domingo 9 de agosto de 2020

Por ahora no se podrá ir a comer asado a Potrerillos pero sí alojarse en hoteles y cabañas. - Ignacio Blanco / Los Andes
Sociedad

El turismo interno vuelve a Mendoza, menos en San Rafael

En las próximas horas se publicará el decreto que permitirá abrir los alojamientos que cumplan con los protocolos de desinfección e higiene. Será con reserva previa y al 50 por ciento de la capacidad. En el Sur sólo permitirán picnics y asados.

Por ahora no se podrá ir a comer asado a Potrerillos pero sí alojarse en hoteles y cabañas. - Ignacio Blanco / Los Andes

El turismo interno vuelve a la provincia. Esto significa que los mendocinos podrán hospedarse en el lugar que elijan dentro del territorio local, excepto en San Rafael. Así lo determina un decreto que durante el fin de semana publicará el gobierno de Rodolfo Suárez, pero que al cierre de esta edición se estaba terminando de redactar.

Fue la ministra de Turismo y Cultura, Mariana Juri, quien confirmó a Los Andes la información. “A partir de mañana (por hoy) se publica el decreto con el que se habilita el turismo interno para toda la provincia, con excepción de San Rafael. En esta primera etapa se abrirán los alojamientos que cumplan con los protocolos de desinfección e higiene. Será con reserva previa y al 50 por ciento de la capacidad”, adelantó la funcionaria.

Asimismo, Juri detalló que habrá determinadas condiciones que deberán cumplir los hoteles y cabañas que quieran abrir sus puertas. “No podrán pasar menos de 24 horas entre que sale un pasajero e ingresa el siguiente. Esto es para garantizar la desinfección. Además, tendrán que circular con tapabocas en los espacios comunes, respetar la distancia social y utilizar alcohol en gel que proveerá el alojamiento”, enumeró la ministra.

Campaña para mendocinos

La titular de la cartera de Turismo también comentó que la habilitación se implementará de forma escalonada y respetando siempre los protocolos de cuidados necesarios. “Se hará paulatinamente. Así que en los próximos días vamos a lanzar una campaña de promoción que acompañará el anuncio para decirle a los mendocinos que, ahora que tienen a Mendoza toda para ellos, la aprovechen”, remarcó Juri.

Desde el Gobierno también explicaron qué es lo que todavía no podrán hacer los mendocinos y por qué. Si bien podrán ir a pasar unos días a un hotel o cabaña, según gustos y posibilidades de cada quien, no tendrán todavía chance de salir a la montaña a pasear o comer un asado al lado del río.

Los hospedajes deberán tener un mínimo de 24 horas entre la llegada de un turista y otro. - Ignacio Blanco / Los AndesIgnacio Blanco | Ignacio Blanco

El motivo de esta discriminación es porque, al no haber en Mendoza circulación comunitaria del Covid-19, es importante ante la posibilidad de que aparezca un nuevo caso, conocer el nexo epidemiológico.

“En un lugar habilitado para el alojamiento, como un hotel, la persona va y registran sus datos y los días que estuvo. En cambio, si un grupo va a comer un asado a Potrerillos, por ejemplo, no hay registro. Ir abriendo el turismo interno de esta manera es entonces para tener un control detallado ante un posible contagio”, desarrolló una fuente vinculada al Ejecutivo.

Nueva forma de pasear

En el decreto que se conocerá este fin de semana se establecen los distintos protocolos que deberán cumplir los alojamientos que quieran volver a abrir sus puertas al turismo mendocino. En este sentido, lo que sí ya trascendió es que las personas tendrán que mantener la distancia social, es decir, estar a más de dos metros en las zonas comunes, y también deberán usar tapaboca en las áreas públicas.

Además, hay que tener en cuenta que la gastronomía también está habilitada con los mismos cuidados. “Después hay situaciones puntuales que hay que ir evaluando a medida que lo vayan solicitando. La idea es que en una segunda etapa se habiliten las actividades relacionadas al turismo, como excursiones y demás”, concluyó la ministra Mariana Juri.

San Rafael tendrá que esperar al 26 de junio

Mientras en casi toda la provincia estará retomando su actividad el turismo interno, San Rafael deberá esperar al menos hasta el 26 de junio. Esto es porque, como hasta el momento la ciudad sureña no ha tenido casos de coronavirus, su intendente solicitó que la reapertura allí se postergue hasta tal fecha.

“Queremos estar bien preparados y capacitados en los controles de ingreso y en dar formación a todo el personal sobre los nuevos protocolos. No queremos trabar el decreto provincial, sólo solicitamos unos días más para tener las mejores condiciones de seguridad sanitaria para los visitantes y prestadores”, explicó Emir Félix.

Asimismo, el jefe comunal señaló que pedirán que el mismo 26 de junio también se habilite la posibilidad de hacer paseos recreativos, como salir a comer un asado al Valle Grande, ya que “es algo muy arraigado en San Rafael".

“Tenemos que cuidarnos y prepararnos mucho, ya que hay un total de 500 prestadores que se tienen que adecuar a las nueva normativas”, cerró Félix.