martes 11 de agosto de 2020

Foto: Mariana Villa / Los Andes
Sociedad

Covid-19, nuevos descubrimientos: el contagio por superficies es menos importante de lo que se creía

Lo aseveran científicos en un artículo publicado por The Wall Street Journal.

Foto: Mariana Villa / Los Andes

La aparición y rápida propagación del Sar-Cov-2 sorprendió a los científicos a nivel mundial. Al tratarse de un nuevo tipo de coronavirus poco se sabía sobre la manera en qué se transmitía. En un primer momento se puso el foco en las partículas que podían permanecer en las superficies como una relevante vía de contagio. Pero a seis meses de su aparición nuevos estudios están comenzando a restarle importancia a esta forma de propagación y en su lugar hacen más foco en el contacto prolongado de persona a persona.

Tal como se publicó en un artículo de The Wall Street Journal los científicos sostienen que no es común contraer Covid-19 por entrar en contacto con superficies infectadas con el virus , como tampoco por encuentros o cruces fugaces con otras personas al aire libre. Por el contrario, el gran culpable son las interacciones personales a poca distancia y durante un tiempo considerable: las congestiones de gente, los lugares encerrados y poco ventilados donde la gente habla fuerte maximizan el peligro.

Erin Bromage, profesor asociado de biología de la Universidad de Massachusetts en Dartmouth, ha estado respondiendo preguntas después de que una publicación de blog que escribió titulada “Los riesgos, conócelos y evítalos” se volvió viral. Él aconseja que si bien limpiar superficies y colocar estaciones desinfectantes para manos en los lugares de trabajo es bueno, los riesgos más grandes son las interacciones cara a cara a corta distancia, y tener a muchas personas en un espacio cerrado durante largos períodos. Las superficies de alto contacto como los pomos de las puertas son un riesgo, pero el virus se degrada rápidamente, por lo que otras superficies como las cajas de cartón son menos preocupantes, tal como dijo.

De todas formas desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue remarcando que las gotas que una persona infectada exhala pueden caer sobre los objetos y superficies que la rodean, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. “Por ello es importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol”, tal como se lee en su página web que es de consulta mundial.