Cumple 55 años el MMAMM, el museo que preserva y defiende el arte visual de Mendoza

.
.

El 8 de agosto será un nuevo aniversario del Museo Municipal de Arte Moderno de Capital, un ícono de la innovación cultural y la defensa del arte mendocino. La transición de sus momentos más difíciles a su inmejorable actualidad.

Este lunes 8 de agosto de 2022 cumple 55 años el Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza (MMAMM), un ícono de la comunidad artística de Mendoza que, además de marcar culturalmente cada época, preservó y defendió el arte visual de la provincia en los tiempos más difíciles. A más de medio siglo de su inauguración oficial, protagonistas de la institución recuerdan sus hitos y orígenes, destacan su importancia en la escena local y detallan la actualidad del famoso e histórico MMAMM.

Entre sedes, reaperturas y la unión de los artistas, el Museo Municipal de Arte Moderno tuvo un arduo trabajo hasta convertirse en el símbolo que es hoy. En principio lo es por su colección de 2.000 piezas, “que se compone principalmente de tres fuentes”: “La del Fondo Nacional de las Artes, la donación de artistas particulares, y los certámenes bienales municipales que se hicieron acá durante mucho tiempo”, expresó Mariana Mattar, actual directora de la institución.

MMAMM
Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza cumple 65 años.
Desde su remodelación cuenta con un laboratorio de restauración, una sala de conservación para la colección de esculturas y cuadros y también cuenta con la biblioteca Ricardo Tudela. 
Cristina Sonego, restauradora del museo

Foto: Ignacio Blanco  / Los Andes.
MMAMM Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza cumple 65 años. Desde su remodelación cuenta con un laboratorio de restauración, una sala de conservación para la colección de esculturas y cuadros y también cuenta con la biblioteca Ricardo Tudela. Cristina Sonego, restauradora del museo Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

Para muchos de los artistas, como Mariel Matoz, el MMAMM representa “la primera experiencia y el primer contacto con una obra de arte” desde pequeños; y de grandes y profesionales “es el espacio de encuentro de artistas e intelectuales”, definió. Por otro lado, agregó que se trata de “un lugar donde siempre ha habido una renovación artística y se le ha dado importancia investigar lenguajes nuevos de las artes visuales”.

“Por eso siempre ha sido muy importante para la comunidad artística, y en algún punto ha sido como el lugar para defender cuando lo han cerrado, o incluso el lugar de encuentro cuando ha habido otras problemáticas para atender”, expresó sobre otra de las características que convirtieron en un ícono al MMAMM en estos 55 años.

“Algo para destacar es que el MMAMM es de los pocos espacios que, desde su creación hasta el presente, aún en las circunstancias más adversas cuando no tuvo sede o la cerraron, ha sido capaz de seguir generando actividades y lograr el compromiso de la comunidad artística local. Eso es fundamental, ha tenido una continuidad en el tiempo que otros no han logrado”, destacó Alejandra Crescentino, historiadora del arte que ha dedicado parte de su profesión a investigar el Museo Municipal de Arte Moderno. Por eso, para ella, “el MMAMM es casi como una columna vertebral del arte de Mendoza”, resumió. En coincidencia, la artista Matoz opinó que todo eso “es parte del espíritu de su fundación” y sus orígenes.

El origen y la resistencia

Pese a que la oficialización como museo fue en 1967, la comunidad artística en general reconoce que los cimientos se hicieron antes, y así lo narró su actual directora: “Tiene un origen no oficial a través de un grupo de artistas visuales que veían la necesidad de que hubiera un espacio destinado a las artes en la Ciudad de Mendoza, porque durante un período no hubo ninguno y ya era una necesidad”. Varios años antes “este grupo de artistas se reunió y empezó a generar muestras, pero sin una colección ni la formalidad de un museo”, contó Mariana Mattar.

El remodelado ingreso al museo.
El remodelado ingreso al museo.

Ese era uno de los principales obstáculos que se le presentaba a dichos artistas, ya que “para que un museo se constituya como tal es muy importante que haya un patrimonio, una colección, que es lo que le da el objeto de ser a un museo”, explicó la actual directora. Para su suerte eso no tardó en llegar, ya que a fines de los años 60 recibieron una importante donación del Fondo Nacional de las Artes y eso dio pie a la Municipalidad de Capital para impulsar la iniciativa de Delia Villalobos, quien en 1963 había presentado un proyecto de museo. Finalmente se concretó con ella como primera directora de la institución.

“El MMAMM tuvo una historia similar a los que se fundaron en esa época y también va cambiando de sede”, continuó la historiadora Crescentino. “Durante un buen tiempo el museo pasó por tres distintas antes de instalarse definitivamente en la Plaza Independencia, recién en el año 1991″, añadió Mattar: “Al principio estuvo en la Av. España, donde está el Jockey Club; y después en lo que era la Quinta Avenida, en un espacio comercial que estaba cerca de la Plaza San Martín. Por último en la Dirección de Turismo, en el espacio de calle San Martín, último lugar antes de llegar a la Plaza Independencia donde se instaló como sede final”.

MMAMM
Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza cumple 65 años.
Desde su remodelación cuenta con un laboratorio de restauración, una sala de conservación para la colección de esculturas y cuadros y también cuenta con la biblioteca Ricardo Tudela. 
Cristina Sonego, restauradora del museo

Foto: Ignacio Blanco  / Los Andes.
MMAMM Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza cumple 65 años. Desde su remodelación cuenta con un laboratorio de restauración, una sala de conservación para la colección de esculturas y cuadros y también cuenta con la biblioteca Ricardo Tudela. Cristina Sonego, restauradora del museo Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.

En el medio de todo ese proceso, el MMAMM y la comunidad artística debieron superar muchas adversidades. “Mendoza tuvo una etapa de museos cerrados con muchos espacios cerrados simultáneamente, de la cual fuimos parte y estuvimos cerrados cinco años por problemas edilicios”, describió la actual directora. Mariel Matoz recordó que “con otros artistas hicimos unos estudios abiertos y habitamos el museo en una situación de precariedad porque se inundaba. Tratamos de acompañarlo hasta el último momento y defenderlo con la misma práctica artística, para dar cuenta de lo que vale ese espacio”.

Cerramos en 2015, pero hubo un programa que se llamaba ‘El Museo entreabierto’ con una serie de actividades, talleres y programas, aunque no podíamos hacer apertura al público masivo”, relató Mattar, sobre un espacio que Crescentino definió como “la resistencia del museo y los artistas”. Sin embargo, “en 2016 tuvimos que cerrar completamente hasta 2018, que se abrió en el Parque Central el Anexo MMAMM y aprovechamos para hacer un trabajo interno muy grande”, contó la directora.

“Todos estos años el museo sigue activo gracias a la acción de personas con mucho compromiso que trabajaron desde atrás. Cuando mirás la historia del MMAMM se constata que ha sido dirigido gracias a la acción de mujeres que han sido muy perseverantes en su tarea”, destacó Alejandra Crescentino, y en ese sentido mencionó a referentes como Ana María Álvarez, Laura Valdivieso y la misma Mariana Mattar.

Así lucía la entrada al MMAMM hace unos años.
Así lucía la entrada al MMAMM hace unos años.

Un lugar para todos

Ahora el MMAMM vive, tal vez, su mejor momento: “Cuando reabrió en la Plaza Independencia se hizo bajo la consigna de Espacio Cultural Plaza Independencia, porque tenemos vinculación física y de trabajo con el Teatro Quintanilla y la biblioteca Ricardo Tudela”, explicó Mariana Mattar. La directora señaló que “fue muy importante no sólo la infraestructura por el nuevo edificio, sino también el equipo de trabajo, que son el corazón del museo”: tras haber quedado con cinco trabajadores en algún momento, en la reapertura el museo contó con una planta de 28 personas.

Sin ir más lejos, durante el aniversario “tenemos una agenda llena de actividades en relación a la muestra actual que está expuesta, ‘La transformación de la materia’, que es la exposición del Laboratorio de conservación y restauro; y otra que se llama ‘Procesos y fricciones, ensayos de lo impreciso’, que son cinco artistas contemporáneos que están exponiendo sobre procesos artísticos”, detalló la directora. Además, en el Teatro Quintanilla habrá una muestra de fotografía contemporánea de Martín Orozco, denominada “El lado humano”.

Mientras ella prepara su muestra llamada “La vida secreta de las imágenes”, que presentará en el Anexo MMAMM, Mariel Matoz elige “resaltar que el museo un espacio para todo el mundo, que es un lugar para habitar y proponer, donde tiene que convivir el presente y el pasado, que es ese lugar tan increíble para poder pensarnos como sociedad”. “Hay una idea de que hay que saber o tener cierto conocimiento para entender una muestra de artes visuales y no es así. Hay que animarse a venir al museo, en la experiencia de las artes visuales seguramente van a encontrar una conexión inesperada”, prometió la directora.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA