Carreras cortas: las más demandadas son aquellas vinculadas a la tecnología y al trato directo con el público

El sector de software e informática ofrece carreras cortas con salida laboral. Foto: Ignacio Blanco.
El sector de software e informática ofrece carreras cortas con salida laboral. Foto: Ignacio Blanco.

Programación, higiene y seguridad, marketing, redes de datos y telecomunicaciones, ventas, turismo y hotelería son algunas de las mas solicitadas. En UNCuyo, por ejemplo, la demanda por la formación de este tipo creció 38%.

El mundo de la tecnología, en toda su amplitud de variantes, pero también lo que tenga que ver con el trato directo con las personas, son el ámbito de los trabajos que hoy “mandan” en el mercado laboral. En Mendoza, las universidades, institutos y espacios de formación admiten que la demanda es creciente y que, en muchos casos, la inserción laboral es inmediata.

Hoy las carreras cortas a nivel argentino y latinoamericanos marcan una tendencia que está dada por las nuevas generaciones, que perfilan sus horizontes a corto plazo. Después muchos siguen por su carrera de grado y ahí está la buena articulación. Te da la posibilidad de mirar un horizonte”, explica Fabiana Molina, vicedirectora del Instituto Tecnológico Universitario (ITU) de la UNCuyo.

Pensar en semestres

En el ITU, las carreras más demandadas para este año fueron Producción Industrial y Automatización, Higiene y Seguridad –que fue el boom por las demandas derivadas en pandemia–, Redes de Datos y Telecomunicaciones y Márketing. Todas tienen una duración de entre cinco y seis semestres.

Este concepto, el de semestres, para Molina es clave, porque también impacta en la forma en que se percibe la duración de la formación. Así, ya no se habla de años sino de semestres e incluso de meses.

En datos, para este año, por ejemplo, de 1.700 aspirantes se inscribieron para ingresar a las carreras, alcanzando un crecimiento de 38% en las inscripciones respecto a 2020. “Hoy las carreras cortas a nivel argentino y latinoamericano marcan una tendencia. Y luego muchos siguen por su carrera de grado y ahí está la buena articulación. Te da la posibilidad de mirar un horizonte”, evaluó Molina.

Por otro lado, dijo que hacer prácticas profesionalizantes en lugares donde hay posibilidades reales de trabajo es otro de los ingredientes que inclinan la balanza a favor de las carreras cortas. “Tenemos cursos de diseño de desarrollo web, en el que chicos que empezaron en agosto hoy ya están trabajando con empresas. Es por esto que las tendencias de las nuevas generaciones es buscar la microtitulación”, agregó la vicedirectora del ITU.

La docente también explicó que es importante hablar de articulación de trayectos formativos con las carreras de grado y no encasillar los saberes en una sola disciplina. Por esta razón, indicó que hoy se habla de que la educación permanente debe ser plástica, es decir, de competencias blandas que se desarrollan permanentemente. “Por eso se hacen programas desde el área de extensión con talleres y seminarios que acreditan competencias y habilidades determinadas para la inserción laboral”, deslizó Molina.

Para finalizar, explicó que hoy “la variable que no cambia es el cambio” y por eso aclaró que hoy no debe hablarse de contenidos sino de competencias. Ya que muchas veces sucede que cuando se termina el circuito burocrático para acreditar contenidos, generalmente estos ya cambiaron.

También en Ciencias Sociales

Un dato interesante, que arroja la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación es que las carreras relacionadas con las ciencias sociales siguen siendo las más elegidas.

Así lo indica en la síntesis de Información Universitaria 2019-2020, publicada este año, donde se observa que la mayor cantidad de estudiantes eligen ciencias sociales (37,5%), las que, junto con las humanas (19,6%), representan casi el 60% de la matrícula universitaria de pregrado y grado. En el otro extremo se ubican las ciencias básicas, con apenas el 2,6% del total del alumnado.

Marisol Biaggi, de la Universidad del Aconcagua, comentó que la carrera de Ceremonial, Protocolo y Relaciones Institucionales es una de las más eligen los estudiantes. Según dijo, es por la posibilidad de la diversidad y porque la formación incluye adquirir todas las herramientas y habilidades para organizar eventos presenciales, virtuales e híbridos, lo que está muy en línea con las demandas actuales.

“Hay gente que se inserta dentro de empresas, de instituciones del estado o deciden tener su propio emprendimiento. Esta carrera no está solo ligado a lo social sino que también sirve para proveer servicios para empresas que tercerizan el servicio con personas especialmente formadas para los eventos que necesitan”, destacó Biaggi.

Otra de las carreras con demanda es la Tecnicatura en Turismo y Hotelería, ya que está fuertemente relacionada con la realidad de la provincia y con las posibilidades de emprender en el territorio. Por otro lado, indicó que las tecnicaturas de Venta y Márketing también son solicitadas, ya que “siempre se necesitan vendedores y hoy tienen la posibilidad de estar formados con más herramientas y con conocimientos lejos del paradigma tradicional de que el vendedor se hace en la calle. Tienen una excelente inserción y eso hace que hoy los estudiantes digan que van por eso”.

Por último, otra de las solicitadas es la Tecnicatura en Diseño y Publicidad, y en Diseño y Formatos Digitales, porque les brinda la posibilidad a los estudiantes de trabajar en cualquier lugar del mundo. “Para ellos es una gran tentación recibir este tipo de formación”, cerró.

Cooperar para formarse

Carolina Coronel, responsable de márketing de la organización EGG, confirmó que actualmente su principal curso es Programación Full Stack. “En sólo nueve meses podés formarte como programador, con nuestra metodología de aprendizaje basada en los principios de la cooperación, que demuestran que las mejores ideas y experiencias se viven cuando las personas se encuentran en una red que tiene un propósito en común”, destacó

Respecto de quienes eligen este tipo de carreras, contó que tienen dos perfiles de estudiantes. Por un lado, los jóvenes a quienes les interesa la programación y tienen decidido que quieren dedicarse a ello.

Por otro lado, también tienen un segmento de profesionales que hacen el curso buscando darle un cambio a su carrera laboral o necesitan de esta herramienta para mejorar su emprendimiento. “Nuestros egresados tienen una buena inserción en el mercado laboral en empresas destacadas como Mercado Libre o Evenbrite”, remarcó Coronel.

Inserción rápida y jerarquizada

La licenciada Norma Sirmovitsch, subsecretaria académica de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), indicó que allí las carreras cortas están divididas en tecnicaturas y en ciclos de complementación curricular. Estas últimas, como la palabra lo indica, permiten que las personas puedan completar formaciones anteriores o tener un grado universitario de sus conocimientos actuales. “Algunos, por ejemplo, necesitan estar matriculados para firmar trabajos, para tener un título o porque van a iniciar una investigación”, detalló la autoridad de la UTN.

En esta casa de estudios, las más elegidas son las tecnicaturas en Enología, en Gestión de Empresas Hoteleras, Gestión de Empresas Turísticas, la licenciatura en Programación y en Higiene y Seguridad. Todas, salvo Programación (que dura dos años) tienen una duración de tres años.

El boom ha sido la Tecnicatura Universitaria en Programación, que es financiada por la Secretaría de Políticas Universitarias. Es tal la demanda que tenemos dos comisiones de hasta un máximo de 140 alumnos, pero este año se inscribieron 900″, explicó Sirmovitsch añadiendo que no se cobra cuota, pero si pide colaboración para sostener las herramientas de estudio.

De todas formas, comentó que la inserción laboral es rápida, aunque el tiempo entre el ingreso y que la persona se recibe suele ser de cinco años. “En general, muchos de los que ingresan empiezan a trabajar y la carrera se les prolonga. Porque a veces notamos un deseo de estudiar poco y tener trabajo rápido. No ocurre. La media es de cinco años. Y en general si bien no se avanza tan rápido, la gente va perseverando porque jerarquiza su formación. Genera una energía especial para terminar”, cerró.

Titular la experiencia, otra de las tendencias

Desde el ITU indicaron que también es muy fuerte la tendencia a certificar con un título avalado por la UNCuyo la experiencia laboral. “El ITU tiene carreras adaptadas para trabajadores que deciden estudiar. Por eso tenemos gestión de empresas a la noche. También Electricidad y Redes en turno noche, en San Martín, lo mismo con Higiene. Atendemos una realidad del mercado laboral donde hay trabajadores que tienen trayectoria y deciden estudiar porque a su trabajo le hace falta esa mirada de competencia que te da la titulación. Lo que viene a hacer esta formación profesional es ordenar el trayecto laboral, esa experiencia y darle explicaciones en lo teórico”, explicó Fabiana Molina, vicedirectora del ITU.

Además, indicó que es común que las edades promedio sean entre menores de 30 y hasta 40, porque saben que esta formación les da un plus a su trayectoria laboral. Así, son estudiantes que ya vienen con experiencia, y con la casuística incorporada, por lo que es frecuente que las competencias acompañen este tipo de consultas.

Los 10 trabajos más demandados

Desde la red social y laboral LinkedIn se informó que los 10 trabajos más demandados en Argentina y el resto del mundo son desarrollador de software (JavaScript, Java, SQL, HTML, CSS, Python); vendedor o representante de ventas (CRM, redes sociales, oportunidades de negocio, B2B); gestor de proyectos (gestión de programas, mejora de procesos, rendimiento de procesos);

Por otro lado señalan que hay mucha demanda por administradores de IT (Windows Server, active directory, Linux, VMware); especialistas en atención al cliente (satisfacción y experiencia del cliente, registro de datos, CRM, análisis administrativo); y expertos en Marketing Digital (Redes sociales, SEO, marketing y publicidad online, marketing por email, Google Analytics).

También mencionan que las demandas apuntan a los especialistas en Soporte Técnico (solución de problemas, Active Directory, hardware, Windows Server); analistas de datos (análisis de datos, estadísticas, SQL, inteligencia empresarial); analistas financieros (análisis financiero, gestión de riesgos, contabilidad, aptitudes analíticas, análisis de datos); y diseñador gráfico (Photoshop, Illustrator, InDesign, Creative Suite).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA