Derribando mitos: razones para vacunarse a pesar de las excusas de quienes no se quieren inocular

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

La campaña de vacunación avanza a paso firme en Mendoza. Sin embargo, sólo el 59,04% de las personas entre los 30 y 40 años se ha vacunado. El análisis de un especialista.

Esta mañana en conferencia de prensa la ministra de Salud, Ana María Nadal, detalló el avance de la campaña de vacunación contra Covid-19 en la provincia y aprovechó para insistir, al igual que lo hizo el gobernador Rodolfo Suárez, en la vacunación del grupo etario de entre 30 y 40 años ya que sólo el 59,04% ha sido inoculado.

El dato de las estadísticas nos pone en alerta, porque no sólo este grupo etario lo integran quienes están siendo más reticentes a vacunarse sino que, además, son quienes hoy generan cuadros complejos de Covid-19.

Frente a esta situación, Sergio Saracco, médico especialista en Emergentología y Medicina Legal y presidente de la Asociación Toxicológica Argentina opinó: “Creo que el problema principal es la desinformación. Hoy los grupos etarios que están más fuertemente impactados por este virus es el rango entre los 30 y 40 años y aún menores. Esto pone en evidencia la efectividad que tienen las vacunas. Hace algún tiempo atrás se entendía el miedo, las vacunas estaban en fase experimental, pero hoy ya estamos cursando una fase 4 de aplicación masiva”.

Según el especialista, la situación actual ha demostrado aspectos muy importantes. Por un lado, la eficacia que tienen las vacunas, ya que los grupos etarios que tienen mayor cobertura de inoculación han dejado de estar en la lista de internaciones graves y de mortalidad. Y, por otro lado, los grupos que no han sido vacunados son los que comenzaron a sufrir situaciones complejas ante el virus. Es por este motivo que se aceleró rápidamente el ritmo de vacunación para todos los grupos etarios y se bajaron las edades de inoculación para tener mayor cobertura.

En cuanto a seguridad, Saracco explicó que el hecho de que haya miles de millones de personas vacunadas permite tener datos ciertos sobre la efectividad de las vacunas. Sobre todo, en un mundo que está muy atento a cualquier situación irregular.

“Hay que poner la ecuación riesgo – beneficio, y dejar de lado los intereses económicos, el posicionamiento de una u otra marca por parte de los laboratorios. Y, por otro lado, los intereses geopolíticos, si es inglesa, rusa, china, etc. No hay que centrarse en lo subjetivo, que son los intereses económicos y geopolíticos, hay que centrarse en lo objetivo, en lo que dice la ciencia”, expresó Saracco.

El doctor remarcó que se está haciendo un seguimiento permanente de las vacunas, desde los gobiernos, los laboratorios y la misma gente y los medios. “La seguridad es indudable, hoy vemos que las situaciones de complicaciones son mucho menores ante la masividad. Y en cuanto a la eficacia, los hechos están a la vista: pasaron las variantes como sudafricana, inglesa y estamos pasando en la provincia la Manaos. Las personas afectadas en la mayoría desarrollaron un cuadro leve que se supera pasada la semana, no como el año pasado, cuando hubo muchas complicaciones”.

En referencia a la variante Delta, si bien es altamente contagiosa y se disparan los casos, según Sergio Saracco no está pasando lo mismo que el año pasado con la cantidad de ocupación de camas en terapia intensiva y con la mortalidad. Lo que señala la efectividad de las vacunas, aún ante las distintas variantes.

“Se está acelerando la campaña de vacunación para completar los esquemas, para tener una mayor protección. Pero ya la aplicación de una dosis baja la probabilidad de casos graves. Además, la mayor cantidad de vacunados permite limitar la circulación del virus”, explicó el doctor.

Respecto a los posibles efectos secundarios, son 24 a 48 horas en las que puede aparecer dolor de cabeza, dolor en el brazo, cansancio corporal y, en algunos casos, fiebre pero sólo se trata de un malestar transitorio. Es una respuesta inmunológica que se produce con la vacuna, que permite que el sistema esté preparado para dar respuesta contra el agresor.

Todas las vacunas han demostrado ser altamente efectivas. Hay que ser consciente de los riesgos y los beneficios. De todas maneras, es importante resaltar que, por más que estemos vacunados o hayamos transitado la enfermedad, hay que seguir cuidándose”, cerró Saracco.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA