Despidieron a una enfermera que había usado sobrantes de vacunas para su hija y sobrinos

Despidieron a una enfermera que había usado sobrantes de vacunas para su hija y sobrinos
Kirsten Peterson

Ocurrió en Australia. La mujer de 67 años usó tres dosis de Pfizer que estaban cerca de vencer.

Despidieron a una enfermera de 67 años que usó tres dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer para inocular a su hija y a sus sobrinos.

Ocurrió en Australia. Durante la pandemia Kirsten Peterson trabajó ayudando a personas mayores y discapacitadas que viven en hogares de ancianos en Sydney.

Al descubrir lo que había hecho, sus jefes decidieron despedirla por usar las vacunas con sus seres queridos en lugar de desecharlas. Las tres personas estaban esperando para ser vacunados, pero no habían podido obtener una reserva.

“Tirar a la basura las dosis de la vacuna hubiera sido desgarrador”, dijo la profesional que se desempeñó como enfermera durante 43 años.

“Nunca abrí una vacuna, y nunca lo haría para esas personas en particular que son miembros de mi familia. En este caso el sobrante iba a ser descartado”, dijo a Current Affair y reproduce Metro.

Sin embargo, desde Healthcare Australia, empleador de la mujer, eligieron echarla por “no cumplir con los protocolos actuales del departamento de salud”.

Además, remarcaron que sus trabajadores deberían seguir el procedimiento, que consiste en desechar las dosis sobrantes si no pueden redistribuirse en los hospitales locales y otros centros de Pfizer.

No obstante, la directora de Salud de Nueva Gales del Sur, Kerry Chant, reconoció a los periodistas que “no quiere que una onza o una dosis de Pfizer se desperdicie en este momento”. Aunque evitó referirse al caso de Peterson, argumentando que no conocía los detalles.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA