Divididos en grupos: así trabajarán las escuelas con sus estudiantes

Regresos a las aulas. Cada establecimiento debe organizarse de acuerdo a su infraestructura y cantidad de alumnos que posea. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Regresos a las aulas. Cada establecimiento debe organizarse de acuerdo a su infraestructura y cantidad de alumnos que posea. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Agrupados de acuerdo a la cantidad de estudiantes, las instituciones educativas privilegian la presencialidad. Insisten en el respeto al horario laboral de los docentes.

El inicio de clases comenzó a organizarse a partir del arribo de los protocolos a los establecimientos. Sin dudas, esto conlleva un trabajo a destiempo de cara al próximo 1 de marzo, cuando las escuelas comiencen a abrir.

Según la resolución 390, anexo III, la DGE solicitó a las escuelas la elaboración del Plan Operativo Institucional en el cual cada director, con el aval del supervisor, y teniendo en cuenta cada realidad y cada aspecto realiza los acuerdos para establecer la modalidad en que cada escuela elegirá el modo en que se dictarán clases.

De esta manera, algunas escuelas han decidido dividir a los estudiantes en dos o tres grupos (en la resolución se habla de agrupamientos y no de burbujas), haciéndolos asistir por semanas rotativas – una semana por grupo- para que, tal como pide el gobierno escolar, se priorice la mayor presencialidad posible.

Según explicaron desde la DGE, la cantidad de alumnos para lo presencial estará determinado por el protocolo que indica un metro y medio de distancia entre cada alumno, por lo que el número de estudiantes depende del espacio del aula.

Modelo alternado

Graciela Bertancud, del colegio Tomás Alva Edison indicó que ellos optaron por el trabajo combinado, que es el que vienen planificando desde el año pasado. “Hay escuelas que van a trabajar todo virtual, con las plataformas del gobierno, y otras que por su tamaño pueden trabajar presencial. Nosotros utilizaremos un sistema combinado. Para esto agrupamos a los estudiantes en grupos azul y naranja”, dijo Bertancud.

De esta manera, un primer grupo asistirá una semana y luego será el turno de los otros. Además, tendrán disponible una plataforma para poder autogestionarse. “Tendrán contenidos disciplinares y curriculares, sumado a la educación virtual para el aprendizaje”, comentó la docente.

Continuando, informó que lo que harán será trabajar en un modelo de talleres y “actividades de venir a hacer” con pedagogías activas y en la virtualidad reforzarán conceptos y teorías que estén firmes para llevar a la práctica en la presencialidad.

Un modelo similar al retratado por la Edison es que seguirán escuelas tales como la Capitán Vázquez (Las Heras), la Escuela Normal Gral. San Martín (San Martín), la Escuela Normal Simón Bolívar (San Martín) y la Escuela San Vicente de Paul (San Martín). Esta última, por ejemplo, tendrá dos semanas presenciales y una virtual.

Predominio de 2 modelos

Emilio Moreno, director de secundarias de la DGE indicó que predominan dos modelos en la generalidad de las 184 escuelas orientadas de la provincia. Según dijo, por lo que se ha informado a los supervisores, algunas escuelas manejarán 100% de presencialidad, porque están más alejadas o tiene 15 alumnos por curso, y otras que trabajarán con agrupamientos por semana. También hay casos en que hay docentes exceptuados o que no pueden estar en forma presencial y tendrán clases virtuales.

“La otra modalidad que predomina es la de una semana un grupo presencial y luego el otro. Tratando de respetar siempre el horario del docente para que no tenga el trabajo extra y priorizando el uso de la plataforma. Para ello se pondrán 4 servidores de mejores características técnicas para que no se caiga”, aseguró el funcionario.

Moreno también aclaró que hay chicos que durante la etapa de trabajo en su casa trabajarán de forma virtual, pero aquellos que no tienen conectividad lo harán a través de los cuadernillos. “Hemos insistido en que el estudiante se adapte al horario del profesor, para evitar los mensajes de WhatsApp”, dijo.

Prioridad a los de quinto

Gilda Aguirre, directora de la escuela Padre Llorens, comentó que están trabajando por burbujas y en este sentido dividieron el curso en dos grupos, A y B, trabajando una semana virtual y otra presencial. La excepción es quinto año que irán todos los días porque son 17 los estudiantes que poseen y cuentan con un espacio físico apropiado para recibirlos a todos.

“En la presencialidad van a poder resolver dudas, o socializar trabajos. El resto del tiempo trabajarán con classroom donde van a tener todos los trabajos a disposición”, dijo la directora agregando que intentarán que los docentes tengan tiempo de atención de sus alumnos acotado a su carga horaria, para que en la medida de lo posible no exista sobrecarga.

“Nosotros comenzamos con un símbolo desde la escuela, con un hilo conductor. Este año es el puente que tiene que ver con el construir juntos para transitar este proceso. Y también pensamos una frase que será nuestro hilo. Dice que la vida se nos complica maravillosamente, que oportunidades vamos en encontrar en este 2021”, cerró.

Ingreso escalonado: priorizan la organización familiar

Uno de los aspectos que más preocupa a los padres y madres es el ingreso escalonado a los establecimientos escolares. Esta modalidad se propuso para evitar aglomeraciones.

Desde la escuela Edison dijeron que resolvieron los agrupamientos por orden alfabético, de manera que todos los miembros de una familia que asisten a la escuela ingresaran la misma semana y al mismo horario.

En detalle, dijeron además que el nivel inicial cursará 3 horas 20 minutos, la primaria 4 horas y la secundaria 4.45 horas. “Desde el año pasado sabíamos que esto se iba a generar, ya veníamos pensando estrategias y esperamos el protocolo de la DGE para que no se contradijera con el nuestro. Ahora estamos desesperados por ver a los chicos y volver a encontrarnos”, comentó Bertancud, de esta institución.

En tanto, Moreno, de la DGE, indicó que se ha propuesto un escalonamiento de 5 o 10 minutos para las escuelas grandes y considerando la frecuencia de colectivos. “En la práctica puede haber retoques”, advirtió el funcionario.

Por último, desde la escuela Padre Llorens señalaron que corrieron el ingreso de los secundarios a las 13 horas para evitar el contacto con los estudiantes de la primaria que tienen clases en el mismo edificio. También dijeron que es una forma de higienizar los espacios. Por último, contaron que acortaron el horario escolar hasta las 16 horas para facilitar el trabajo de la celadora de la institución.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA