lunes 30 de noviembre de 2020

Flexible. Suárez hizo los anuncios mientras recorría un centro extra hospitalario. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Sociedad

El nuevo fin de semana: vuelven las reuniones familiares y las salidas sin DNI

El gobernador, Rodolfo Suárez, flexibilizó el distanciamiento en la provincia con un nuevo decreto. Lo justifica en el amesetamiento de la curva de contagios.

Flexible. Suárez hizo los anuncios mientras recorría un centro extra hospitalario. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

El gobernador, Rodolfo Suárez, decidió flexibilizar aún más las restricciones con las que Mendoza combate la pandemia del coronavirus, gracias al “amesetamiento” de la cantidad de contagios por día, la baja en la tasa de duplicación de casos y también la caída en el grado positividad de los testeos. De esta manera, y en una determinación que impactará en las relaciones sociales de los mendocinos, habilitó las reuniones familiares para sábados, domingos y feriados; mientras que también dispuso cambios en las salidas por DNI, que no regirán viernes, sábados ni domingos.

Las medidas las anunció ayer al mediodía en Ugarteche (Luján de Cuyo), donde inauguró uno de los módulos de aislamiento extra hospitalarios para pacientes con Covid 19, donado por el Consejo Empresario Mendocino (CEM), en un acto del que también participaron el intendente Sebastián Bragagnolo; la ministra de Salud, Ana Nadal; y el titular del CEM, Federico Pagano, entre otros.

Allí Suárez, decidió hablar de varios temas con los medios de comunicación, entre los que se destacaron las nuevas flexibilizaciones, los pedidos al Gobierno nacional para habilitar los vuelos, el análisis sobre la situación económica de la provincia, la imposibilidad de realizar la Fiesta Nacional de la Vendimia; y el posible retorno a las clases presenciales.

Concretamente, Suárez informó que el decreto (que fue publicado hoy en el Boletín Oficial) establece que se permitirán las reuniones familiares de hasta 10 personas en toda la provincia, con parentesco hasta el segundo grado (padres, hijos, abuelos, nietos y hermanos) para los días sábados, domingos y feriados, de 9 a 23 horas.

“Sabemos que ocurren, pero vamos a darle orden a estas reuniones”, razonó el Gobernador, teniendo en cuenta que más allá de las restricciones, gran parte de la sociedad ha seguido manteniendo los vínculos familiares con reuniones clandestinas.

Hay que recordar que esta acción se da luego de más de dos meses desde que las reuniones familiares están suspendidas. Fue el 3 de agosto cuando el Gobernador decidió dar marcha atrás a estos encuentros, tal como se había dispuesto a nivel nacional, por el aumento de los casos.

Por otro lado, también anunció que el esquema de salidas por la terminación del DNI también se flexibilizó, ya que solamente funcionará de lunes a jueves (lunes y miércoles para los que terminan del 1 al 5; y martes y jueves para los terminados del 6 al 0), mientras que viernes, sábado y domingo, no regirá este esquema, sino que se liberará para que todos puedan realizar las actividades permitidas por los decretos que reglamentan esta época de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Dispo).

Además, dejó en claro que se mantendrá el alerta sanitario entre las 23.30 y las 5.30, que está planteado principalmente para evitar las fiestas clandestinas, que es donde más casos de coronavirus se producen, según manifiesta el Ministerio de Salud.

Números alentadores

Ante los medios el mandatario destacó que estas decisiones que tendrán impacto social, han sido fruto del análisis realizado en los últimos días con la evolución de casos, donde se llegó a la conclusión que Mendoza se encuentra en una “meseta” con la cantidad de casos.

Suárez sostuvo que, según los números del Ministerio de Salud, la tasa de duplicación pasó de 13 días -en los momentos que estuvo más complicada la situación de aumento de contagios- a 34 días; y que idénticos datos alentadores aparecen respecto de la positividad de los testeos que se realizan, ya que bajó de 48% a 35%.

“Hemos logrado mantener controlados los casos de coronavirus, con la economía abierta”, lanzó en lo que se puede entender como un tiro por elevación al Gobierno nacional, cuyo ministro de Salud, Ginés González García, se ha encargado de criticar, desde un primer momento, las medidas tomadas en Mendoza.

Estos datos ayudaron a plantear estas flexibilizaciones, pero también se cruzaron con el grado de circulación de los mendocinos. Tal como marcan los datos del Ministerio de Seguridad, el mayor movimiento de gente se produce entre el lunes y jueves (días en los que seguirá funcionando la salida restringida por DNI), mientras que hacia el fin de semana la circulación baja.

“Ha sido la conducta de los mendocinos, que debemos seguir manteniendo, lo que nos permite vivir con mayor libertad y que el impacto de la pandemia no sea tan duro”, comentó el Gobernador, quien valoró el uso de tapabocas, el distanciamiento social y el respeto de las normas.

Cautela

No obstante, Suárez se mostró con los pies sobre la tierra, al indicar que no quiere “ser exitista”, porque la situación “sigue siendo complicada, tenemos una meseta y una baja, que tenemos que cuidar. La ciencia aún no gana la pelea con este virus, porque es impredecible, contagioso. Tenemos la gran esperanza, que tiene que ir acompañado de la gran responsabilidad de todos, de cuidarnos y ojalá el pico lo hayamos pasado. Pero no lo puedo afirmar científicamente”.

Acá aparecen los números de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), que están nuevamente al límite, con 90% de ocupación en los hospitales del Gran Mendoza. La ministra de Salud sostuvo que “sigue alto el nivel de ocupación, pero tenemos el desafío de ir ampliando camas”, así como también generar “unidades de contención de terapias, donde se pueda compensar a un paciente con respirador e irlos trasladando a las UTI”.

Ante estos datos sensibles, Nadal se apoyó en los dichos del Gobernador y destacó que “de ninguna manera tenemos que ser exitistas” y que es necesario “cuidar este esfuerzo que ha hecho la sociedad: el coronavirus se evita tomando distancia, usando tapabocas y no relajándose, con medidas de higiene profilácticas como el lavado de manos”.

“Se los pido en representación de todo el equipo de Salud que está trabajando muchísimo. Por favor cuidémonos, porque si se escapa la curva tendremos que tomar otras decisiones administrativas que nos complican la vida a los mendocinos”, finalizó la ministra, poniendo datos fríos ante la buena noticia de la flexibilización de la cuarentena.

Los cambios del decreto

Reuniones familiares. Se habilitan hasta un máximo de 10 personas con parentesco hasta el segundo grado en línea ascendente, descendente o colateral. Podrán realizarse sólo los sábados, domingos y feriados, entre las 09 y las 23.

Salidas por DNI. Regirán solamente de lunes a jueves (lunes y miércoles para terminaciones 1, 2, 3, 4 y 5; y martes y jueves para terminaciones 6, 7, 8, 9 y 0). Viernes, sábados y domingos no regirá ningún tipo de limitación.

Una Vendimia virtual

La edición de la Fiesta Máxima no ve alterados sus planes virtuales tal como se había anunciado. El Gobernador aseguró que se está trabajando “con los representantes de los artistas y directores de fiestas. Esta será una vendimia virtual y distinta, queremos generar empleo a los artistas que no tienen trabajo para que no pierdan todos sus ingresos”. Ya hubo reuniones con ex directores para ir puliendo algunas ideas posibles para una Vendimia innovadora y creativa que tendrá a las plataformas remotas como protagonista.

“Obviamente descarto una vendimia con público, masiva”, resaltó Suárez. De allí se desprende que el cronograma vendimial no se llevará a cabo como tradicionalmente sucede, con celebraciones y multitudes de gentío. En esa línea, Suárez avisó que “no es posible de ningún modo al igual que la Vía Blanca y Carrusel, ya que no podemos tener cientos de personas en la calle”. Por este motivo mantiene charlas con todos los intendentes y hacedores culturales para aportar ideas.

A los estatales: “Tengan en cuenta que cobran el sueldo”

Ante los pedidos de los gremios y la apertura de paritarias, Suárez indicó estar “en conocimiento de todos los reclamos, no solamente del área de salud, los reclamos en Casa de Gobierno son todas las mañanas, hoy reclama la gente del turf, de los jardines, los reclamos son permanentes porque la situación es crítica”.

“Queremos llegar a la solución mejor posible para todos, equitativa y justa entre todos los sectores de la sociedad. Hay gente que está cobrando lo mismo pero que está cobrando, hay gente que ha perdido los trabajos, vemos auto de gente vendiendo huevos, empanadas, pan, porque es una situación crítica y de pandemia”, sostuvo.

Suárez recordó que “estamos en un proceso que durará un tiempo más” y que se hace “un gran esfuerzo desde el Estado, que también la pasa mal porque la recaudación cae”. Por esa razón pidió a “aquellos que tienen garantizado un sueldo que también tengan en cuenta que lo están cobrando y mucha gente la está pasando muy mal porque ha perdido todas sus fuentes de trabajo”.

Suárez reclama la reapertura de vuelos

En cuanto a la posible apertura del turismo a nivel nacional, el Gobernador cuestionó la decisión de mantener cerrados los aeropuertos a nivel nacional y sostuvo que ya realizó un pedido concreto para que se normalice la situación.

“Hemos pedido la apertura del aeropuerto, creemos es necesario que haya vuelos, en el resto del mundo se está volando. No puede ser que seamos de los pocos países sin vuelos nacionales”, destacó.

Además, expresó que el turismo “en gran parte de la provincia está funcionando muy bien. Creemos que tiene que empezar a haber un poco de movimiento, habría que ver las formas, puede ser con un ‘seguro covid’, hay que estudiar si pueden circular los que ya hayan tenido la enfermedad, tenemos que estudiar todo eso”, aclaró.