El incendio en Valle Grande afectó 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió

El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Municipalidad de San Rafael.
El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Municipalidad de San Rafael.

Durante el domingo, las llamas se extendieron en el destino turístico de San Rafael y afectaron zonas donde hay cabañas. Bomberos voluntarios de las inmediaciones fueron los primeros en intervenir y reclaman una acción más inmediata en estos casos. El fuego habría sido provocado intencionalmente y hay una persona aprehendida.

Las llamas del incendio que se inició durante la mañana del domingo pasado afectaron a cerca de 700 hectáreas en la zona del ingreso Cañón del Atuel (Valle Grande, San Rafael), incluidos dos complejos de cabañas y un bosque donde se ofrece la posibilidad de practicar arborismo a los visitantes. Tras más de 8 horas de combatir las llamas y de un arduo trabajo, finalmente personal de bomberos logró extinguir las llamas y controlar la situación.

Adrián Vergani, titular de Defensa Civil del departamento de San Rafael, señaló que todo indica que el incendio fue provocado intencionalmente y ya hay una persona aprehendida, que aparentemente fue el iniciador de las llamas. El caso será llevado a cabo por la fiscal Andrea Rossi, que ya se puso en marcha para juntar más pruebas y así sumar a la causa.

“Más allá de las cabañas y complejos que fueron alcanzados por las llamas, no tuvimos ningún afectado de consideración de milagro. Lo de la gente fue fenomenal ayudándonos, gracias a Dios; desde la Policía Turística hasta los vecinos y los chicos de los complejos. Como pudieron, de remeras y pantalón corto, se acercaba a ayudarnos con lo que fuera”, destacó el jefe del cuartel de Bomberos voluntarios de Salto Las Rosas, Pablo Franciuli.

El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Ministerio de Seguridad de Mendoza.
El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Ministerio de Seguridad de Mendoza.

Además, el jefe del cuartel se refirió con términos muy duros a las autoridades provinciales y municipales, a quienes acusó de no intervenir en tiempo y forma en estos episodios. “Las perspectivas no son buenas. Año tras año, cada vez los incendios se ponen más complejos y es algo que hemos transmitido a las autoridades del voluntariado. El tema es que la política termina desvirtuando todo, y en el Sur está la particularidad de que existe un color político distinto al de la Provincia. Y, a la larga, todo termina repercutiendo y afecta al turismo, que es una de las cosas que nos jactamos que funcionan bien en Mendoza”, resumió el jefe del cuartel.

Entre los fundamentos de las críticas hacia la Provincia y el Municipio de San Rafael, Franciuli destacó que los mismos funcionarios que se sacan fotos posando con los helicópteros para combatir incendios son quienes aportaron apenas dos camiones de agua para combatir el feroz incendio y, por otro lado, quienes enviaron esos helicópteros cuando ya habían pasado más de seis horas desde el inicio del fuego y las altas temperaturas -que facilitaron su propagación- habían pasado.

“La zona donde se originó el incendio no es jurisdicción nuestra. Pero como ya hemos intervenido en otros episodios -y también en la poda de árboles de más de 30 metros para evitar que el viento los voltee-, la gente nos llamaba a nosotros. Desde los dueños de las cabañas hasta los turistas que se alojaban”, destacó Franciuli.

El intendente Emir Félix durante el operativo para sofocar las llamas en Valle Grande. Foto: Muncipalidad de San Rafael.
El intendente Emir Félix durante el operativo para sofocar las llamas en Valle Grande. Foto: Muncipalidad de San Rafael.

Todo a pulmón

Salto Las Rosas se encuentra a 30 kilómetros de la entrada al Cañón del Atuel, en la zona de Valle Grande, y a 20 kilómetros de la ciudad de San Rafael. Y fue en el cuartel de bomberos voluntarios de esa localidad donde, antes de las 11, comenzó a sonar sin descanso el teléfono.

“Los dueños de las cabañas y complejos comenzaron a llamarnos y nosotros les decíamos que se comunicaran con el 911 para que se activara el protocolo y movilizaran y coordinaran los recursos necesarios. En simultáneo, por radio intentamos comunicarnos con la delegación de Recursos Naturales de Monte Comán y con Defensa Civil del Municipio de San Rafael, pero tampoco tuvimos respuesta. Recién cuando llamamos al 911 por teléfono, como cualquier otra persona, recibimos la confirmación de que estaban al tanto de los incendios”, reconstruye el bombero de Salto Las Rosas.

Más allá de que quienes debían disponer el desplazamiento y disposición de los recursos habían informado estar al tanto, a partir de ese momento quedaron en alerta en el cuartel de bomberos de este distrito sanrafaelino.

“Cerca de las 13 recibimos nuevos llamados. Esta vez no solo eran de los dueños de las cabañas y complejos, sino de los propios turistas. Nos contaban que el fuego se les venía encima en forma directa a ellos, porque había cruzado el río. Los turistas nos avisaban que el humo estaba llegando a donde estaban, por lo que se les pidió que evacuaran el lugar, se dirigieran a una zona segura y esperasen la llegada de alguna autoridad”, detalla.

El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Ministerio de Seguridad.
El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Ministerio de Seguridad.

Con estos nuevos llamados y ante la emergencia y la velocidad con que avanzaban las llamas, los bomberos voluntarios de Salto Las Rosas dispusieron el envío de un camión perfectamente preparados para intervenir en estos episodios. En simultáneo, se convocó a los bomberos voluntarios del cuartel para que se presenten en el lugar -al ser domingo, muchos de ellos estaban compartiendo el almuerzo con sus familias-, por lo que más tarde salió un segundo camión hacia la zona del incendio.

“El lugar donde se había originado el fuerte incendio es a la altura de la primera salida que tiene el camino y hay una entrada al Cañón del Atuel. Allí se potenció el viento -que venía de sureste a noroeste-, tomó velocidad y el incendio cruzó el río. Era muy complejo de combatir manualmente, por lo que se dispuso tirar toda al agua para bajar intensidad de temperatura y que el bosque -que cuenta con el campo de arborismo- no ardiera. Más si tenemos en cuenta de que un árbol de 30 metros incendiado puede quemar todo un complejo”, explica Franciuli.

En cuestión de minutos, los dos camiones de los bomberos voluntarios de Salto Las Rosas se quedaron sin agua, aunque aprovecharon que uno de los vehículos estaba preparado para succionar agua de la pileta. Así lograron abastecerse, hasta que cerca de las 16, desde la comuna sanrafaelina enviaron dos camiones con agua. “Allí empezamos a cortar la cabeza del incendio, ya que 500 metros más arriba estaba la parte alta, y estaban en riesgo dos complejos más y una cabaña particular”, agrega el jefe del cuartel.

En cuanto a los motivos por los que se propagó con tanta velocidad y en tan poco tiempo el fuBbomberos voluntarios de Salto Las Rosas con que se trata de una zona muy vasta de terreno no urbanizada y que, al no haberse hecho una acción e intervención rápida, los vientos hicieron cruzar las llamas del sur al norte (empezó en el sur, cruzó hacia el norte). Y es precisamente allí están todos los complejos de cabañas, en el viejo camino de construcción de represa.

El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Ministerio de Seguridad de Mendoza.
El incendio en el Valle Grande afectaron 700 hectáreas: desesperado relato de cómo se lo combatió. Foto: Ministerio de Seguridad de Mendoza.

Todo controlado y el reclamo de siempre

Luego de que las primeras alertas llegaran cerca de las 11 del domingo, los vehículos de los omberos voluntarios de Salto Las Rosas llegaron a la zona del fuego cerca de las 14. A las 16 llegó la ayuda de la comuna con el envío de dos camiones con agua (estuvo el propio intendente, Emir Félix), por lo que los bomberos se enfocaron en cortar la extensión y avance del incendio del lado norte, que es donde estaban las cabañas. Mientras que entre las 18.30 y las 19 llegaron los dos helicópteros de la Provincia con los que se extinguió el fuego en la margen sur.

“El sistema meteorológico nos tira alertas de viento permanentemente. Ayer (por el lunes), hubo mucho viento, por lo que dispusimos de un camión de manera preventiva en la zona. Pero esto para nosotros es habitual y cada vez más complejo. Hay mucha finca en estado de abandono en la zona, que no produce ya y tienen vegetación autóctona y viviendas en el medio. Ante este panorama, es mucho más complejo atender un incendio, ya que inmediatamente se nos va a un interface”, explica el jefe del cuartel de bomberos voluntarios. Y aclara que hasta el lunes solo quedaban árboles y madera que aún emanaban humo en lo que se considera “zona negra”.

“A nosotros, la Provincia nos da 232 litros de combustible para todo el mes, que -dicho sea de paso- cada vez alcanza para menos, ya que el combustible sube constantemente y no se actualiza el cupo a ese ritmo. Para darse una idea, solo en el incendio del domingo gastamos 120 litros, la mitad de todo lo que se nos entrega”, protesta Franciuli.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA