Tenía 75 años y su cuerpo fue hallado este sábado en la cabina de su bote. Había realizado una travesía parecida en 2019, pero a bordo de barril para navegar.

Jean-Jacques Savin, un aventurero francés de 75 años que intentaba cruzar a remo el Océano Atlántico fue encontrado muerto este viernes, según informó su equipo de apoyo.

El fallecimiento del francés fue anunciado por sus allegados en la página de Facebook que monitoreaba su travesía.

Jean-Jacques Savin había realizado una travesía parecida en 2019, pero a bordo de barril para navegar. “Desafortunadamente, esta vez el océano fue más fuerte que nuestro amigo, que amaba tanto la navegación y el mar”, expresaron en un comunicado en su página de Facebook.

El viajero francés fue encontrado sin vida en su canoa.
El viajero francés fue encontrado sin vida en su canoa.

Dijeron que los servicios de rescate marítimo ubicaron su cuerpo sin vida el sábado, en la cabina de su bote, “Audacious’', que fue hallado volcado cerca de las Islas Azores, un archipiélago propiedad de Portugal en el Atlántico.

El ex soldado zarpó el 1 de enero desde el extremo sur de Portugal, en un viaje que en ese entonces calculó le tomaría unos tres meses.

En 2019, Savin flotó en una cápsula de forma de barril, solo, para cruzar el Atlántico.

Impulsado solo por corrientes y vientos, esa travesía desde las Islas Canarias hasta el Caribe duró 127 días.

El viajero francés fue encontrado sin vida en su canoa.
El viajero francés fue encontrado sin vida en su canoa.

Savin había activado dos mensajes de auxilio la noche del jueves. El miércoles, escribió en Facebook que había fuertes vientos que alargaron su viaje en 900 km (560 millas) y dijo que tenía problemas con su fuente de energía solar. Pero agregó: “¡Tengan por seguro de que no estoy en peligro!”.

Además, comentó que solucionaría los contratiempos una vez llegara al “hermoso puerto deportivo” de Ponta Delgada, la capital de las Azores.

Su plan original era pasar unos tres meses en la canoa de unos ocho metros, a la que se refería como su “amiga”. Para él, la hazaña de remo era una forma de “reírse de la vejez”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA