El titular de la DGE confirmó que se aumentará la presencialidad tras las vacaciones de invierno

El titular de la DGE confirmó que se aumentará la presencialidad tras las vacaciones de invierno
Censaron en lectura a los alumnos de Mendoza. José Thomas, en la conferencia de prensa en la que también habló de presencialidad.

Aunque no dio detalles, dijo que el buen desempeño en esta mitad de año y el avance de la vacunación contra el Covid permitirá a las escuelas aumentar la cantidad de chicos en las aulas.

La conferencia que brindó esta mañana la Dirección General de Escuelas (DGE) para hablar del “Censo de fluidez lectora”, que ya tiene sus primeros resultados, sirvió también para adelantar que la presencialidad seguirá a pie firme en Mendoza, si es que las condiciones epidemiológicas no cambian negativamente. José Thomas, el titular de la cartera educativa, así lo confirmó.

“Necesitamos que todos, no sólo los docentes, se vacunen. Hoy, tener a más docentes vacunados es sinónimo de presencialidad”, dijo el funcionario.

Además, con vistas a la segunda parte del año, confirmó un dato que había anticipado ya Los Andes hace dos semanas: “Vamos a tener un semestre distinto al primero y, por supuesto, muy distinto al del año pasado. Esto significa que vamos a tener más presencialidad, aunque tengamos el mismo nivel de dificultades”.

En este sentido, a su vez, Silvina Del Pópolo (directora de Planificación de la Calidad Educativa), confirmó que “si la situación epidemiológica lo permite, aumentaremos la presencialidad”. Y destacó como particular en este ciclo lectivo “el gran desafío” que resultó “la bimodalidad o presencialidad alternada”.

Tras un año 2020 en el que predominó la virtualidad, este 2021 fue más complejo para el dictado de clases el combinar grupos de alumnos que asistían presencialmente a las aulas con otros que lo hacían virtualmente, modalidad que se ve en gran parte (aunque no en todos) los establecimientos educativos de la provincia.

A propósito de esa ventaja con respecto al año pasado, Thomas subrayó como un motivo de orgullo “el haber tenido los chicos en las aulas”, algo que fue una decisión firme y mantenida con ciertas dificultades. “Es pronto para hacer un balance, pero nos habíamos propuesto la presencialidad y no fue fácil, sobre todo en abril (N. de la R.: por la situación epidemiológica que se vivió ese mes y el siguiente). Desde el operativo, el balance igual es bueno. Siempre es mejor que el chico esté en el aula. Los directivos, además, dicen que fue bueno arrancar con grupos de chicos de alumnos (burbujas), porque esto permitió acompañar las trayectorias débiles”; explicó Thomas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA