sábado 19 de septiembre de 2020

Las camas hospitalarias son un recurso elemental en tiempos de pandemia. / Ignacio Blanco
Sociedad

Datos “frescos”: buscan información actualizada para afrontar la Covid-19

El gobierno nacional tendrá un tablero para conocer con inmediatez la disponibilidad de camas en el país. En Mendoza crearon un equipo especial para saber con más rapidez las altas, mientras que luego de 4 meses de pandemia local, las autoridades mendocinas se decidieron a dar un (escueto) informe estadístico.

Las camas hospitalarias son un recurso elemental en tiempos de pandemia. / Ignacio Blanco

Contar con datos frescos, actualizados y lo más inmediatamente posible se ha vuelto una necesidad fundamental para actuar ante la pandemia. Así lo están entendiendo los gobiernos nacional y provincial que buscan tenerlos en mano cuanto antes y para ello han implementado medidas.

Las camas para la atención de pacientes con Covid-19 son un recurso elemental y tenerlas, uno de los principales desafíos. Por ello en ambos niveles se han implementado medidas para tener información al respecto rápidamente.

Por otra parte, el meticuloso seguimiento de datos permite analizar el comportamiento del virus Sars Cov-2 en cada zona y tomar decisiones que llegan sobre la marcha.

Nación dio a conocer ayer que comenzará a trabajar con un Tablero de Control Interactivo, tal cual estableció con la publicación de la Resolución 1330/2020 en el Boletín Oficial.

Con él buscan hacer un “seguimiento en tiempo real de los ingresos y egresos de pacientes en las camas de terapia intensiva, de la cantidad de respiradores y de otros recursos críticos disponibles en cada establecimiento de salud con internación del territorio nacional”.

Será gestionado por la Dirección Nacional de Gobernanza e Integración de los Sistemas de Salud.

En paralelo, el gobierno mendocino dispuso recientemente la creación de un área que se ocupa específicamente de contactarse con cada hospital y clínica local para informarse sobre las altas. Es que se había detectado que había demoras en la carga de esos datos, en particular cuando los pacientes, tras 10 días de internación en los nosocomios y al no presentar síntomas que requieren atención médica, son derivados para continuar el aislamiento en hoteles.

De este modo, aparecían como ocupadas camas que no lo estaban.

No es un tema menor: de acuerdo a la última información la ocupación de camas no es tan holgada, en particular ante un escenario de aumento sostenido de casos en la provincia. Hasta el viernes estaban ocupadas 65% de las camas en Unidades de Terapia Intensiva en el Gran Mendoza, esto es 175 de las 330.

Pero además, cuatro meses después del inicio de la pandemia, el gobierno mendocino decidió comenzar a emitir informes con datos locales, escuetos, pero algo es algo. Hasta hace dos semanas obtenerlos implicaba un arduo trabajo. Así, semanalmente comenzó a hacer pública información sobre contagios y fallecimientos según grupo etario, letalidad y mortalidad por Covid-19 en Mendoza y disponibilidad de camas, entre otras.