Dramático: tiene 86 años, prendió una vela para que le fuera bien a su nieto en una prueba y se le incendió la casa

Cinco autobombas se hicieron presente en el lugar y controlaron el incendio. Pero no quedó nada. Foto: Gentileza
Cinco autobombas se hicieron presente en el lugar y controlaron el incendio. Pero no quedó nada. Foto: Gentileza

Todo ocurrió en Gualeguaychú, Entre Ríos. La anciana perdió todo y necesita ayuda.

Cada vez que uno de sus nietos tiene un examen, Teresita, una abuela de 86 años, prende una vela deseando que le fuera bien. En esta ocasión, la mujer fue a verla antes de acostarse y como ya estaba casi consumida se fue a dormir. Sin embargo, una luz extraña la despertó y cuando abrió los ojos el fuego lo había invadido todo.

La anciana que viene el barrio Pueblo Nuevo de Gualeguaychú, Entre Ríos, logró encontrar las llaves entre llamas y humo y escapó de su vivienda. Tras el pedido de auxilio a los vecinos, cinco autobombas se hicieron presente en el lugar y controlaron el incendio. Pero no quedó nada.

Ante la tragedia, Magalí, una de sus nietas se la llevó a vivir a su casa y compartió la historia en TN y La Gente. “Cuando murió mi abuelo, ella decidió seguir viviendo ahí, en esa casa que tanto amor le dio. En pocos minutos perdió todo, sólo le quedan los recuerdos”, contó la joven en el portal de periodismo ciudadano.

Todos por Teresita. La publicación para poder ayudar a la anciana de 86 años que perdió su casa.
Todos por Teresita. La publicación para poder ayudar a la anciana de 86 años que perdió su casa.

Sus hijos, nietos y bisnietos la están ayudando, pero necesitan de la colaboración de todos para que Teresita vuelva a tener su casa. Por eso, venden tortas y pastas que le donaron de una fábrica. Pero los materiales son tan costosos que sólo con el esfuerzo no alcanza.

Para levantar las paredes les pasaron un presupuesto de $640.000 que la familia no tiene. También hay que hacer un techo, comprar muebles, cortinas, toallas, sábanas, entre otras cosas. El Municipio les dio un subsidio de $8000 por tres meses, y Teresita se jubiló como ama de casa, por lo que cobra la mínima.

Cinco autobombas se hicieron presente en el lugar y controlaron el incendio. Pero no quedó nada.
Cinco autobombas se hicieron presente en el lugar y controlaron el incendio. Pero no quedó nada.

“Ella no pide nada. Pero sabemos que quiere volver a su casa. No vio que de ese lugar que tantas alegrías le dio ya no queda nada. Es muy triste lo que le está pasando. Con mis hermanos, padres y demás nietos fuimos a limpiar las cenizas y nos encontramos con todo destruido. Cualquier ayuda que nos puedan dar para nosotros es muy importante.

Teresita necesita volver a su casa y sus nietos quieren cumplirle ese sueño. Esos pasillos y paredes tienen que volver a ser testigos de abrazos, juegos y del amor que se respiró por más de 60 años.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA