lunes 21 de septiembre de 2020

El mercado laboral de Mendoza retrocedió una década. / Claudio Gutiérrez
Sociedad

El mercado laboral de Mendoza retrocedió una década

En mayo se perdieron 17 mil puestos de trabajo respecto de 2019 y se profundizó una crisis previa que acumula ya 18 meses con caídas. La asistencia estatal es clave para esta etapa.

El mercado laboral de Mendoza retrocedió una década. / Claudio Gutiérrez

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, Mendoza perdió casi la totalidad de los empleos privados registrados que había creado desde 2010. Para los economistas, el resultado hubiera sido mucho más “catastrófico” sin la implementación de la medida que prohibió los despidos.

El dato se desprende de un informe publicado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, que indica que en mayo último se contabilizaron sólo 225.816 empleados privados registrados en la provincia, 17.346 menos que a igual mes de 2019. Así, retrocedió una década entera en materia de empleo. Para encontrar un mercado laboral más chico, hay que remontarse a mayo de 2010, cuando había 219.958 trabajadores formales.

De todas formas, sería incorrecto adjudicar este resultado únicamente a la llegada del coronavirus. La pandemia dio el golpe de “knock out” al mercado laboral mendocino, pero si se analizan los resultados históricos publicados por el Gobierno, se observa que mayo de 2020 fue el 18° mes consecutivo de caída. La última vez que se crearon puestos de trabajo fue en noviembre de 2018. A partir de diciembre de ese año, el balance fue siempre negativo.

El mercado laboral de Mendoza retrocedió una década. Gustavo Guevara / Los Andes

Provincia en crisis

Diferentes economistas consultados por Los Andes explicaron qué significa que el mercado laboral haya retrocedido diez años y qué consecuencias traerá para la economía provincial. Raúl Mercau señaló que la pandemia, que desembarcó en marzo, afectó tanto al “factor trabajo” como a los diferentes sectores productivos. “Se dice que por cada punto de caída del nivel de actividad económica hay una retracción de medio punto en el empleo privado”, comentó.

“Cuando uno analiza la recaudación de Ingresos Brutos, que entre mayo y junio cayó 40% en términos reales, puede entender lo ocurrido con el nivel de actividad”, graficó.

Mercau resaltó la doble indemnización, la prohibición de despidos, la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que paga el 50% del salario de los trabajadores y ayudas con créditos a tasa reducida como medidas que ayudaron. Aun así, como lo demuestran los números, la pérdida de puestos de trabajo fue histórica.

El economista Carlos Rodríguez indicó que la crisis del mercado laboral responde a un factor estructural y a otro coyuntural. “El primero refiere a la recesión que se arrastraba desde el período anterior. Además, parece estar creciendo el desempleo estructural. Lo coyuntural tiene que ver con la crisis económica que surgió con la cuarentena”, comentó.

“Por otro lado, considero que hay un problema que no debe soslayarse y es el paulatino agotamiento del modelo productivo. Esto lleva a que no podamos mantener el nivel de empleo privado que deberíamos tener. Se debe redefinir el modelo estratégico de Mendoza”, apuntó.

También compartió su análisis Nicolás Aroma, asesor del Partido Justicialista, quien destacó que el desempleo en Mendoza se duplicó entre 2015 y 2019, y luego se profundizó con la pandemia. Para el economista, sin la ATP el número de despidos hubiera sido mucho mayor porque muchas empresas hubieran quebrado.

“La situación de Mendoza es particularmente preocupante porque no cuenta con herramientas autónomas para sostener y crear empleos. En estas situaciones excepcionales es necesaria una expansión del Estado mucho más agresiva”, dijo y cuestionó Mendoza Activa, el programa provincial para generar empleo privado: “Está mal enfocado. El programa está pidiendo al sector privado justo lo que no tiene y necesita: dinero”.

Se mostró en desacuerdo Sebastián Laza, asesor del Ministerio de Economía de Mendoza. “Crédito disponible hay. El Banco Nación y el Fondo para la Transformación y el Crecimiento tienen créditos con buenas tasas. Mendoza Activa es la gran apuesta para recuperar buena parte de los 17.000 puestos de trabajo que se perdieron. Es un esfuerzo muy grande que hace el Estado para incentivar la economía”, subrayó.

En relación al mercado laboral, Laza coincidió en que “la pandemia fue un golpe muy duro”, pero aseguró que la caída más profunda de la economía ya pasó (abril y mayo). “En junio y julio hubo otro nivel de actividad y eso se notará seguramente en los próximos datos”, declaró.