viernes 5 de marzo de 2021

Archivo Los Andes
Sociedad

Cómo funciona el sistema de promedios para ingresar a los colegios de la UNCuyo y por qué es el mejor a pesar de las quejas

De cara al ciclo lectivo 2021 volvió a surgir la polémica por el método y se sumaron los pedidos para que se aplique un examen para acceder a las codiciadas vacantes.

Archivo Los Andes

Este miércoles la Universidad Nacional de Cuyo informó que ya se encontraban disponibles los resultados de la inscripción a primer año del lectivo 2021 de las Escuelas Secundarias de esa casa de estudios.

Como ocurre desde hace años la noticia generó polémica en torno al sistema que utiliza la institución para cubrir las 930 vacantes que existen repartidas entre dichas escuelas. Este año, los aspirantes ingresaron con promedios superiores a 9,80.

A través de las redes sociales muchos mendocinos expresaron que sería más adecuado realizar el ingreso por examen y en muchos casos pusieron en duda los promedios ya que “no todas las escuelas tienen el mismo nivel de educación”.

Otro de los argumentos esgrimidos fue la dinámica virtual que este año, que en contexto de pandemia, se aplicó en todas las escuelas. Sin embargo, pasaron por alto un detalle: al momento de obtener el número final las notas de séptimo grado no se tienen en cuenta.

Cómo funciona el sistema de ingreso

En diálogo con Los Andes Ana María Barrozo, la directora general de Educación Secundaria de la UNCuyo, explicó cómo funciona el sistema y porque la pandemia no afectó en absoluto a los ingresantes del ciclo 2021.

“La Universidad tiene un sistema de ingreso que no es nuevo. Hace décadas que se dejó de implementar el examen. Más allá de eso la pandemia no ha afectado en nada la metodología utilizada porque se tiene en cuentas las notas de cuarto, quinto y sexto grado”, dijo.

Dichas notas se dividen en seis espacios curriculares: Lengua, Matemática, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Educación Física y Lenguaje Artístico. Este último engloba música, teatro y plástica.

“El séptimo año no se tiene en cuenta porque como el estudiante todavía está cursando no se tiene las notas definitivas. En algún momento se pedían las notas del primer semestre pero esto a veces se convertía en una complicación para la familia”, agregó.

Para obtener el número final se usa un sistema informático en donde se ingresan las notas de los alumnos que previamente han sido certificadas por la escuela donde estudia.

La herramienta hace el promedio y cubre las vacantes con los resultados más altos. Cuando todos los alumnos con promedio 10 están ubicados la herramienta comienza a ubicar a los aspirantes con el promedio siguiente.

“Así hasta que se completen todos los espacios disponibles. De esta manera el corte lo hace el sistema en el promedio más bajo que logró entrar”, dijo Barrozo. Este año ese número fue 9.80.

En cuanto a la posibilidad de implementar un examen Barrozo dijo: “Un examen sería más complejo primero porque el estudiante ha tenido un año muy especial no solo académicamente sino que también ha sido emocionalmente complejo”.

Porqué es el mejor sistema hallado hasta el momento

“Hace décadas ingresaban por examen pero esto ocasionaba que los chicos que tenían mayores recursos se preparan de manera privada dándoles ventaja sobre los chicos que no tenían esta posibilidad”, manifestó la directora de escuelas secundarias.

De esta manera estamos favoreciendo a un gran grupo de chicos para que lleguen a la Universidad. Chicos que se han esforzado durante años y sus familias también y que de otra manera no lo podrían lograr”, expresó.

Por último, Barrozo recordó que por un tiempo muy corto la Universidad implementó el ingreso por sorteo pero que no tuvo los mejores resultados.

“De alguna manera termina siendo injusto porque hay muchos chicos que se han esforzado para entrar alguno de estos colegios. Además, también sucede que resultan sorteados chicos a los que no les interesa la propuesta académica de la UNCuyo”, agregó.

Para terminar Barrozo reconoció que el sistema sigue siendo objeto de revisión pero hasta el momento es el mejor, y más justo, método que han encontrado.


Por las redes