Cadena solidaria que dio sus frutos: peluqueros vestidos de Reyes entregaron regalos a más de 300 niños

Exequiel “Chino” Alvelda y Franco Videla recolectan juguetes para los niños necesitados.
Exequiel “Chino” Alvelda y Franco Videla recolectan juguetes para los niños necesitados.

Dos peluqueros de Godoy Cruz recaudaron juguetes de sus propias clientas y luego aparecieron vestidos de Reyes Magos en un asentamiento de Las Heras. Ahora van por útiles escolares.

La acción solidaria que viene desarrollando GT Estilistas, de Godoy Cruz, es “para sacarse el sombrero” por sus repetidas acciones solidarias y, esta vez, con la llegada de los Reyes Magos, no fue la excepción.

Exequiel “Chino” Alvelda y Franco Videla, quienes trabajan como peluquero y barbero, respectivamente, tienen una suerte de “convenio” con sus clientas desde hace dos años: cuando acuden al salón a hacerse cualquier topo de trabajo de color, cuando llevan una donación le regalan nutrición, corte y peinado. Dicha donación va cambiando dependiendo la época del año.

Lo hacen para Navidad, Día del Niño, Reyes e inicio de clases, por eso todo el año rige esta cadena solidaria o cadena de favores que deja a todos con el corazón contento: a las clientas por colaborar; a los peluqueros por hacer de “puente” y a los niños por recibir esos obsequios que de otro modo no podrían lograr.

Y esta vez, los jóvenes trabajadores no sólo reunieron 300 juguetes, sino que además redoblaron la apuesta y se disfrazaron junto con Oscar, uno de los dueños del merendero Rayito de Luz, situado en Las Heras, precisamente en el asentamiento “Todos unidos”, un sector de numerosas carencias materiales de todo tipo y viviendas muy humildes.

“Desde octubre último estábamos juntando juguetes. El resultado fue realmente sorprendente, vivimos una jornada hermosísima y llena de alegría”, anticipó “Chino” Alvelda, para agregar que ya comenzaron a trabajar de cara al inicio del ciclo lectivo 2023 juntando todo tipo de útiles: mochilas, cartucheras, cuadernos, lápices de colores, fibras y carpetas, además de guardapolvos.

“Por eso queremos invitar a todas las clientas que deseen acercarse con alguna donación; tendrán ese beneficio de nutrición, corte y peinado”, dijo.

En el medio de todas las campañas que organizan Franco y Exequiel, también se hacen un lugar para otro tipo de tareas, eso sí: siempre aportando su trabajo y su buena voluntad. Por ejemplo, en octubre y noviembre fue el turno de Juanita Ghiotti, la niña de Las Heras que nació con una malformación congénita y que requiere de una costosa y compleja cirugía que tendrá lugar en Barcelona.

Así, cortaron el pelo durante dos lunes consecutivos: el 7 y el 14 de noviembre. Se cobrará 400 pesos (en general el valor es de $1.500) y todo lo recaudado fue para esa causa.

Alveida, de 27 años, nació en el barrio San José de Guaymallén y proviene de una familia humilde. Cuando hace dos años visitó un comedor en Las Heras, su enfoque de vida cambió para siempre.

Exequiel “Chino” Alvelda y Franco Videla recolectan juguetes para los niños necesitados. Aquí, parte de lo recaudado.
Exequiel “Chino” Alvelda y Franco Videla recolectan juguetes para los niños necesitados. Aquí, parte de lo recaudado.

Fue cuando le pidieron colaboración para el comedor Rayito de Luz, que funciona en el barrio 5000 Lotes, en Las Heras. Apenas entró a conocerlo, quedó azorado con la miseria extrema que se observaba entre los niños.

Salí llorando como un bebé y me puse en campaña, porque nunca pensé que existía una pobreza tan impresionante, observé niños descalzos, colchones en el piso de tierra, baldes que hacían las veces de inodoros… en fin, necesidades de todo tipo”, recordó.

Desde entonces, prácticamente la totalidad de sus clientas cada vez que pisan la peluquería llevan, casi como ley, un alimento no perecedero o un juguete, dependiendo de las fechas del año. “Se acostumbraron y ya es habitual que visite el lugar con mercadería. Los chicos son increíbles, se me cuelgan, demuestran un cariño especial y siguen necesitando de todo”, resume.

A esta altura, el “Chino” ya se acostumbró a ayudar y no está dispuesto a bajar los brazos. “Es una forma de vida, una forma de trabajar”, señala.

Y concluye: “Cuando estoy triste me acerco al comedor. Es una forma de sentirme mucho, muchísimo mejor”.

Cómo ayudar con útiles escolares

Las clientas que deseen acercarse a la peluquería pueden hacerlo en el local de Honorio Barraquero 26, esquina San Martín o al teléfono 2617766984.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA