martes 20 de abril de2021

Juan Pablo y Betiana brindan felices en los jardines de Casa Fader con un malbec del Valle de Uco elaborado para el evento. Foto: Orlando Pelichotti
Sociedad

El éxito llevará a repetir los Puntos Vendimia en los próximos años

Los 200 espacios dispuestos para seguir la transmisión de la película “Historias de Vendimia” fueron aprovechados por miles de mendocinos como sustitutos naturales de los cerros.

Juan Pablo y Betiana brindan felices en los jardines de Casa Fader con un malbec del Valle de Uco elaborado para el evento. Foto: Orlando Pelichotti

A pesar de que la virtualidad ganó casi todos los espacios durante esta Vendimia, a causa de la pandemia, los mendocinos aprovecharon al máximo para decir presente en cada uno de los denominados Puntos Vendimia, esos donde -con un número limitado de espectadores- se proyectó el especial “Historias de Vendimia”. Eso demostró una vez más que la fiesta máxima de los mendocinos no pierde popularidad, aún cuando el formato no sea el clásico. El éxito en esos espacios fue tal que ya planean implementarlos en los próximos años, según adelantaron desde el Ministerio de Cultura y Turismo.

Con el clamor popular y un dejo de lo que se vive en las tribunas del Frank Romero Day y en los cerros que lo rodean, el museo Cornelio Moyano, en el parque General San Martín, fue uno de los Puntos Vendimia más concurridos. De hecho, las entradas para poder asistir a este espacio se agotaron rápidamente.

Hasta allí llegó la Reina Nacional Mayra Tous, quien siguió “Historias de Vendimia” atentamente desde su palco real. En el museo del Parque la anfitriona artística fue Mirta Mitre, mientras que el espectáculo previo estuvo a cargo de los Trovadores de Cuyo.

Los Trovadores de Cuyo realizaron el espectáculo previo a la proyección de "Historias de Vendimia".Jose Gutierrez | Los Andes

Voluntarios de la Cruz Roja estuvieron presentes ayudando en el ingreso en los diferentes puntos. Fueron los encargados de tomar la temperatura y de proporcionar alcohol sanitizante.

Si bien el espectáculo fue para quienes tenían tickets de ingreso, desde la playa frente al museo, junto al lago y fuera del predio, fueron varios los que aprovecharon y se quedaron viendo.

Carla Pérez, su mamá Rina Salgueiro, su hija María Emilia Moyano y su sobrina Ganela Quevedo, de Godoy Cruz, fueron las primeras en ocupar las sillas apostadas frente a la pantalla. “Nos parece muy novedoso y está todo bien cuidado. Queríamos un punto al aire libre para evitar el contagio y este lugar nos gustó. Siempre somos de ir al teatro griego y no queríamos perdernos esta oportunidad”, comentó Emilia. Y agregó: “Esto va a sentar un precedente para otros años. Es una opción para los turistas”.

Otra de las particularidades de este año fue la ausencia de turistas extranjeros. Gracias a la pregunta al público de la presentadora de la previa, Julieta Farmache, se pudo comprobar que el 100% del público presente era mendocino.

Velada en Casa Fader

En el museo provincial de Bellas Artes “Emiliano Guiñazú” Casa Fader se vivió un clima similar al del teatro Independencia. En ese espacio cultural los espectadores, ordenadamente sentados en las butacas, disfrutaron de la proyección de los seis episodios del audiovisual. Pero en los amplios jardines del museo en Luján, pudo disfrutarse de la noche vendimial en todo su esplendor. Allí asistieron más de 100 personas. En general no hubo ausentes entre quieres habían sacado ticket, según observaron los organizadores.

A los espectadores se les entregó una copa del vino especialmente elaborado para la ocasión por el Fondo Vitivinicola. El brindis vendimial fue en cómodos sillones de palets con almohadones blancos dispuestos hacia un escenario y pantalla con el imponente frente de la casa de fondo, iluminado en colores cálidos. El clima no pudo ser mejor con el entorno de su cuidado jardín.

“Cierra todo: el vino, el lugar, la noche”, destacó Cristina Baraiba, quien vino con su esposo desde San Luis. “Nos contó una amiga que se hacía esto así que sacamos los tickets. Vinimos a pasar unos días a Mendoza y Vendimia es parte”, agregó.

Quien estaba realmente encantada era Patricia, quien vive cerca del museo y decidió ir con sus dos hijas. “Me pareció una idea maravillosa que se hiciera en este lugar; una idea extraordinaria poder ver así la fiesta porque no nos gusta ir al teatro griego”, comentó. Y fue un poco más allá: “No tiene que quedar sólo en esto, me parecería bárbaro que se use para otros eventos”.

Alejandro Grigor y Vilma Rúpolo, dos de los directores de la película, estuvieron en el lugar con el mismo entusiasmo. Incluso Vilma se paró para bailar y aplaudir a Las Hermanas Abraham, que amenizaron la previa.

Las soberanas nacionales tuvieron su serenata de la mano de los Trovadores.Jose Gutiérrez

Una serenata cuyana emocionó a las reinas

La Reina Nacional de la Vendimia, Mayra Tous, y la Virreina, María Eugenia Serrano, fueron agasajadas anoche por los Trovadores de Cuyo con una serenata.

Los aplausos y los saludos a las reinas marcaron los minutos previos a la proyección de “Historias de Vendimia” desde el museo Cornelio Moyano, uno de los 200 Puntos Vendimia.

Las soberanas fueron ubicadas frente al escenario pero quedaron algo solas por la falta de algunos invitados, a lo que se sumó la distancia social que exigen los protocolos sanitarios para prevenir contagios de Covid-19.

Mayra saludó a los presentes en repetidas oportunidades con la simpatía que la caracteriza. Por unos segundos, además, se sacó el barbijo, al igual que la Virreina, para poder brindar con un buen Malbec.

Aunque hay que admitir que el ingreso de las soberanas fue un tanto desordenado y los Trovadores tuvieron que “estirar” su música sobre el escenario. Las reinas llegaron junto a la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri. También las acompañó Santiago “Buenas Ondas” Morales, el histórico chambelán.

Cuando la alegría de las reinas inundó el lugar, el público ya estaba exaltado. Los responsables de ello fueron, sin dudas, los Trovadores de Cuyo, que hicieron su presentación 45 minutos antes de la función principal. Los espectadores agradecieron con palmas y se emocionaron con la energía transmitida por el histórico grupo folclórico desde el escenario.

Apostillas

-Puntualidad en el Fader. A las 22 en punto, tal cual lo planeado, dio inicio la proyección de la película. Los asistentes también fueron puntuales: se les había pedido llegar media hora antes para evitar aglomeraciones.

-En familia. La gente asistió a ver la proyección con su familia. No faltaron los niños ni parejas solas. Cómo suele ocurrir, la Vendimia convoca y se vive de esta manera..

-Reinas de mandato cumplido. Muy temprano dieron el presente en el museo Cornelio Moyano, Stella Maris Laborde y Dana Otero. Las acompañó la Virreina Nacional de 1990 Nora Urcullu. En Casa Fader estuvieron Mariana Bosco (93), Soledad Reina (2006), actual presidenta de Corenave, Nuri Aro (83), Noelia Blanco 2002 y Eliana Bertani (Virreina 2006).

-Dos históricos. Entre el público en al Parque se ubicaron dos históricos de la Fiesta de la Vendimia: Pedro Marabini y Mirta Mitre, ambos ilustres realizadores vendimiales.