sábado 5 de diciembre de 2020

Sólo suscriptores
De acuerdo con referentes del Ministerio de Salud, desde fines de setiembre se incrementó 20% la cantidad de determinaciones y se reforzaron operativos. / Mariana Villa
Sociedad

Covid-19: Mendoza testea menos que otras grandes jurisdicciones del país

Expertos sostienen que esta es una de las patas flojas de la estrategia argentina. En la provincia aceptan que hay que testear más, se ha logrado un aumento pero advierten que hay obstáculos.

De acuerdo con referentes del Ministerio de Salud, desde fines de setiembre se incrementó 20% la cantidad de determinaciones y se reforzaron operativos. / Mariana Villa
Sólo suscriptores

En un país al que se le endilga baja cantidad de testeos en relación a su situación epidemiológica, Mendoza realiza menos que otras jurisdicciones grandes.

Hasta el jueves se habían hecho en Mendoza 140 mil determinaciones desde el inicio de la pandemia, lo que da una razón de 70.351 por millón de habitantes si se tiene en cuenta la proyección poblacional del Indec para este año de 1.990.000 habitantes.

Córdoba, una de las provincias que presenta un panorama similar tiene un indicador de 92.949 test cada millón de habitantes. Esta provincia es la segunda que presenta una curva más hacia arriba en la cantidad de casos detectados las últimas semanas, Mendoza es la tercera, según la información que maneja el gobierno nacional.

Está también muy lejos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la segunda jurisdicción con más tasa de incidencia acumulada cada 100 mil habitantes y parte del territorio que ha concentrado más casos. Allí, se realizaron 126.596 test por millón de habitantes. En cambio, Mendoza está mejor que la provincia de Buenos Aires que ha concretado 66.533 test por millón.

Ya es sabido que la expresión de esto es la tasa de positividad. En Mendoza ronda el 45% y en el país el 50%; en contraposición, la Organización Mundial de la Salud advierte que para considerarse que se está en un buen nivel de testeo debería salir positivo 1 de cada 10 determinaciones (10%).

En el gobierno reconocen que hay que apuntalar esa estrategia. “Se deben hacer 10 testeos por cada positivo que hay para tener un control de la pandemia, eso nos da una proyección de que en vez de hacer 10 mil determinaciones por mes deberíamos hacer 30 mil”, apuntó un referente del área de Salud.

Pero al mismo tiempo destacó: “Lo que se hace es lo que se puede hacer no lo que se quiere hacer, no hay muestra que no se estudie, para estudiar negativos como dice la OMS, hay que tener recursos y una estructura sanitaria que no es la de Argentina”.

De todas formas, el testeo y la identificación de infectados para aislarlos, igual que a sus contactos estrechos, ha sido uno de los pilares de la estrategia sanitaria de la provincia. En el ministerio de salud confían en los buenos resultados de esto, lo destacan cuando pueden y lo han fortalecido las últimas semanas.

Ni bien estuvieron aprobados, la provincia incorporó los test rápidos de antígenos y con eso han salido a fortalecer los operativos por los barrios. Así, desde que llegaron los primeros 70 mil a finales de septiembre se ha incrementado en 20% la cantidad de testeos.

Las últimas semanas se han hecho alrededor de 1.800 diarios e incluso el jueves y viernes superaron los 2000.

Pero entre los obstáculos, en el gobierno apuntan que no es tan fácil conseguir insumos en el país por la alta demanda, que además está concentrada en el lugar de entrada que es Buenos Aires.

“Miremos la parte positiva: que hay más posibilidad de diagnóstico y eso permite detectar asintomáticos”, subrayó el referente.

Situación nacional

Análisis de expertos del país y del exterior han coincidido en señalar que esta ha sido una de las falencias en la estrategia argentina. Asimismo advierten que si bien ha tenido la “cuarentena” más larga del mundo, con las consiguientes consecuencias, también ha logrado evitar llegar a una situación dramática como la que se ha visto en otros países con un aplanamiento de la curva.

Desde el ministerio de Salud de la Nación informaron que hasta el jueves se habían realizado 2.702.220 determinaciones, esto es 59.550 test por millón de habitantes.

Para esa misma fecha el sitio Worldometer de datos estadísticos consignaba que Argentina había realizado 59.621 pruebas por millón de habitantes. Está en posición 113 entre 217 países, aunque es el sexto país con más casos en el mundo.

La mayoría de los estados con ese indicador tienen muchos menos casos que Argentina, que tiene valores similares a Kirguistán y Malasia.

Se encuentra en una situación similar India, cercana a los 8 millones de casos, con alta virulencia, segundo país del mundo con más casos que ha realizado 71.285 test por millón de habitantes.

Una publicación de la BBC del 21 de octubre evalúa los 4 motivos por los que el país llegó al millón de infectados de Covid-19 a pesar de haber impuesto tan larga cuarentena.

Se advierte allí que la mayoría de los expertos consultados coinciden en que la principal explicación es la falta de una mayor cantidad de testeos y una estrategia de búsqueda de contactos de personas infectadas.

“Si bien Argentina siguió al pie de la letra las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de imponer el uso de barbijos y la distancia social, no acató la tercera pata de la estrategia: testeos y rastreos masivos, sobre todo de infectados asintomáticos, que son quienes más diseminan el virus”, señala.

Autoridades manifiestan como obstáculos que testeos más eficientes son costosos. “Si bien la cantidad de pruebas ha variado, han sido menos que en otros países de la región y los resultados comprueban que no fueron suficientes”, remarca.

“Nuestro mayor déficit es no haber testeado más. El plan Detectar se implementó un poco tarde, cuando debió haber empezado más precozmente”, reconoció al diario La Nación Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y uno de los asesores del gobierno.

Por otra parte, Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, también lo ha advertido: “Quizás lo más difícil para la Argentina es el sistema de rastreo de contactos”.

En números

Desde el ministerio de Salud de la provincia informaron algunos datos relacionados con lo que destacan como avances en los testeos:

-151 millones de pesos se invirtieron en la compra de diferentes test.

-97 mil reactivos de PCR se han adquirido y se está en proceso de compra de 25 mil más.

-70 mil test para determinaciones de antígenos o test rápidos se adquirieron.

-5 millones de pesos se invirtieron en la Red de Laboratorios Públicos.

-18 bioquímicos y especialistas se incorporaron a red de laboratorios.

-140 mil testeos desde el inicio de la pandemia.

-500 a 600 test de antígenos rápidos se hacen por día.

-1.800 test diarios promedio (las últimas semanas), mientras que al comienzo se hacían 100.