Cada vez hay menos nacimientos en Mendoza: bajó la tasa de natalidad en los últimos 20 años

Primer bebé del año 2021 en Mendoza. Guardia del Hospital Laggomaggiore,  el primer niño en nacer se llama Aaron. Su madre Daiana Gonzalez (26). Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Primer bebé del año 2021 en Mendoza. Guardia del Hospital Laggomaggiore, el primer niño en nacer se llama Aaron. Su madre Daiana Gonzalez (26). Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Según estadísticas de la DEIE, descendieron la natalidad y la fecundidad en la provincia. Se debe a un proceso de dos décadas que incluye factores sociales y cambios culturales.

La tendencia es marcada y se profundiza en este siglo: disminuyó la tasa de natalidad en los últimos 20 años y cada vez hay menos nacimientos en Mendoza, en relación a su población. Según los datos oficiales de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de la provincia, perteneciente al Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, el indicador era de 18,9 en 2001 y descendió a 14,4 en 2019. Si bien es un fenómeno que se visualiza mucho más desde 2015 en adelante, se debe a un proceso largo de dos décadas que incluye factores sociales y cambios culturales.

La disminución de nacimientos en Mendoza no depende sólo de números ni un factor, sino de muchos de ellos que son tan dinámicos y cambiantes como la sociedad en sí. Por eso, costumbres que mutan de generación en generación influyen directamente sobre las estadísticas, y todo eso se visualiza en los indicadores.

Algunas de dichas costumbres, por ejemplo, pueden ser tendencias actuales como la maternidad tardía o la conformación de familias más chicas; e incluso la situación socioeconómica del país, como reconoció la directora de maternidad e infancia, Mónica Rinaldi, a Los Andes. A su vez Laura San Martín, socióloga y Coordinadora del Área de estadísticas sociales de la DEIE, aclaró que “no hacemos estudios de causalidades”, pero que sí tienen “lecturas demográficas que nos hacen suponer que puede venir por ahí el motivo. Son varias las causas que confluyen para que se produzca este fenómeno”. Pero para tener real dimensión de la problemática, advirtió que “todos estos procesos no se analizan por el descenso de los indicadores de un año a otro, sino que son procesos largos que tienen que ver con estos cambios demográficos, entonces siempre se estudian en períodos más prolongados”.

De esta manera, sería imprudente atribuir las causas del descenso de la tasa de natalidad sólo a lo que pasó en Mendoza durante los últimos años. Al contrario, se debe comprender el fenómeno como un proceso que comenzó silenciosamente hace 20 años, y que hoy en día se está reflejando en los indicadores actuales. Bajo esta perspectiva, la profesional reafirmó que “es cierto que la cantidad de nacimientos viene descendiendo” en relación a la cantidad de población.

Números que hablan

En cuanto a las estadísticas, para comprender mejor el fenómeno “no hay que fijarse tanto en el valor absoluto, o sea en la cantidad de nacimientos, sino en la tasa de natalidad, que hace referencia a con qué frecuencia se producen los nacimientos”, explicó la funcionaria de la DEIE. Y es por eso que el análisis se desprende de la tasa de natalidad, indicador que se interpreta como la cantidad de nacimientos que se produjeron en determinado año, en la provincia de Mendoza, cada 1.000 personas de la población de dicho momento.

De hecho, no hay grandes diferencias entre esos “valores absolutos”, es decir, entre la cantidad de nacimientos de los años mencionados: en 2001 nacieron 29.928 bebés, mientras que en 2019 se dio vida a 27.589 personas. En el medio, hubo un pico de 31.525 nacidos en 2005 y 35.515 en 2015, año de mayor registro.

El descenso es tal vez más notorio en el último tiempo, con 24.624 nacimientos en 2020 y aproximadamente 19.000 en lo que va del 2021, según las estadísticas de la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de Mendoza. Es decir, de 75,58 nacidos por día en 2019, la provincia pasó a tener 67,46 en 2020 y registra 60,7 cada 24 horas durante este año.

Sin embargo, cuando se tiene en cuenta la cantidad de población, se vuelve innegable la caída de la natalidad con el paso de los años: en 2001 el indicador fue de 18,9 y se mantuvo constante con valores de 19,1 en 2005; 19,6 en 2010; y 19,3 en 2015. Es a partir de allí que se empezó a notar el descenso abruptamente: en 2016 la tasa de natalidad fue de 18,0; en 2017 de 16,7; en 2018 de 15,9; y finalmente en 2019 de 14,4.

“Cuando se habla de nacimientos, otro indicador importante es la tasa global de fecundidad, que es el número promedio de hijos por mujer”, agregó Laura San Martín al análisis, y manifestó que “ese indicador también ha ido descendiendo, muy poquito año a año, pero si se estudia en un período más amplio de 10 o 20 años, se ve una caída te la tasa”.

Según los datos de la DEIE, en 2001 la tasa de fertilidad era de 2,53; mientras que en 2019 fue de 1,86. Para la socióloga, “eso es producto en general de un proceso de envejecimiento de la población”, además de “otras cuestiones que están asociadas, como son los cambios culturales y sociales”.

A la espera del censo

Para un análisis más profundo de los hechos y las causas que llevaron a tener menos nacimientos en la provincia, la especialista de la DEIE asegura que son necesarios los censos demográficos: “Son las grandes fuentes de información y donde se visualizan estos fenómenos, como el descenso de la fecundidad o de prolongación de la esperanza de vida de las poblaciones”.

En ese sentido, la coordinadora de estadísticas sociales de la DEIE reconoció que “estamos bastante desactualizados con esa información”, ya que “lo último que tenemos es el censo de 2010″.

Sin embargo “el año que viene sale el censo que correspondía hacer el año pasado, la ronda 2020. Ese nos va a dar más información y tal vez nos va a acercar más a la explicación” de por qué hay cada vez menos nacimientos en Mendoza.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA