sábado 5 de diciembre de 2020

Una falla que impide la acción de un mecanismo de defensa del organismo podría ser el factor por el cual muchos pacientes evolucionan rápidamente a un cuadro grave por Covid-19. Ignacio Blanco / Los Andes
Sociedad

Creen que una falla del sistema inmune afecta la defensa frente al coronavirus y provoca cuadros graves

Investigadores señalan que el bloqueo de los interferones Tipo1 por una falla hereditaria podría explicar 14% de los casos severos. Apuntan a posible nuevo tratamiento.

Una falla que impide la acción de un mecanismo de defensa del organismo podría ser el factor por el cual muchos pacientes evolucionan rápidamente a un cuadro grave por Covid-19. Ignacio Blanco / Los Andes

Una falla que impide la acción de un mecanismo de defensa del organismo podría ser el factor por el cual muchos pacientes evolucionan rápidamente a un cuadro grave por Covid-19.

Investigadores de un consorcio internacional han encontrado que determinadas alteraciones genéticas afectan la producción de interferones Tipo 1, proteínas que entran en acción cuando el virus ingresa en una célula y que bloquea su desarrollo.

En cuanto el virus Sars CoV-2 ingresa al organismo, se desencadena una compleja reacción de defensa: una inmediata y una posterior.

Sin embargo, la evolución de los cuadros frente a la infección aún sigue dejando puntos grises, en gran medida por lo reciente de la circulación. Hay quienes transitan la infección de manera asintomática mientras que cerca de 2% muere (según el territorio).

Según una publicación del diario El País, de España, más del 10% de los enfermos graves producen un tipo de anticuerpos que en lugar de protegerlos del virus empeora la infección al boicotear su sistema inmune.

“Este hallazgo va a cambiar el tratamiento de algunos pacientes”, explicó a este medio Carlos Rodríguez-Gallego, inmunólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y coautor del estudio.

“Nuestro equipo está estudiando ya cómo establecer ensayos clínicos para identificar a los pacientes que producen este tipo de autoanticuerpos y tal vez tratarlos con otro tipo de anticuerpos para contrarrestar el problema”, señala. Esto en referencia a que el hallazgo podría implicar una alternativa de abordaje.

Los investigadores compararon muestras de sangre de 1.000 pacientes con neumonías graves con las de 600 asintomáticos. A ello sumaron las muestras de 1.200 personas sanas. Lo que encontraron es que 10,2% de los pacientes graves tenían anticuerpos que neutralizan al interferón tipo 1, una molécula esencial para lanzar una alarma general cuando un virus entra en nuestro cuerpo. Por ende, culpan a esos anticuerpos de la mala evolución.

“El interferón se llama así porque interfiere con la multiplicación del virus y la detiene”, explica Javier Martínez-Picado, investigador ICREA en IrsiCaixa y coautor del estudio. “Los autoanticuerpos que producen estos pacientes secuestran al interferón y lo anulan”, dijo al diario español.

Para ellos, esto explicaría por qué 14% de las personas infectadas acaban desarrollando una enfermedad grave que les puede matar.