Elección de reina en Guaymallén: la audiencia pública, marcada por una férrea defensa al rol de la mujer en Vendimia

Julieta Gómez, Julieta Lonigro (respectivamente, virreina y reina de Guaymallén surgidas de la elección "no oficial") y Soledad Reina, ex soberana nacional y actual presidente de Corenave. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Julieta Gómez, Julieta Lonigro (respectivamente, virreina y reina de Guaymallén surgidas de la elección "no oficial") y Soledad Reina, ex soberana nacional y actual presidente de Corenave. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Ayer y ante la Suprema Corte expusieron ex reinas, abogados y ex directores de la fiesta máxima coincidieron en que el reinado es un espacio ganado por las mujeres y que hace un importante aporte a la sociedad.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza realizó la primera parte de la discusión pública en torno a la eliminación de la reina en el departamento de Guaymallén, que lo abolió por ordenanza, mientras que otro sector considera que una tradición tan arraigada a la cultura no puede borrarse por una norma. Así lo manifestaron ayer ex reinas de la Vendimia, abogados, ex directores de la fiesta máxima, incluso la única referente de la política que no estaba en la lista de oradores y que expuso por autorización del máximo tribunal, la senadora Gabriela Testa.

Sobre el final, la reina “blue” Julieta Lonigro aseguró que tiene la convicción de que los magistrados fallarán para impartir justicia y lo harán para que se continúe con la elección de la reina en el municipio gobernado por Marcelino Iglesias.

Sobre el final, otros inscriptos -fueron 50 pero sólo hubo 18 expositores- que no quedaron en el listado definitivo reclamaron que no se habían escuchado sus voces a favor de la extinción de esta costumbre mendocina y el presidente de la Corte, Dalmiro Garay, aclaró que quienes no fueron incluidos no cumplieron con los requisitos de pertinencia para aportar a esta audiencia de carácter informativo.

Sobre el final de los planteos, Garay explicó que se le dará continuidad a este procedimiento el próximo martes 6 de diciembre, cuando será el turno de escuchar los argumentos de la Municipalidad de Guaymallén y de la actora, que es la Comisión de Reinas de Guaymallén (Coreguay).

El rol de la reina de la Vendimia

La primera en abrir la audiencia pública fue la Reina de mandato cumplido Marcela Gaua, quien defendió la función social de la representante en Vendimia y remarcó que se prepara para llegar a ocupar un lugar en la sociedad, como cualquier otra mujer.

“La reina de la Vendimia tiene un rol particular y se prepara para cumplirlo. Como lo hace la señora de la Suprema Corte, como lo hace una intendenta, una senadora, una periodista o una hacedora de la Vendimia. Estamos en condiciones de definir la belleza desde otro lugar, la belleza como en el encuentro con ese ser persona, con habilidades sociales, metas y proyectos a futuro”, argumentó quien fue consagrada en 1988.

Marcela Gaua, quien fuera Reina Nacional de la Vendimia en 1988, expuso ante la Suprema Corte de Mendoza. | Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Marcela Gaua, quien fuera Reina Nacional de la Vendimia en 1988, expuso ante la Suprema Corte de Mendoza. | Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

“En definitiva la reina de la Vendimia es una mujer dispuesta a trabajar en las demandas actuales sociales. Nadie mejor que ella para acortar las distancias e ingresar en terrenos difíciles que algunos no están dispuestos a dar”, añadió Gaua.

A continuación, Estefanía Correa, reina distrital de Colonia Segovia en 2016, le habló a los ministros sobre su experiencia de haberse presentado pese a todos los escollos que encontró en el camino por no dar con los estándares de belleza establecidos.

La ex modelo XL se convirtió en un símbolo de la lucha contra la discriminación, aunque reflexionó que durante todo el tiempo en que se presentó y no logró convertirse en reina departamental “me convertí en una mujer resiliente”.

A pesar de no haber avanzado en las distintas instancias, su impronta de romper con las estructuras y cánones establecidos la llevó a ser buscada y entrevistada por medios locales, nacionales e internacionales por ser una “reina curvy”, que marcó antecedentes a los vientos de cambio en la Fiesta de la Vendimia.

En el salón de actos de la Suprema Corte también dieron su opinión abogados, organizadores de Vendimia de otros departamentos y ex directores, como Pedro Marabini.

En un declaraciones a los medios Marabini, quien es ex funcionario radical, recalcó: “No hay que renunciar a la mujer en la Fiesta de la Vendimia. Más allá de cómo se la denomine, lo interesante es una representante federal porque ¿qué sería de nosotros sin las reinas? Sería una fiesta más interesante por su género pero sin la ovación que provocan”.

Una oradora de último momento

Sobre el final de las presentaciones, la senadora Gabriela Testa y ex titular del Ente de Turismo pidió ser escuchada a pesar de no haber estado en la nómina y se le concedió la palabra por tener varios proyectos en la materia, como la reforma del reglamento y la declaración de la Fiesta de la Vendimia como patrimonio ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Testa aclaró que estaba allí a título personal para marcar “la obligación que tiene el Estado de cuidar todos los componentes de la Vendimia, que son todos los actos que la componen”.

“No se puede retirar el reinado sin un estudio integral de cuánto afectará a este patrimonio intangible que es la Fiesta de la Vendimia”, aseguró la senadora.

A su turno, Julieta Lonigro, quien fue elegida en 2022 en un festejo paralelo en Maipú y que nunca fue reconocida por la Municipalidad de Guaymallén por haber suprimido la elección de la soberana, habló al final de la audiencia pública y consideró que la Justicia va a tomar en cuenta los argumentos para que se respete el lugar de la reina vendimial.

El próximo martes se retomará esta instancia con la postura de la Municipalidad de Guaymallén que abolió la elección de la reina a través de una ordenanza en 2021, al considerar que este certamen “cosifica” a las mujeres y que no pondera las capacidades y la trayectoria, sino el aspecto físico.

Mientras que Coreguay, que planteó la acción administrativa ante la Corte, entiende que esta tradición no puede ser eliminada por una ordenanza y que hay leyes provinciales que la consagran, como la Ley 6973.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA