martes 4 de agosto de 2020

En la terminal se montan operativos de control para cada viaje. Foto: Mariana Villa/Los Andes
Sociedad

Cercados por el coronavirus: unos 150 mendocinos esperan regresar del AMBA, el epicentro nacional de la pandemia

Estos días unos 25 coprovincianos volverán a sus casas, pese a las estrictas medidas de confinamiento en Buenos Aires.

En la terminal se montan operativos de control para cada viaje. Foto: Mariana Villa/Los Andes

Por la dura cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), correspondiente a la fase 1, cuya vuelta atrás fue forzada por la cantidad de casos positivos y de fallecidos, la movilidad en esa provincia está más restringida que nunca. Sin embargo, los mendocinos que aún se encuentran varados en el epicentro nacional de la pandemia, podrán regresar según los permisos de la Nación para casos especiales, previamente evaluados.

Actualmente estarían quedando pendientes para viajar desde Buenos Aires a Mendoza alrededor de 150 personas. Y en estos días saldrá un micro con 25 pasajeros hacia nuestra provincia, según confió la ministra de Turismo, Mariana Juri, en diálogo con Los Andes.

Juri analizó la situación desde que la pandemia comenzó. “Desde el 15 de marzo ha habido muchos mendocinos que, por diversos motivos, se encontraron en distintos lugares del mundo. Y desde el primer momento nos hemos encargado de que puedan regresar, gracias al trabajo realizado con un grupo de personas que organiza la operación ‘Regreso a Casa’”, explicó la funcionaria.

Y agregó: “Para la tranquilidad de la gente, se toman todas las medidas posibles para que las personas que lleguen a Mendoza, cumplan con los 14 días de aislamiento en los hoteles asignados. Esta medida nos ha ayudado a controlar otros posibles contagios. El gobernador Suárez fue el primero en implementar esta medida, que luego fue tomada por otras provincias”.

Este “Regreso a Casa” depende de un procedimiento donde se va analizando cada caso para que, desde la Nación, obtengan el permiso de volver a sus residencias. Justamente debe comprobarse el domicilio en la provincia y situaciones puntuales “de fuerza mayor como de salud, porque se les terminó su contrato laboral o porque son estudiantes que, después de confirmarse que no volverán las clases presenciales, quieren regresar a sus hogares con sus familias”, según contó Juri.

“Son 27.000 personas las que hemos atendido, que necesitaban regresar a sus casas en Mendoza, o desde acá hacia el exterior u otra provincia, como fueron lo casos de turistas y trabajadores golondrinas. Fue un operativo realizado en etapas y hoy calculamos que son cerca de 150 personas que están pendientes de viajar desde Buenos Aires, por ejemplo”, destacó la ministra.

Hay dos formas de volver a casa: en ómnibus y en auto particular. En este último medio “es más sencillo volver”, apuntó Juri. “Si no, es de acuerdo al permiso de Transporte de la Nación. Justamente desde Turismo de la provincia estamos trabajando con un grupo interministerial del Gobierno para resolver cada uno de esos casos. Lo que hace la provincia es colaborar, estar al tanto de estos regresos, de comprobar que sean residentes y dispuestos a cumplir el aislamiento”.

“Hay que resaltar que una cosas son los pedidos y otra cosa son los que se logran comprobar como casos excepcionales. Se ven las situaciones puntuales que prevalecen sobre otras, pero vamos a seguir evaluando las necesidades de regreso y los casos particulares”, adelantó.

Lo que hay que aclarar es que, pese a las medidas en AMBA, desde la provincia aseguran que continuarán con la operación ya que “no se prohibe el regreso a Mendoza”, aseguró Juri.