martes 18 de mayo de2021

Sólo suscriptores
En 4 años Mendoza pasó a ser la provincia con más pobres de Cuyo
Una de las tantas personas que están bajo la linea de pobreza. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes
Sociedad

En 4 años Mendoza pasó a ser la provincia con más pobres de Cuyo

Lo mismo sucedió con la indigencia, lidera la región con el 5,9%. En el mismo periodo sumamos casi 165 mil personas con problemas de ingreso, en total son más de 500 mil.

En 4 años Mendoza pasó a ser la provincia con más pobres de Cuyo
Una de las tantas personas que están bajo la linea de pobreza. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes
Sólo suscriptores

Bueno, así estamos. Mendoza es la provincia con más personas pobres e indigentes de Cuyo. Sí, estamos peor que San Juan y San Luis. En el 2016, cuando salieron los primeros indicadores de pobreza reales, después de la manipulación kirchnerista del Indec, San Juan era la provincia con más pobreza, tenía el 43,5% de su población en esa situación, le seguía Mendoza con el 33,5 y luego San Luis con el 27,3. Pero después, pasaron cosas, y cuatro años más tarde Mendoza quedó liderando la pobreza en Cuyo, según los indicadores del 2020, con el 44% de su población en esa situación, después quedó San Luis con el 40,6 y atrás San Juan con el 34,8.

Lo mismo pasó con la indigencia, en el 2016 San Juan lideraba Cuyo con la mayor cantidad de gente en la indigencia y el porcentaje llegaba al 5,8%, detrás venía Mendoza con el 3,7 y luego San Luis con el 3,2. Cuatro años después, en el 2020, Mendoza quedó primera con el 5,9%, luego San Luis con el 4,7 y atrás San Juan con el 4,5.

El desastre

El empobrecimiento de la población mendocina entre 2016 y 2020 fue paulatino pero el gran salto se dio en el 2018. Si bien ese fue el año que marca el quiebre y a partir del cual Mendoza comenzó a sumar pobres hasta la fecha, en la región no le fue mal. Es que San Juan seguía primero en Cuyo con el 33,1% de pobres, seguido de San Luis con el 31,3 y atrás Mendoza con el 30,7% .

Y ahí estábamos, con el pecho inflado por tener un número de pobreza, escandaloso, pero el más bajo de la región. Podíamos seguir mirando desde arriba a los puntanos y sanjuaninos, y darle sentido a todas las frases comunes que alimentan la mendocinidad: gracias a la cultura del esfuerzo del mendocino se logró crear un oasis en esta provincia. Otra más que nunca falla en ningún discurso político y de dirigentes empresariales: San Martín eligió esta provincia por su gente, porque los mendocinos somos trabajadores y nos embarcamos en grandes empresas sin temor. Y así, seguimos pensando que aquí se hacen los mejores vinos, festejamos el Día del Malbec y le rendimos pleitesía a los bodegueros que se sienten dueños de la provincia y creen que pueden manejar todo lo que se les ocurre a su antojo.

Y aquí estamos, con una matriz productiva que nos muestra en la cara estos resultados. Mendoza es la provincia más pobre de Cuyo, lo logramos los mendocinos, sí es así, tenemos que ver en esto, más allá de las administraciones nacionales, el mérito es nuestro, de nadie más. San Juan y San Luis también sufrieron los mismos problemas económicos que Mendoza, por las políticas económicas de los distintos gobiernos nacionales (Mauricio Macri y Alberto Fernández) y la pandemia. Pero nosotros nos fuimos empobreciendo más. Miren, sumamos en esos cuatro años 138.360 personas a la pobreza y quedamos en el 2020 con 451.644 en total, ese es nuestro actual orgullo mendocino.

Indigentes, se sumaron 25.994 en cuatro años y hoy estamos con 60.799 personas que no logran el ingreso necesario para comer.

Inmorales, son los que nos dirigen, políticos y empresarios. Estos números muestran el desastre al que nos están empujando sin siquiera ponerse colorados. Miren, ni la facultad de Ciencia Política y Sociales, ni la de Ciencias Económicas tienen ningún estudio sobre la pobreza en Mendoza. No es tema, no les interesa.

Si sumamos pobres e indigentes tenemos a más de 500 mil mendocinos con problemas de ingresos, son 512.443. Cuatro años atrás había 348,089, unos maestros sumamos 164.354 personas con problemas de ingreso, otro datos para el orgullo mendocino que nos gusta alimentar