En San José y Lagunas del Rosario, el micro pasa una vez por mes

A 140 km de la ciudad capital, los habitantes del secano lavallino reclaman una urgente solución al deficiente servicio de transporte público de pasajeros.
A 140 km de la ciudad capital, los habitantes del secano lavallino reclaman una urgente solución al deficiente servicio de transporte público de pasajeros.

El colectivo realiza el trayecto hacia la cabecera de Lavalle, Villa Tulumaya, a unos 100 kilómetros. Gran cantidad de familias quedan limitadas para efectivizar trámites y atención médica.

Las comunidades pertenecientes a Lagunas del Rosario y San José, ambas situadas en el departamento de Lavalle y a una distancia de alrededor de 140 kilómetros con la ciudad de Mendoza, manifestaron malestar y preocupación debido a la escasa conectividad con la ciudad cabecera de Villa Tulumaya.

Pobladores, vecinos y referentes de ambas comunidades señalaron que el servicio público de pasajeros solo circula los segundos viernes de cada mes para concretar esos 100 kilómetros. Es decir, una vez al mes “siempre y cuando no exista algún feriado en el medio”, hecho que podría demorar aún más la frecuencia.

“Nuestro reclamo es que aumente el recorrido a un mínimo de cuatro veces al mes, es decir, una vez por semana. Recordemos que Lagunas y San José carecen de supermercados, carnicerías, oficinas públicas, estaciones de servicio… en definitiva solo contamos con escuelas y un centro de salud, además de un policía rural que acude de vez en cuando”, sintetizó Erica Nievas, presidenta de la comunidad de Lagunas del Rosario.

El crítico panorama dificulta la vida cotidiana de las 230 familias que viven en este último lugar y de las 70 existentes en San José. La población total estimada entre ambas localidades es de 1.500 mil habitantes.

“Trámites, visitas a médicos, cuidado de enfermos, cuestiones de estudio y trabajo, todo se complica cuando no hay transporte ni medio propio para movilizarse a la ciudad”, se quejó.

Dijo que el trayecto que brinda la empresa, denominada “Prestaciones SA”, se complementa con un servicio de bus privado que también tiene sus particularidades y limitantes. Por ejemplo, es más costosa y deja a los pasajeros en Costa de Araujo, sobre la Ruta Provincial 34. Además, algunos días no puede cumplir el servicio.

Nievas sostuvo que la desprotección es total. “No solo carecemos de transporte de las comunidades hacia Lavalle sino que tampoco lo hay a 100 kilómetros campo adentro y ni hablemos de llegar a la ciudad de Mendoza”, puntualizó.

Daniel Quiroga, vicepresidente de la misma comunidad, acotó: “Es un tema que nos preocupa muchísimo porque el servicio resulta insuficiente para ambas poblaciones. Las autoridades correspondientes deben considerar que los caminos han mejorado y que el municipio encaró también la optimización de las calles internas del pueblo”.

Lo cierto es que transitar los 108/110 kilómetros que separan Lagunas del Rosario de la villa cabecera de Lavalle representa una verdadera odisea, aunque más aún para los puesteros que residen a unos 2 kilómetros del camino de ripio por donde pasa el transporte público.”Resulta algo insólito, más aún en estos tiempos modernos, que la gente tenga que pasar por esto. Insisto, se han hecho los trabajos pertinentes para que el transporte y la ambulancia puedan circular sin inconvenientes”, se quejó.

Lagunas del Rosario y San José son poblaciones pequeñas aunque con una cierta cantidad de habitantes que requieren servicios esenciales de manera cotidiana en las ciudades más grandes.

Los pasajeros que viven en Lagunas que deben viajar a Tulumaya deben esperar, una vez al mes, que pase el micro en la capilla del Rosario, monumento histórico más representativo del lugar o bien en la orilla del camino enripiado. En el caso de los pasajeros de San José, deben esperar el micro en los accesos a los puestos. “O donde haya gente esperando”, aclaró Quiroga.

Fuerte apoyo al reclamo

El senador provincial Gerardo Vaquer (PJ), oriundo de Lavalle, ha venido acompañado los distintos reclamos de estas comunidades desde hace mucho tiempo.

“Hoy se llega a un límite con respecto a la falta de conectividad, es algo realmente insostenible que perjudica a muchas familias de la zona”, enfatizó. El representante de la Cámara Alta y con activa participación en el equipo municipal (fue delegado de la zona de secano, años atrás y estuvo al frente de diversas iniciativas para mejorar la calidad de vida de este sector) remarcó que estas poblaciones requieren el elemental servicio de manera urgente. Y recordó que las distancias que recorre el transporte público no superan los 100 kilómetros. “El gobierno provincial demuestra una gran falencia al dejar de lado este departamento. Muchísimas personas necesitan viajar de manera frecuente por distintos motivos y hay que buscar una solución inmediata”, sostuvo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA