miércoles 12 de mayo de2021

Discriminación y homofobia en Mar del Plata: “No le alquilo a gays, chau”
Sociedad

Discriminación y homofobia en Mar del Plata: “No le alquilo a gays, chau”

Un joven de La Plata buscaba alquiler para vacacionar y el dueño de una vivienda indagó sobre su vida privada. Le cortó la comunicación cuando se enteró que iba con una persona de su mismo sexo. Intervino el Inadi.

Discriminación y homofobia en Mar del Plata: “No le alquilo a gays, chau”

Alexis Bianchi quería pasar unas placenteras vacaciones en Mar del Plata pero ahora es otra víctima de discriminación El joven de 19 años denunció en las redes que el dueño de un departamento en alquiler se negó a rentárselo por ser homosexual. Ya intervino el Inadi en el caso y la víctima podría iniciar acciones de oficio.

“No me alquilaron un departamento por trolo, ustedes bien?”, escribió en su cuenta de Twitter para visibilizar lo sucedido. Inmediatamente el mensaje se hizo viral ya que además incluía una captura de pantalla de la conversación que mantuvo con el hombre del departamento.

Captura de pantalla

Bianchi cuenta que le dice al señor que iría con su mejor amigo e inmediatamente, el propietario le pregunta: “¿Son gays?”. “Si”, respondió el joven de La Plata y recibió un mensaje inesperado: “No le alquilo a gays, chau”, a lo que le siguió una increíble explicación: “Mis hijos chiquitos viven al lado de la casa”.

Alexis viajaría con Luciano, su amigo, entre el 17 y el 24 de diciembre a La Feliz y tras poner un aviso en una plataforma de alquileres, se contactaron con varios propietarios, entre ellos, el hombre que no han querido identificar. “Preferí no escracharlo. La idea era hacer conocer estas actitudes de intolerancia que demuestran cuánto nos falta de educación sexual integral”.

“Entre todas las respuestas, apareció la de este señor que había puesto una foto panorámica que me llamó la atención. Le pedí más información y comenzamos una conversación por privado”, dijo el joven. “Me pasó seis fotos más, y me dijo que tenía Wi-Fi, una lavadora y que había que hacer un permiso de circulación y un depósito de seis mil pesos. Todas cosas normales. Era súper educado”, sumó.

Y agregó que el propietario comenzó a hacerle preguntas más personales fuera de lugar, “Le dije que éramos dos chicos y no sé si le hizo ruido o qué, pero me preguntó si éramos pareja”. Él le contestó que no, que eran amigos, pero el hombre insistió; “Me quedé shockeado porque no entendía qué tenía que ver ser gay con querer alquilar un departamento en la costa”, relató.