domingo 20 de junio de2021

Sólo suscriptores
Cerca de 20% de los mendocinos ya recibió al menos una dosis contra el coronavirus
La población inmunizada llegó al 20,3% y sigue por debajo de la media nacional. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Sociedad

Cerca de 20% de los mendocinos ya recibió al menos una dosis contra el coronavirus

Actualmente están vacunando a 11.000 personas por día. La población inmunizada llegó al 20,3% y sigue por debajo de la media nacional.

Cerca de 20% de los mendocinos ya recibió al menos una dosis contra el coronavirus
La población inmunizada llegó al 20,3% y sigue por debajo de la media nacional. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Sólo suscriptores

En Mendoza, 1 de cada 5 personas tiene al menos una dosis de vacuna contra el Covid-19.

En el marco de una alta detección de nuevos casos mientras se atraviesa la segunda ola de la pandemia, el acceso a vacunas es un tema controvertido que además genera inquietud por la escasez del recurso.

Los últimos días se han vacunado un promedio de 11.000 personas por día, según informaron desde la Dirección de Inmunizaciones. Advirtieron que depende de la disponibilidad de inoculantes por ello, puede oscilar entre 9.000 y 15.000 dosis diarias. “Vamos en función de lo que hay”, dijo Iris Aguilar, responsable del área.

Si se toma en cuenta el porcentaje de población alcanzado en la provincia con una o dos dosis, de acuerdo a los datos publicados por el Monitor Nacional de Vacunación, se ha llegado a 20,3% de los 2.010.363 habitantes que el Indec proyecta que tiene Mendoza este año. La media del país es de 21,84%. Si se compara con algunas otras provincias se aprecia que su alcance es levemente menor. Entre las vecinas, San Juan ha inoculado a 22,37% de su población y San Luis a 27,25%. La provincia de Buenos Aires tiene una cobertura de 21,41%, Córdoba 22,16% y Santa Fe 21,92%.

Mendoza ha sido señalada como una de las que lleva una campaña más “lerda” pero desde el gobierno han retrucado que se colocan las vacunas que hay disponibles. Sucede que el ritmo está determinado por el acceso, que es complicado a nivel mundial y atravesado por diversas variables. Por un lado la altísima demanda ha hecho imposible a los laboratorios cumplir con las entregas, otra mirada al respecto es señalar que se comprometieron sin certezas.

El acceso a vacunas por el momento está supeditado a lo que envíe la Nación y esto depende de las compras que logre concretar y las entregas por parte de las desarrolladoras.

Pero la realidad es que llegan a cuentagotas. A fin de año el gobierno nacional anunció acuerdos con varias laboratorios, sin embargo, sólo prosperaron algunos aunque la entrega ha sido marcadamente inferior a las promesas iniciales.

El presidente Alberto Fernández anunció en diciembre, desde Casa Rosada, que el Gobierno nacional firmó el acuerdo con la Federación Rusa para la llegada al país de la vacuna Sputnik V que permitirá inmunizar, entre enero y febrero, a 10 millones de personas. Recién el 30 de abril Argentina logró superar las 10 millones de vacunas en suelo nacional de diversas marcas y ayer al mediodía el país tenía 10.002.830 dosis aplicadas.

En medio de la pulseada y ante la dificultad del Estado nacional de acceder a más vacunas, hubo un “lanzamiento de pelota” a las provincias y se dijo que aunque siempre fue la Nación la que gestionó las compras los gobiernos provinciales nunca estuvieron impedidos.

Luego, las cosas no cambiaron demasiado. El gobierno provincial asegura que hubo un mal manejo, que se les da esta habilitación cuando ya es demasiado tarde, que no consiguen y que el poder de negociación de las provincias es menor ya que los laboratorios suelen acordar con los estados nacionales.

La ministra de Salud, Ana María Nadal informó el viernes que la provincia ha recibido 466.803 dosis y ha aplicado 395.581. De ellas: 338.891 son primeras dosis y 56.690 son segundas. Subrayó que se han aplicado 85% de las dosis recibidas. Una vez más, los números no coinciden del todo con lo publicado en el Monitor Nacional de Vacunación. Allí consta que hasta ayer al mediodía Mendoza había recibido 408.051 vacunas, había aplicado 341.780 primeras dosis y 66.271 segundas. Entre las explicaciones que surgen por las diferencias entre lo ingresado, aplicado e informado, Nadal mencionó que hay demoras en las cargas.

Argentina tampoco está en la mejor de las posiciones. Según el sitio Our World in Data la tasa de vacunación del país es 17,75%. No coincide con los registros nacionales, lo cual puede deberse a un atraso en la actualización. Está por encima del promedio de Sudamérica que es de 14.65%. Pero allí mismo se informa la tasa de países vecinos como la de Uruguay que es de 38,97%, de Brasil que es de 16,84% y de Chile que es de 47.48% (aunque lo de este país ha sido señalado como un logro excepcional).

Miradas

El senador del PJ, Samuel Barcudi, vicepresidente de la comisión de Salud en la Legislatura consideró que si bien aceleró, la campaña mendocina sigue siendo lenta. “Si uno mira el monitor de vacunas, nunca Mendoza se ha quedado sin vacunas, siempre tuvo un stock de entre 50 mil y 100 mil dosis, al nivel de progresión de la enfermedad debería ser más rápido”.

Respecto del argumento de las demoras en las cargas apuntó: “Hasta ahora no han podido demostrar que sean dilaciones en las cargas, antes no había y ha habido remanente permanente, hoy estamos en una brecha de 90 mil vacunas, puede que haya una demora pero no tanta, creo que deberían recibir las vacunas y colocarlas inmediatamente para estar en cero”. Agregó que si existe tal demora el ministerio de Salud también debe hacerse responsable de ello.

Por el contrario, la diputada nacional de Juntos por el Cambio y ex ministra de Salud, Claudia Najul, defendió la estrategia local. “La campaña de vacunación en Mendoza es un ejemplo, es el modelo a seguir, por la transparencia y cómo se lleva a cabo”, afirmó. Dijo que cada vacuna que ha llegado ha sido destinada a cada grupo priorizado, una priorización que destacó, ha sido acordada a nivel nacional y se ha seguido a rajatabla.