De Las Tortugas a Maipú, los proyectos para levantar la nueva ciudad de Mendoza

Calle Pescara casi San Martín zona céntrica del departamento de Maipú.

Foto: José Gutierrez / Los Andes
Calle Pescara casi San Martín zona céntrica del departamento de Maipú. Foto: José Gutierrez / Los Andes

Luego del terremoto de 1861, la ciudad quedó en ruinas y hubo al menos tres intentos para trasladar la urbe, que finalmente fue construida a unas pocas cuadras al suroeste.

El terremoto del 20 de marzo de 1861 prácticamente destruyó la primera ciudad de Mendoza, hoy área fundacional y mató a más de la mitad de su población, unas 6000 personas. Este trágico hecho motivó el traslado de la urbe una decena de cuadras hacia el suroeste, en tierras que habían pertenecido a la orden religiosa de los agustinos. Con la plaza Independencia como principal, se desarrolló la nueva ciudad desde 1863, durante el gobierno de Carlos González.

Pero luego del sismo más destructivo que se haya registrado desde la fundación española en 1561, hubo al menos tres intentos de trasladar la ciudad hacia otros sitios “más alejados de los terroríficos movimientos telúricos”. Las Tortugas, al sureste de Godoy Cruz; San Francisco del Monte, un territorio que hoy comparten Guaymallén, Godoy Cruz y Maipú y también se planteó la posiblidad de mudar la ciudad a Maipú.

Sobre Maipú, el sitio Mendoza.edu.ar destaca: “El 31 de marzo de 1861, se consolidó la idea de la fundación de la villa cabecera. La iniciativa se convirtió oficialmente en realidad, merced a la generosidad de Don José Alberto de Ozamis, que donó terrenos de su propiedad a esos efectos y a la acción desplegada por Fray Manuel Apolinario Vázquez. Más adelante agrega que la villa nació como expresión de solidaridad para con afectados por el terremoto del 20 de marzo de 1861. Varias familias se trasladaron allí, pero no la ciudad.

También surgió la idea levantar una San Francisco del Monte, pero tampoco tuvo el aval necesario o más bien la fuerza política para tomar tan importante decisión.

Carril Sarmiento, en el distrito de Las Tortugas, Godoy Cruz

Foto José Gutierrez
Carril Sarmiento, en el distrito de Las Tortugas, Godoy Cruz Foto José Gutierrez

La opción más clara fue el traslado a Las Tortugas. “En este caso hay un proyecto articulado una ley, una donación y se dio una batalla política entre quienes querían conservar la ciudad en torno a la plaza Independencia y quienes querían trasladarla a Las Tortugas”, explica el arquitecto, sociólogo e investigador Jorge Ricardo Ponte. Y agrega que las razones técnicas de una u otra opción poca importancia tenían porque todavía no se sabía sobre el origen de los terremotos. Ponte dice que lo interesante de esta puja es el manejo político y resalta la gestión de Eusebio Blanco, secretario y luego ministro del gobernador, que trabajó sobre el proyecto futuro de la ciudad de Mendoza.

La ciudad en Las Tortugas se articulada alrededor del actual carril Sarmiento, entre el canal zanjón Cacique Guaymallén hasta la zona donde hoy está el barrio Covimet. “Tan es así que cuando vivíamos en el barrio Covimet, yo le decía a mis hijos que si se hubiera cumplido la ley de la ciudad de Las Tortugas de 1862, nosotros viviríamos en el Centro”, bromea Ponte. Y describe que en forma paralela al proyecto “tortuguero” se desarrolla el de Palmira, nombre dado a la reconstrucción de la ciudad, con sede en la Plaza Independencia. El investigador explica que cuando el grupo de Palmira tiene el número suficiente de legisladores “hace un enroque” en el que designa a la villa de Palmira con el nuevo nombre de Pueblo Nuevo de la Ciudad de Mendoza.

San Francisco del Monte, lugar compartido por Guaymallén y Godoy Cruz. La imagen muestra una casona construida en 1820, que sobrevivió al terremoto.
San Francisco del Monte, lugar compartido por Guaymallén y Godoy Cruz. La imagen muestra una casona construida en 1820, que sobrevivió al terremoto.

Sobre la nueva ciudad, Ponte opina que es un mito el de las calles anchas , las 4 plazas y una central se deba a una idea pensada para protegerse de los terremotos. Indica que la idea de las plazas tiene su origen después de incendio de Londres, que finalmente se aplica en Filadelfia y es el modelo que trae Sarmiento y lo hace realidad en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires.

Explica las verdaderas razones y origen de las veredas anchas de Mendoza y finalmente pone en valor la redefinición del curso de las acequias de la ciudad que hizo el francés Julio Balloffet. Crea acequias paralelas a las veredas, desarrolla la idea de una acequia proveedora y una recolectora. Gracias a un diseño racional de las acequias permitirá el desarrollo de los árboles de la ciudad.

La plaza San Martín, uno de los cuatro espacios de la nueva ciudad.
La plaza San Martín, uno de los cuatro espacios de la nueva ciudad.

Mendoza y los sismos

En la provincia hay unas 10 fallas activas y están distribuidas en prácticamente todo el territorio. El terremoto del 20 de marzo pasadas las 20, de 1861 tuvo una magnitud de 7,2 ° en la escala Richter, según datos de la Universidad Tecnológica Nacional. Entre las fallas geológicas de mayor actividad está la de Barrancas y del Cerro de la Cal. Esta última, ubicada al noroeste en la zoan pedemontana es la que habría ocasionado el terremoto de 1861. El geólogo Alberto Rubio, ex director de Minería de la provincia, explica que debido a la tectónica de placas, “la Americana choca contra la de Nazca o Pacífica y esto ha generado a lo largo de la historia geológica que en nuestros terrenos se produzcan acortamientos, roturas de la corteza que se traducen en falllas. La mayoría de las fallas las tenemos en dirección norte-sur: la del Cerro de la Gloria, Cerro de la Cal, Barrancas. Los terrenos están chocando y se produce un efecto “acordeon”, se aprieta hasta que se rompe. Algunas son muy visibles, como la del Cerro de la Cal y otras de poca magnitud, pero que igual tiene cierta peligrosidad. Todos los terrenos están fallados. Malargüe responde a una faja plegada y fallada, la zona del Aconcagua también. Toda la provincia tiene presencia de fallas”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA