El mendocino que suma su ayuda a los ucranianos para huir de la guerra

Franco sostiene que, por poco que sea el aporte, la suma de dinero donada puede cambiar la realidad de muchísima gente. “Le pedimos ayuda a Mendoza”, dice. Foto: gentileza
Franco sostiene que, por poco que sea el aporte, la suma de dinero donada puede cambiar la realidad de muchísima gente. “Le pedimos ayuda a Mendoza”, dice. Foto: gentileza

De paso por Sicilia, Franco Amoretti (31) se contactó con monjas de Ucrania con quienes colabora creando cuentas de Paypal y Bitcoin para que reciban donaciones de todo el mundo.

Franco Amoretti (31) es oriundo de Godoy Cruz pero lleva una vida poco convencional: es ingeniero graduado en Italia y durante los últimos años conoció varias partes del mundo y sumó grandes experiencias. Desde Birgi, una pequeña población de Sicilia (Italia) y convencido de que un granito de arena puede cambiar el mundo, puso manos a la obra cuando llegó a sus oídos la labor de una congregación religiosa de Ucrania denominada Siervas del Señor y de la Virgen de Matará.

“Se había desatado la guerra y caminaba por las calles de Milán sin poder creer lo que veía, una vida absolutamente normal, como si nada sucediera. El mundo seguía su ritmo normal mientras las bombas caían cerca”, recuerda.

“Me angustiaba mientras observaba la gente relajada compartiendo cerveza. En un momento sentí que estaba haciendo lo mismo, no me involucraba”, completa Franco.

Como una señal, desde Mendoza su papá le envió dinero para que transfiriera fondos desde su cuenta europea a esta congregación. Entonces decidió contactarlas, saber quiénes eran, qué hacían y ponerse a disposición.

“Es un grupo de monjas que lleva a cabo un proyecto trascendente y a pulmón: se dedican a sacar a personas de la zona de conflicto para trasladarlas en traffic hacia la frontera, donde son recibidas por voluntarios y llevadas a ciudades de Europa. Luego regresan, buscan nuevos refugiados y vuelven a cumplir el mismo trayecto”, relata.

Esta iniciativa, advierte, requiere de mucho esfuerzo y complejidad. “Trasladan a personas devastadas psicológicamente que necesitan alimentos, abrigo y medicamentos, además de combustible para los permanentes traslados”, acota.

Así, le explicaron a Franco que necesitaban ayuda económica del mundo entero. También le enviaron fotografías tomadas al momento de rescatar a las personas. Franco pudo percibir y dimensionar la situación en Ucrania.

Lo primero que hizo, junto con un amigo fue armar un video relacionado con la labor de la congregación. “Fue a partir de fotos muy precarias pero que ayudaban a percibir el cuadro”, describe.

Luego, a partir de sus conocimientos y habilidad con la tecnología, abrió para esa comunidad religiosa cuentas de Paypal y Bitcoin para que pudieran recibir ayuda desde todo el mundo. Este procedimiento fue armado de manera transparente, accesible y amigable.

“Hoy, con un apenas un clic, la bola de nieve puede transformarse en algo gigante, sin límites”, opina, para valorar el rol de la tecnología en medio de este conflicto.

El flyer que complementa el video reza: “¡Por favor! ¡Necesitamos su apoyo! Todos los días ayudamos a la gente en Ucrania a sobrevivir de la terrible situación en que se encuentra. Tenemos que unirnos y ayudar a los que más lo necesitan ¡Dios los bendiga! Siervas del Señor y de la Virgen de Matará”. Debajo, publican las cuentas bancarias y los contactos.

“Muchas personas temen que el dinero se diluya en el camino pues existen costos de transacción que van aminorando el valor que llega a manos de los destinatarios”, ejemplifica Franco.

Por eso, estas cuentas permiten que llegue a buen puerto la mayor parte de lo donado, a excepción, claro, del costo mínimo de las comisiones por parte de los entes que procesan el pago.

“Hoy cualquier persona de cualquier lugar del mundo puede aportar a esta causa con la garantía de que llega en el momento casi la totalidad”, añade.

Por poco que sea el aporte, la suma puede cambiar la realidad de muchísima gente, asegura. Lo cierto es que Franco, a través de sus numerosos contactos, comenzó a difundir estas cuentas al mundo utilizando todas las redes sociales. Las monjas hicieron lo propio.

“Necesitamos que se siga replicando y por eso le pedimos ayuda a Mendoza. Es una cuestión de minutos, nada más, un procedimiento simple y al alcance de todos”, agregó.

El contacto con la naturaleza y la esencia de las personas

Franco se define como una persona con “hambre” de conocer el mundo y la realidad. “Quiero entender qué está sucediendo y suelo hacerme muchas preguntas. Busco más contacto con la naturaleza y con la esencia de las personas”, reflexiona.

Franco es el menor de una familia numerosa. Sus padres, Clara y José María, tienen un servicio de máquinas expendedoras de café. Sus hermanos son Fernanda, Agustín, Diego, Margarita y Lucas.

Comenzó a estudiar Ingeniería Industrial en la UNCuyo, carrera que finalizó en un politécnico de Milán gracias a una beca. Junto con su novia de entonces, se volcaron a la ingeniería orientada a negocios. “La rama que seguimos, entrepreneur e innovation, me explotó la cabeza. Un profesor, una de las voces de la innovación en Italia, me ayudó a entender que se puede pensar en grande”, amplía.

A partir de allí, Franco no ha dejado de viajar: Asia, Hawai, Barcelona, Portugal, Sudamérica y ciudades de Europa son algunos de los puntos del planeta que conoció.

“Trabajar en forma remota brinda una amplitud inimaginable porque eso me otorga libertad, recorrer países en una van o en motoneta y creo que este es el momento. Encontrar la paz y el sentido de la vida”, concluye.

Cómo ayudar

Siervas del Señor y de la Virgen de Matará:

PAYPAL Donation: https://www.paypal.com/donate/?hosted_button_id=JDHWSVX9ADAS4

Bitcoin Donation (Bitcoin wallet):

1BpEVjmF7xXUogRdhPVPfqVjCQ1oHfYKCo

Bank transfer donation:

Bank name: JSC KREDOBANK, Lviv, Ukraine

SWIFT: WUCBUA2X

IBAN: UA543253650000026206011336890

Benefiaciary: OKSANA KOROL

Beneficiary adddress: Honty 15. Krykhivtsi. Ivano-Frankivsk. (76493) UKRAINE

Si se desea contactar directamente, se puede escribir por WhatsApp al +380 96 954 2819

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA