lunes 21 de septiembre de 2020

Sociedad

Covid-19: en Mendoza ya se recuperó uno de cada cuatro contagiados

El porcentaje es más bajo que el nacional porque la provincia atraviesa por un aumento en la curva de casos. La mayoría de los enfermos presenta cuadros leves. Son 400 las personas que superaron el virus.

Una de cada cuatro personas que fue diagnosticada con Covid-19 en la provincia ya se recuperó. Si se toman en cuenta los 1.691 positivos que se habían detectado hasta el martes por la noche, se trata de 23,65%, es decir los 400 informados. Hay que tener en cuenta que hasta entonces, además, se habían registrado 44 muertes atribuidas a la enfermedad, la mayoría de personas adultas mayores y con comorbilidades.

Gustavo Guevara

Si bien en términos generales se considera que 8 de cada 10 pacientes transitan la enfermedad asintomáticos o con cuadros leves, esta proporción asciende a 90% de los casos locales, según informó el Ministerio de Salud mendocino.

Esto está asociado a que la mayor parte de los infectados son jóvenes. Tal cual destacó el gobernador, Rodolfo Suárez, en la conferencia de prensa el lunes pasado, 78% de los positivos tienen entre 15 y 59 años. Se sabe que es una franja etaria en la que la patología suele ser más benévola aunque no por ello menos contagiosa. De hecho, de los fallecidos sólo 12% estaban en ese segmento: 6% tenía entre 40 y 49 años y otro tanto entre 50 y 59. El resto, superaba esa edad.

Curva en ascenso

Hay que tener en cuenta que el proceso de la enfermedad desde la infección hasta el alta puede durar entre 14 y 21 días, aunque puede haber casos en que esto lleve más tiempo.

Por eso es importante considerar que la curva de positivos se disparó en las últimas semanas y que, por ende, es alta la proporción de pacientes que está transitando la enfermedad. Se trata, en definitiva, de una proporción tan variable como la mayoría de los indicadores asociados al virus.

Era muy distinta la situación cuando la curva se aplanó. Por dar un ejemplo, el 21 de mayo había 83 casos positivos registrados desde el comienzo de la pandemia y se mantuvo así hasta el 29 de mayo en que se registraron 3 positivos más. En ese entonces, la curva de activos y la de recuperados casi se acariciaban: el 21 de mayo había 62 recuperados y el 28 llegó a 67, es decir 80% del total.

Es también lo que explica el escenario tan distinto que se observa en los datos nacionales. Con el mismo corte, el 4 de agosto por la noche, la proporción de recuperados en el país era de 44%: había 213.535 positivos y 94.129 recuperados. Pero claro, la virulencia del Sars-Cov-2 es mayor en otras zonas como el AMBA y la curva de contagios muestra un marcado ascenso las últimas semanas.

Cambio de criterio

Otro punto a tener en cuenta es que recientemente hubo en la provincia un cambio de criterio para determinar cuándo alguien está recuperado.

Antes se consideraba así a quien estuviese asintomático y con dos pruebas PCR (hisopado) negativas. Esto implicaba que personas que demoraban en negativizarse permanecieran internadas en un hospital más tiempo, a veces más de tres semanas.

Pero desde el 10 de julio, están hasta 10 días posteriores a las manifestaciones sintomáticas y luego de ello, si están en buenas condiciones y tras 72 horas sin síntomas, deben permanecer 4 días más aislados en otro sitio. Suele ser en hoteles o en su domicilio, si no está en contacto con otras personas.

“Es muy difícil que contagie después de los 10 días porque la carga viral va descendiendo. Es máxima en los primeros días, más que nada en el séptimo día, y después comienza a descender y no contagia”, explicó Andrea Falaschi, directora de Epidemiología. Se toma en cuenta que ya no se presente síntomas respiratorios, fundamentalmente tos o fiebre, pero no la pérdida de olfato o gusto que perdura más de 30 días.

Esto permite liberar camas para que no sean ocupadas por quienes tienen cuadros que no requieran asistencia médica permanente.

Desde le ministerio explicaron que esto se hace así incluso si la prueba PCR da positivo ya que consideran que para ese entonces la carga viral es muy baja. Actualmente en el Gran Mendoza, donde hay circulación comunitaria del virus con excepción de Las Heras, hay 170 pacientes en 3 hoteles habilitados para esta función.

Sistema sanitario: disponibilidad de camas, bajo la lupa

Una de las dificultades que se presenta actualmente es la demora en la carga de las altas. Esto implica que la información sobre los recuperados a veces llegue entre 48 y 72 horas después. Su impacto está asociado a que no puede tenerse un mapa en tiempo real de las camas disponibles.

Uno de los motivos es que los hospitales derivan pacientes a hoteles pero no dan de baja. Por ello, en el Ministerio de Salud han formado un equipo de 5 personas dedicadas a hacer un relevamiento permanente de las altas en los hospitales.

Es esta la causa por la que el Gobierno considera que de los recuperados que se informan hasta una determinada fecha debe estimarse entre 8 y 10 % más.

La importancia de tener aceitado este mecanismo será vital para tener esta información con inmediatez si la curva de casos de Covid-19 asciende y hay mayor demanda de atención hospitalaria.