miércoles 23 de septiembre de 2020

El ex jefe de la Policía y ex Diputado en Chubut, Juan Luis Ale, fue condenado por haber cometido abuso sexual a las hijas de su pareja cuando eran menores de edad.
Sociedad

Condenaron a 8 años de prisión al ex jefe de la policía de Chubut por abuso sexual de menores

La Justicia determinó que Juan Luis Ale deberá cumplir con cárcel los delitos de abuso deshonesto y gravemente ultrajante contra de las hijas, de 9 y 10 años, de su ex pareja.

El ex jefe de la Policía y ex Diputado en Chubut, Juan Luis Ale, fue condenado por haber cometido abuso sexual a las hijas de su pareja cuando eran menores de edad.

El exjefe de la policía de Chubut y exdiputado provincial, Juan Luis Ale, fue condenado este martes  por el Tribunal Penal de Puerto Madryn a ocho años de prisión por los delitos de abuso deshonesto y abuso sexual gravemente ultrajante contra de las hijas, de 9 y 10 años, de su ex pareja.

La resolución de la Cámara integrada por Gustavo Castro, Marcelo Orlando y Marcela Pérez se conoció esta tarde tras la cesura de juicio, un mes después de haberse declarado la culpabilidad del imputado por hechos ocurridos entre 1998 y 2001, cuando las víctimas, hijas de la pareja con la que convivía, tenían 9 y 10 años.

Los magistrados expresaron en su resolución que también se ha atendido la importancia de la relación que existía entre víctimas y victimarios, punto que agrava la situación del expolicía, “no sólo en virtud de la relación de confianza entre el autor y las víctimas, sino especialmente por la mayor indefensión en que quedaron colocadas”.

“Ellas (por las jóvenes) no pudieron defenderse ni adoptar ningún tipo de precaución, puesto que de ninguna manera se pudieron imaginar que la pareja de su madre iba a realizar los hechos que finalmente realizó” dice el fallo.

Remarca que “la relación asimétrica existente donde el adulto tiene el poder y por momentos resulta su agresor sexual, se combina con el lazo afectivo entre ambos construido en el vínculo de convivencia”.

Sobre las condiciones personales de Ale, los magistrados argumentaron que “tenía educación y formación conforme la carrera que debió cumplimentar, no solo en cuanto a conocimientos sino de valores en pos del bien común”.

“Se trata de una persona con el aplomo que la edad y la formación le proveyeron, lo que demuestra que contaba con margen de autodeterminación para obrar de modo distinto al que lo hizo, en perjuicio de las hijas menores de su pareja. Ello he de ponderarlo como un agravante” señala uno de los jueces en su voto.

El comisario general retirado Juan Luis Ale fue el jefe de la policía de Chubut durante los dos primeros gobiernos de Mario Das Neves y luego llegó ser diputado provincial del Frente para la Victoria, aunque los hechos denunciados ocurrieron antes de ocupar esos cargos, cuando era autoridad policial en Puerto Madryn.

El Tribunal había cerrado el debate el mes pasado, con la exposición de las víctimas y del acusado, y brindó el fallo de culpabilidad, pero faltaba conocerse la pena tras las audiencias de cesura que culminaron la semana pasada con un pedido de condena de efectivo cumplimiento de 14 años por parte de la fiscal María Alejandra Hernández que finalmente quedó en 8.

A lo largo del extenso juicio, los magistrados dieron por válidas la declaración brindada por M.F.M. bajo la modalidad de Cámara Gessel y de M.B.M. en el marco de su declaración testimonial.

También se tuvo en cuenta la declaración de la madre de las jóvenes, quien relató cómo supo de los abusos y cómo fueron las reacciones y comportamiento de sus hijas.

“Se dan por acreditados los hechos que la damnificaran en su infancia, a partir de sus propios dichos y convalidados por una amiga a quien le contó que a partir de los 9 años había sido abusada sexualmente por quien entonces era la pareja de su mamá” dice uno de los párrafos del fallo.

En su resolución, los magistrados pusieron especial atención a la extensión en el tiempo de los hechos de abuso y que, según la narración de las víctimas, consistían en reiterados episodios de abuso.

También se tuvieron en cuenta los informes de los psicólogos que atendieron a las víctimas, quienes detallaron los tratamientos practicados debido a los episodios de angustia, inestabilidad emocional y trastorno depresivo que padecen hasta la actualidad.

El tribunal consideró que "ambas jóvenes, han dado cuenta de las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrieran los hechos desde el momento en que se van a vivir con el imputado, luego de la separación de sus padres, ello es a fines del año 1998 y se extendieron hasta el año 2001 cuando su madre se separa.