Educación: los alumnos argentinos están por debajo del promedio de la región y siguen retrocediendo

Las pruebas generales muestran un retroceso en el nivel educativo en nuestro país. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Las pruebas generales muestran un retroceso en el nivel educativo en nuestro país. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El dato surge de la prueba ERCE de Unesco. El estudio compara los aprendizajes en Matemática, Lectura y Ciencias Naturales de chicos de tercer y sexto grado en 16 países. Argentina está peor que en años anteriores y quedó por debajo de mitad de tabla en todos los casos.

El nivel de educación en Argentina sigue cayendo. Así lo muestran los resultados de la última prueba regional de Unesco realizada a alumnos de tercer y sexto grado de 16 países. En tan sólo 13 años, entre 2006 y 2019, nuestro país pasó de estar por encima del promedio de la región en Matemática y Lectura a estar por debajo del promedio en esas dos disciplinas, además de Ciencias Naturales.

El estudio de Unesco, difundido por diario Clarín, alerta sobre dos situaciones en Argentina. Por un lado, se observa un retroceso en el rendimiento en las 5 pruebas realizadas, en particular Matemática y Lengua (en tercer y sexto grado) y Ciencias (en sexto). Y, por otro, mientras muchos países de la región mejoran, nuestro país va quedando cada vez más atrás en términos comparativos. Los alumnos argentinos obtuvieron resultados más bajos que el promedio de la región en 4 de las 5 pruebas, y solo apenas igual al promedio en Lectura de sexto grado.

Lo destacable, y que preocupa aún más, es que las pruebas fueron tomadas en 2019, antes de la pandemia, de modo que aún falta saber cuál fue el impacto del cierre prolongado de las escuelas.

En contrapunto, los países que mostraron una mejora notable en sus resultados en todas las áreas y en ambos grados fueron Perú, Brasil y República Dominicana. Mientras Perú y Brasil son los que más se destacaron por sus avances.

Unesco presenta sus resultados educativos siempre en las mismas escalas, lo que permite hacer comparaciones en la evolución de cada país y entre países. Algunos ejemplos que grafican la preocupante situación de nuestro país, en Lectura, en tercer grado, los estudiantes argentinos obtuvieron 689 puntos, menos que el promedio regional que fue de 697 puntos. En sexto grado, alcanzaron los 698 puntos, puntaje similar al promedio de la región.

Ahora bien, en Matemática, Argentina consiguió en tercer grado 690 puntos, menos que el promedio de la región que marcó 697 puntos. Mientras que en sexto grado también obtuvo 690 puntos y la región 698. En Ciencias, Argentina sacó 682 puntos, por debajo de los 702 del promedio regional.

Los países que participaron de la prueba del Estudio Regional Comparativo y Explicativo, ERCE 2019, de Unesco fueron: Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. En particular, en nuestro país contestaron 10.073 alumnos, 5.069 de tercer grado y 5.004 de sexto grado.

“Es lamentable y una vergüenza. Estos resultados confirman una tendencia que se viene dando desde hace 20 años, incluso en otros estudios como PISA o Aprender. Lo más importante aquí es que se compara con otros países de la región que tienen realidades similares y en todos los puntos estamos por debajo del promedio”, dijo a diario Clarín Guillermo Jaim Etcheverry, miembro de la Academia Nacional de Educación.

Más resultados que preocupan

Otros aspectos que preocupan en nuestro país es que cada vez es mayor el porcentaje de alumnos que no alcanzan los niveles mínimos en las disciplinas evaluadas. Estos resultados son expresados en cuatro niveles, de menor a mayor. En Argentina, lamentablemente cada vez son más los alumnos que quedan en el nivel 1, de menor desempeño.

Para ejemplificar la situación, desde Clarín detallaron: los estudiantes que se sitúan en el nivel 1 en Lectura, en tercer grado, no pueden localizar información en el texto, a menos que aparezca muy destacada. En sexto grado no son capaces de inferir información del texto, cuando para hacerlo deben comprender globalmente o conectar ideas secundarias o específicas que se presentan en las distintas partes de un escrito.

Asimismo, en Matemática, en tercer grado, no logran escribir números naturales hasta el 9.999 ni descomponerlos aditivamente; mientras que, en sexto, no resuelven problemas que requieren interpretar información o que involucran dos o más operaciones incluyendo multiplicación o división.

El estudio además analiza y muestra factores asociados a los resultados. Por ejemplo, los mayores logros de aprendizajes están vinculados al acceso a la educación preescolar, los días de estudio semanales, el involucramiento y las expectativas de los padres y el mayor nivel socioeconómico de las familias. Por el contrario, aquellos factores asociados a desempeños negativos son la repitencia y la inasistencia a clases.

Mirada política

Ante los resultados negativos de la prueba de Unesco, el Ministerio de Educación nacional responsabilizó al gobierno anterior. A través de un documento, enviado a la prensa, remarcaron la relaciona de estos resultados con la inversión en educación, mostrando que existe un vínculo entre un indicador y el otro.

“Este deterioro es una realidad que no podemos soslayar, ya que solo reconociendo la naturaleza de los problemas podemos trabajar con un objetivo claro y urgente para corregirlos. Ahora bien, también creemos que en gran medida este bajo desempeño está vinculado al considerable desfinanciamiento del sistema educativo que tuvo lugar en nuestro país entre 2015 y 2019″, expresó el ministro de Educación Jaime Perczyk en el comunicado.

Asimismo, al ser consultado por Clarín el exministro de Educación Alejandro Finocchiaro contestó que “hablar de inversión educativa es, también y principalmente, hablar de la responsabilidad de las provincias que tienen a cargo las escuelas y el 75% del porcentaje del PBI que señala la Ley de Financiamiento. A nadie que conozca un poco el sistema esto se le puede escapar. Mucho más cuando a esas provincias se les han devuelto 15 puntos de coparticipación después de 2015″.

Y agregó: “Aunque no es cierto que hubo desinversión del gobierno nacional en el período 2016-2019, pensar que la inversión es la única variable con peso en los resultados de estas evaluaciones es otro severo error. En Educación, los resultados de aprendizaje se observan en el mediano plazo. Con lo cual, no son solo el producto de una gestión de gobierno sino también de las anteriores. En todo caso, estos resultados alarmantes nos tienen que servir para poner el tema en el centro de la agenda de aquí en más”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA