Empiezan a vacunar contra el Covid-19 a unos 40 mil mendocinos en zonas rurales y barrios vulnerables

Empiezan a vacunar contra el Covid-19 a unos 40 mil mendocinos en zonas rurales y barrios vulnerables
El estadio cerrado Arena Aconcagua del Parque es uno de los principales centros de vacunación habilitados en la provincia. / Foto: Orlando Pelichotti

Aunque cumplen los requisitos para recibir las dosis contra el Covid, no se han inscripto porque no tienen acceso a internet. Irán casa por casa para anotarlos.

Los 18 departamentos de la provincia lanzaron en estos días un extenso y ambicioso operativo para buscar a los aproximadamente 40.000 mendocinos mayores de 55 años que por distintos motivos no se han inscripto para recibir la vacuna contra el coronavirus y están en condiciones de hacerlo. Las comunas han montado brigadas para relevar casa por casa, sobre todo en barrios más vulnerables, donde la tecnología y las posibilidades de inscribirse escasean, para asistir con ayuda y aumentar el porcentaje de vacunados.

Según datos del ministerio de Salud, hay entre 35.000 y 40.000 mendocinos que por desconocimiento o no tener acceso a internet no han realizado el trámite para ser vacunados. Si bien se entiende que siempre habrá algún porcentaje que por dudas o por decisión propia no se inoculará –la aplicación es voluntaria-, la estrategia es acercar el Estado a aquellos que no tienen las herramientas para hacerlo, sobre todo teniendo en cuenta que la inscripción es a través de la web y que el turno llega a un correo electrónico. El objetivo es claro: frenar la ola de contagios y aliviar los hospitales.

Por otro lado, la cartera que conduce Ana Nadal entiende además la importancia de que las personas adultas estén vacunadas, teniendo en cuenta que, más allá que la segunda ola ha afectado a un porcentaje mayor de jóvenes, son los adultos y adultos mayores los que transitan con una mayor gravedad la enfermedad, y en muchos casos, pasan la enfermedad en terapia intensiva.

De esta manera, tener a los grupos de riesgo vacunados, así como también a los mayores de 50 años, implicaría en las próximas semanas una baja en la ocupación de las camas de terapia intensiva, que hoy se ubica en 88,4% en el Gran Mendoza (84% en la provincia), ya que si bien tener la vacuna no implica que la persona no se contagie, la enfermedad suele transitarse de forma más leve.

La misma baja se prevé que ocurra también con la tasa de letalidad, teniendo en cuenta que, desde el comienzo de la pandemia, el 92,6% de los fallecidos tenían más de 50 años, según el informe semanal publicado el último viernes por el Ministerio de Salud provincial.

Por otro lado, según otro informe, el de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa), el porcentaje de población con al menos una dosis contra el Covid-19 es de un 73% en los mayores de 80 años; de un 86% para los que tienen entre 70 y 79 años; y de un 80% para los que tienen entre 60 y 69 años. En tanto, en esta última semana se comenzó con la vacunación para los de 50 a 59, y el 40% de esa franja etaria ya recibió también su primera dosis.

Sacando esta última franja, la cual fue autorizada a comienzos de esta semana con la inscripción para la vacunación general sin comorbilidades, los mayores de 60 años hace ya varias semanas podrían haberse inscripto y estar vacunados. Es por estos motivos que el gobernador, Rodolfo Suárez, solicitó a los jefes comunales que salieran a hacer relevamientos y ayudar con las inscripciones.

A la caza

Si bien se especuló en la semana que se podrían llegar a establecer más centros de vacunación que los que ya hay, esto fue descartado por el momento en la mayoría de las comunas, y los intendentes han decidido en primer lugar profundizar la acción en los barrios, ayudando a inscribir a los que no lo han hecho.

Luego de las salidas al territorio de la semana que pasó, se espera que entre el lunes o martes los intendentes se reúnan vía Zoom con la ministra Nadal y ahí se saquen conclusiones para determinar si es necesario o no de montar otros centros de vacunación.

No obstante, por ahora el único departamento que sí tendrá vacunaciones móviles es San Rafael, debido sobre todo a la extensión geográfica, con pueblos a más de 100 kilómetros de la ciudad cabecera.

Desde mañana se inoculará en distintos centros de salud -uno por día- hasta completar todos los distritos, como Real del Padre, Villa Atuel, Monte Comán, Cuadro Benegas y Punta del Agua, entre otros. Se estima que son 10 mil los sanrafaelinos que no se inscribieron pese a poder hacerlo.

Sin instrumentos

Tras estos relevamientos, desde las comunas han coincidido en que la gran mayoría de los no inscriptos son personas que no tienen cómo inscribirse o viven en zonas rurales donde se hace casi imposible acceder a la tecnología básica.

Así, por ejemplo, en Godoy Cruz y Luján se ha decidido tomar los datos con planillas y luego cargarlos, para después avisar a las personas el día que le toca vacunarse. Florencia Santoni, secretaria de Desarrollo de Godoy Cruz, sostuvo que les resulta más fácil a las personas que les avisen a través de una llamada por teléfono la fecha y hora del turno.

No obstante, destacó que, por un lado, hay entre 20 y 30% de ausentismo en los turnos asignados -que luego van fuera de horario y son vacunados igual- debido a que se olvidan de revisar el mail. Pero, además, destacó que el 75% de las casas de barrios vulnerables a las que asistieron esta semana tenían personas que cumplían con los requisitos y no se habían anotado.

En el resto de los departamentos, la situación ha sido similar, y asisten con la inscripción y luego con el aviso del turno.

El intendente de Capital, Ulpiano Suárez, indicó que hay unos 5.000 vecinos que no se han inscripto y destacó que “si es necesario” montarán un centro de vacunación móvil en alguno de los barrios del oeste. Sin embargo, por el momento seguirán con la base instalada en la Nave Cultural.

Otras comunas que realizan inscripciones, pero que también están definiendo días y horarios para vacunar en los distritos, son Junín y General Alvear.

También se realizan estudios en el propio territorio, como por ejemplo en Las Heras y Guaymallén. Los intendentes Daniel Orozco y Marcelino Iglesias informaron que van con módulos sanitarios y hacen exámenes para determinar comorbilidades, como obesidad, hipertensión o diabetes.

Este proceso también se da en municipios con amplias zonas rurales, como Rivadavia, Malargüe y Santa Rosa, entre otros. El intendente de Rivadavia, Miguel Ronco, contó que están yendo a fincas y viviendas “calles adentro” para ayudar con la inscripción, y luego los van a buscar el día del turno.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA