martes 11 de agosto de 2020

Madres de los chicos del merendero Corazones Felices, de El Sauce, piden alimentos, útiles y materiales de construcción. Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Sociedad

Desvalijaron un centro educativo del oeste de Godoy Cruz

Al Jarillitas asisten 260 chicos, está ubicado en Los Barrancos. Se llevaron la computadora, otros equipos y comida para los niños.

Madres de los chicos del merendero Corazones Felices, de El Sauce, piden alimentos, útiles y materiales de construcción. Foto: José Gutiérrez / Los Andes

El sábado pasado robaron en el Centro Educativo Jarillitas, uno de los tres centros de Fundación Coloba, que está ubicado en el barrio Los Barrancos I, al oeste del departamento de Godo y Cruz, en la zona de piedemonte.

Los elementos sustraídos son de gran importancia para este lugar que ahora deberá reponer el material para poder seguir ofreciendo, una vez que se retomen las actividades, las diferentes propuestas a quienes asisten.

Allí se realizan múltiples actividades para ayudar a la comunidad. Por ejemplo tienen servicio de jardín maternal, brindan apoyo escolar y ofrecen asistencia a través de un comedor infantil. Además, en el lugar, atienden a 260 niños y ofrecen talleres artísticos recreativos a jóvenes y adolescentes. También capacitan en oficios para jóvenes y adultos, tienen un aula satélite de un CEBJA, para la terminalidad de la educación primaria para adultos y un Cens, entre otras actividades.

“Es una comunidad pujante y trabajadora que le pone el hombro con un contexto vulnerable con un profundo anhelo de superación. Lamentablemente no estamos exentos de quienes se aprovechan de la situación y son los que entraron a robar”, dijo Montserrat Cruz, directora del Centro Educativo.

El robo

Según denunciaron el sábado en la madrugada, entre las cinco y seis de la mañana, los ladrones entraron por un paredón que linda con un descampado, cortaron la concertina y forzaron el portón de ingreso de la sala de dos años.

Una vez allí sustrajeron una computadora de escritorio, una impresora blanco y negro, un ventilador industrial, un aparato retransmisor de radio, cuatro sillas de madera, y mercadería: leche, arroz, fideos y azúcar.

“Era mercadería para armar bolsones para colaborar con las familias, porque el comedor que tenemos no está funcionando y les damos a quienes asisten al centro educativo”, comentó la directora del Centro Educativo y agregó que también hubo destrozos en el comedor y en el patio.

“Es una tristeza, no solo por el material perdido que son recursos que se gestionaron con proyectos propios para poder ofrecer una mejor calidad de la propuesta pedagógico-comunitaria. Pero también es una tristeza por la proyección institucional ya que nuestro objetivo es la promoción humana. Tratamos de regalar sueños y estas situaciones así, no nos desalientan pero nos ponen tristes”, dijo la directora.

Desde el lugar pidieron que se visibilice esta situación para quienes no puedan colaborar y quienes si lo puedan hacer deben comunicarse al 2612 05-2059 (Montserrat Cruz).

Piden ayuda para merendero de El Sauce

El merendero Corazones Felices, ubicado en El Sauce -y a cargo de Paola Castro- necesita ayuda para poder sobrellevar la crisis económica, social y sanitaria que se vive en toda la provincia, y en particular en la zona desde donde asiste más de 150 niños junto a sus mamás. Está ubicado en el distrito del El Sauce, en Guaymallén y fue levantado por las madres de los alrededores para poder atender a los chicos que necesitan alimentarse cada día. También brinda asistencia psicológica y educativa, para madres y estudiantes, respectivamente.

Lo que más necesitan en el comedor es carne y alimentos varios pero también lo relacionado con la higiene: alcohol en gel, lavandina, detergente y artículos de limpieza en general para poder hacer frente a las condiciones sanitarias necesarias que deben sostenerse en medio de la pandemia. Y también solicitan materiales de construcción. Quienes quieran colaborar pueden hacerlo comunicándose con Paola Castro al 2616787807.