En el paso a Chile ya hay más de dos mil camiones del lado argentino

Entre 800 y 1.000 camiones por día dejaron de cruzar al vecino país. Ayer había 1.300 transportistas esperando para cruzar pero sin querer hacerlo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Entre 800 y 1.000 camiones por día dejaron de cruzar al vecino país. Ayer había 1.300 transportistas esperando para cruzar pero sin querer hacerlo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Por las nuevas exigencias de las autoridades transandinas y las malas condiciones hay demoras y los transportistas no quieren cruzar la frontera. Hasta el momento cerca de 2 mil vehículos habrían dejado de pasar a ese país. Denunciaron malos tratos en Los Libertadores y llaman a no llevar cargas hacia ese destino.

El transporte terrestre por el paso Cristo Redentor se encuentra prácticamente parado, tras una serie de circunstancias asociadas a las disposiciones por la pandemia de Covid. Hoy la situación se mantiene igual: no están cruzando los camiones al país vecino y ya hay una acumulación de más de 2000 transportes del lado argentino. Desde Aprocam informaron que continúan haciendo las gestiones necesarias ante las autoridades trasandinas para destrabar el conflicto. Y resaltan que los importadores y exportadores están sufriendo las peores consecuencias que ocasiona la falta de movimiento en la frontera.

Medidas tomadas desde el fin de semana por el gobierno chileno determinaron demoras de días en la frontera que une Argentina con ese país a través de Mendoza. Además de la espera en condiciones sanitarias inadecuadas, los transportistas han denunciado malos tratos a quienes dan positivo de Covid en el complejo Los Libertadores. Contaron y mostraron en un video que los mantienen encerrados en una habitación, durante horas y sin comida.

Ya hace al menos tres días, desde el domingo que se presentan estas situaciones y ante esto, los camioneros que se encuentran en la montaña en su mayoría han decidido no cruzar al vecino país mientras que la entidad que los nuclea ha llamado a evitar las cargas con ese destino, no sólo en Mendoza sino en todo el país. Así, entre 800 y 1.000 camiones por día dejaron de cruzar a Chile.

Esta situación tiene un severo impacto sanitario y económico, han advertido diversos implicados, que se suman al ya producido tras casi dos años de pandemia.

“Es un verdadero dolor de cabeza sanitario y económico”, aseguró Mario Bustos Carra, gerente general de la Cámara de Comercio Exterior. “Hay un aumento de los costos logísticos que esta situación demanda”, resumió.

La Asociación Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) advirtió que las demoras implican pérdidas de millones de dólares para el comercio internacional y de turnos en los buques en medio de una logística internacional que ya está por demás complicada. Lo atribuye a las nuevas medidas sanitarias tomadas por Chile en frontera.

“Queremos una medida concreta que solucione no sólo las demoras, sino el trato que están recibiendo los choferes, a los que han encerrado en minúsculas habitaciones sin atención médica y por varias horas. Hasta tanto no haya una respuesta del vecino país, sugerimos a las empresas no enviar cargas a Chile”, comunicó la comisión directiva de Aprocam, encabezada por su presidente Daniel Gallart.

La asociación señaló que, en virtud de las medidas tomadas por Chile desde el 14 de enero de testear a todos los choferes que ingresen por Libertadores, y de las fallas en el trato humanitario que generaron estas medidas, sugiere a los transportes de carga, no sólo de Mendoza sino de todo el país, interrumpir el servicio a Chile.

Complicado paso fronterizo

El delegado provincial de Los Andes, en Chile, informó el viernes que el sábado 15 de enero no habría atención para micros y vehículos particulares en Los Libertadores debido a un brote de Covid-19 en trabajadores del complejo. Solo se mantuvo la atención de transporte de cargas.

Tras dos años sin la posibilidad de ingresar a Chile desde Mendoza por la pandemia, el 4 de enero pasado las autoridades trasandinas habilitaron el complejo con una serie meticulosas exigencias. Ante esta situación, tomaron nuevas. Así, desde el domingo se decidió realizar un testeo con examen de antígenos a todos los transportistas que ingresen al país al inicio del circuito de revisión para tranquilidad de los trabajadores que allí se desempeñan. Además ahora el ingreso a Chile es solo de viajeros que retornan a su país de origen, no para turismo.

Los problemas ya llevan tres días. En condiciones normales pasan entre 800 y 1.000 camiones diarios hacia Chile por el paso Cristo Redentor. Si pasaran, con el ritmo de PCR actual, podrían hacerlo 240, ya que los transportistas han informado que logran realizar 5 cada media hora. Es decir que, aún pasando, quedaría varado un tercio cada jornada.

Como consecuencia de esta situación ayer había 1.300 camiones esperando para cruzar pero sin querer hacerlo, informó el coordinador del paso internacional, Justo José Báscolo.

“La mayoría de los camioneros no quieren salir a documentar a Chile, están esperando”, señaló. Y luego fue más tajante: “El transporte de cargas hacia Chile está prácticamente parado”.

Bustos Carra dijo que es muy difícil calcular los costos en términos monetarios pero enumeró que influyen en el costo de transporte, por el tiempo perdido; las estadías, el uso de contenedores que están parados, se alquilan o no vuelven vacíos para ser reutilizados. También impacta en el tiempo de entrega de la mercadería y en los turnos para cargarla en los buques que por esta circunstancia, pueden perderse.

Hay que agregar la pérdida de tiempo productivo por parte de los transportistas. En cuanto a lo sanitario, refieren que la espera se da en condiciones inadecuadas para el resguardo de la salud y que incluso podrían favorecer el contagio de Covid.

Los consultados coincidieron en señalar que si un transportista llegó sin Covid y tras haber esperado en alta montaña durante 4 días como ha ocurrido, en condiciones inadecuadas, es más probable el riesgo de contagio.

Desde Aprocam advirtieron que no es una cuestión excepcional sino que el transporte hace años que tiene problemas permanentes para pasar a Chile. Advierten que el mayor es que los trámites no están integrados, las demoras son larguísimas y ahora más aún. Si bien los reclamos han sido muchos, han sido infructuosos y aseguran que es común que Chile imponga medidas arbitrarias incluso porque no se respetan acuerdos binacionales.

Los turistas no pueden ingresar al vecino país

La incertidumbre respecto del tránsito hacia Chile es saciada a cuentagotas y sigue cerrado para el ingreso con fines turísticos. Las autoridades chilenas lo dispusieron de manera repentina el viernes y dejaron varados numerosos vehículos particulares en el cruce. Luego, se abrió el domingo para habitantes chilenos que quisieran regresar, en principio para ese día y el lunes.

El lunes por la noche, cerca de las 23, el Complejo Los Libertadores informó que martes y miércoles el tránsito estaría habilitado para vehículos de carga en horario normal y personas que retornan a sus países de origen de 8 a 14. Hacia adelante, no se sabe más.

El anuncio, realizado en Twitter por las autoridades chilenas, trajo aparejados cuestionamientos sobre el aviso sobre la marcha, casi cuando ya se iniciaba el martes. Así lo expresaron los usuarios de la red social.

“Argentina es receptiva al ingreso de turistas; hasta ahora seguimos con el status impuesto por Chile que permite ingreso a residentes en ese país”, expresó Bascolo.

La situación de incertidumbre también ha impactado en el ingreso de turistas desde Chile, sobre lo cual dijo que se ha notado una merma importe. Esto también genera consecuencias económicas para el sector turístico de ambos lados de la frontera, uno de los más afectados durante la pandemia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA