jueves 21 de enero de 2021

El 29 de diciembre comenzó la campaña de vacunación contra el coronavirus.
Sociedad

Con la primera dosis de la vacuna rusa 6 de cada 10 inoculados tendrán anticuerpos

Es lo que se sabe a partir de los informes pero la efectividad no se mide a nivel local. Por qué no se hace y qué implica.

El 29 de diciembre comenzó la campaña de vacunación contra el coronavirus.

Entre quienes ya han recibido una primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V, 6 de cada 10 generarán anticuerpos. Luego, con la colocación de la segunda la eficacia alcanzará a 9 de cada 10.

“Con la Sputnik está claro que con la primera dosis tenes 60% de anticuerpos neutralizantes y con la segunda un 92,4%”, subrayó la directora de Inmunizaciones de la provincia, Iris Aguilar.

Esto tras el debate sobre si postergar la segunda dosis de la vacuna Sputnik para dar inmunidad a más personas en menos tiempo contra el virus Sars CoV-2 con la colocación de más primeras dosis, lo cual por el momento ha sido descartado.

Sin embargo, la eficacia y anticuerpos generados en la población no se mide a nivel local ni en el país.

“No hay indicación de medir anticuerpos para vacunas de calendario (y por ende tampoco para esta) excepto para hepatitis B en pacientes en diálisis o HIV o personal de salud”, explicó la especialista.

Subrayó que no se mide el título anticuerpos para nada porque no es una medida costo-efectiva y no se hace en ningún país del mundo.

“Ninguna vacuna es 100% efectiva, no le hacemos anticuerpos a nadie,está dentro de la estadística que si tenes una vacuna eficaz en un 95% de cada 100 que vacunás 95 generan anticuerpos neutralizantes y 5 no, por lo tanto eso no se hace en ninguna parte del mundo”, explicó.

Y luego aclaró: “Vos necesitás 65 a 70% de la población vacunada para tener un efecto rebaño, está claro que la gente independientemente de que tenga anticuerpos se tiene que seguir cuidando, no es que te vacunás y largas el barbijo y el distanciamiento social, es un combo”.

Es que si llegase una posible segunda ola, se espera hacia fines de febrero o marzo (aunque temen que se adelante) y por ello, sería muy difícil llegar a esa proporción de inoculados para ese entonces.

Por el momento, se vacuna a trabajadores de Salud más expuestos al virus priorizando a quienes se desempeñan en Unidades de Terapia Intensiva de Covid y Guardias. Luego se extenderá a quienes están abocados a la atención de Covid en servicios de internación (fuera de UTI) y consultorios Covid. Además se inició la vacunación en trabajadores que se desempeñan exclusivamente en el sector privado. Se está a la espera de más dosis destinadas a trabajadores de la Educación, a pocos días de iniciar las actividades y quienes trabajan en Seguridad.

Seguimiento

Como parte de la estrategia, el ministerio de Salud de la provincia hará un seguimiento del estado de salud de una proporción de quienes reciban la vacuna lo cual tendrá dos aristas. En principio se hará con inoculados seleccionados de manera aleatoria.

Se les asignará un canal de contacto y recibirán llamados. “Respecto a la aparición o no de eventos supuestamente atribuibles a la vacunación e inmunización (Esavi) se hará un seguimiento pasivo y otro activo. Pasivo es que aquella persona que considere que tiene un efecto adverso siempre notifica al establecimiento de salud y este nos notifica a nosotros a nivel central para poder determinar, analizando la evidencia, si está relacionado con la vacuna o no”, explicó Aguilar.

Pero además, el hospital Lagomaggiore ha sido seleccionado en la región Cuyo para hacer un trabajo de investigación sobre la aparición de posibles eventos adversos severos. La experta destacó que el seguimiento de la búsqueda activa que se hará en paralelo es innovador y subrayó que la única forma de conocer los eventos adversos a largo plazo es precisamente siguiendo la notificación de estos.