sábado 5 de diciembre de 2020

Francisco habló por primera vez de la unión civil entre personas del mismo sexo.
Sociedad

Cómo es el documental del Papa donde habla de la unión civil entre personas del mismo sexo

El film de Evgeny Afineevsky habla sobre la vida de Francisco y tiene una duración de casi dos horas. Se estrenó este miércoles a nivel mundial en el Festival de Cine de Roma.

  • miércoles, 21 de octubre de 2020
Francisco habló por primera vez de la unión civil entre personas del mismo sexo.

El galardonado cineasta ruso Evgeny Afineevsky destacó en diálogo con Télam la figura del papa Francisco, al que consideró “la luz de la humanidad” y resaltó su “apertura y humildad” antes de presentar en Roma “Francesco”, su película documental sobre el Pontífice y sobre la especie humana toda.

Es una película más que nada sobre la humanidad. Porque fuimos nosotros, los humanos, los que hemos contaminado el planeta, los que hemos forzado a millones de personas a convertirse en migrantes, los que estamos poniendo en riesgo nuestra supervivencia como especie. Y esos son los temas centrales de la película”, planteó Afineevsky en diálogo con Télam en la capital italiana.

“Francesco”, de casi dos horas de duración, se estrena este miércoles a nivel mundial en el marco del Festival de Cine de Roma, como resultado de “dos años y medio de trabajo”, agregó el director nacido en Kazán, Rusia, en 1972.

“Y desde esos temas que conciernen a toda la humanidad emerge la figura del Papa como la única luz y la única voz que está poniendo muchos de estos temas en agenda”, sostuvo el realizador que ya había llamado la atención internacional con “Winter on Fire” (Invierno en llamas), documental de 2015 sobre la revuelta ucraniana de 2013-2014, que resultó nominada al premio Oscar en 2016.

Con imágenes de archivo nunca vistas de los años de Jorge Bergoglio en Argentina, y apoyada en material del propio Vaticano recogido en los distintos viajes del Pontífice fuera de Italia, “Francesco” ofrece una mirada sobre los ejes principales del pontificado iniciado en marzo de 2013.

Con más de 20 relatos de “testigos directos” de las palabras y de las acciones del Papa, la película va alternando episodios como la preocupación del Pontífice por los migrantes, su apuesta a la lucha contra el cambio climático y su política para la incorporación de más mujeres en la Iglesia.

Pero la película no deja afuera a temas que han salpicado la figura del Vaticano, como la lucha contra la pederastia; tema en el que la película muestra cómo el propio Francisco reconoce los errores que cometió al subestimar algunas denuncias contra obispos chilenos.

En esa parte quedan realmente de manifiesto por un lado la humildad del Papa, para reconocer los errores; y por otro lado su apertura para escuchar a las víctimas y no solo cambiar su postura, sino ir mucho más allá de lo que se hubiera esperado”, agregó Afineevsky.

Argentina tampoco quedó afuera de la mirada de un director que visitó en diversas ocasiones el país y entrevistó a varias decenas de personas que conocieron a Bergoglio en su etapa de arzobispo porteño, desde Estela Carlotto a Adolfo Pérez Esquivel y los integrantes del Instituto de Diálogo Interreligioso Omar Abboud, Daniel Goldman y Guillermo Marcó.

De hecho, Carlotto y Pérez Esquivel aparecen en la película como voces autorizadas para, una vez más, terminar de enterrar las versiones de las supuestas complicidades entre el Papa y sectores de la dictadura.

“Me arrepiento de aquella negación inicial”, plantea en su testimonio la titular de Abuelas de Plaza de Mayo sobre las dudas que le generó la elección de Bergoglio en un primer momento. Y es el propio Papa quien en una de sus intervenciones en la película argumenta su decisión, convertida ya en política, de no responder a los ataques: “En momentos de ensañamiento no se puede hablar, porque es peor. Todo va a ir en contra de uno. El señor nos enseñó ese camino y yo lo sigo”.

El documental no podía evitar tampoco la referencia al nuevo coronavirus, y de hecho inicia con el histórico rezo en soledad del Papa en la Plaza San Pedro el 27 de marzo, cuando pidió por el fin de la pandemia.

“Necesitamos una conversión que nos una a todos”, convoca el Papa antes del final de la película.

“Esa es la única vez que el Papa mira a cámara en toda la película, más allá de todas las entrevistas que hicimos para la película. Y lo decidí así porque durante la película es el Pontífice hablándome a mí, para contar la historia de los ejes que se narran. En el final, en cambio, le habla al espectador directamente, como en una convocatoria a cambiar todo lo que está mal en el mundo”, explicó Afineevsky.

El genocidio armenio, el drama de la inmigración, la crisis de los refugiados, son algunos de los otros temas que aparecen en el filme, siempre apoyados por imágenes de archivo y la voz de Francisco explicando pasajes clave de su pontificado.

Como en el que vuelve a dar su visión de la crisis mundial en la actualidad: “Hay más pobres con menos de lo mínimo para vivir, toda la fortuna está concentrada en grupos bastante pequeños, y los pobres son más. Los pobres buscan fronteras, salidas, horizontes nuevos, creo que ese es el origen: el desgaste económico”.

Tras su paso por el Festival de Roma, la cinta llegará a festivales de Estados Unidos en octubre y noviembre, según el cronograma disponible en el sitio www.francescofilm.com.