sábado 27 de febrero de 2021

Sólo suscriptores
Potrerillos y sus paisajes son los preferidos de los mendocinos para pasar en familia las fiestas.
Sociedad

Cabañas para fin de año: casi no hay lugar y cobran en dólares

Ante las dificultades para irse de vacaciones, muchos mendocinos decidieron pasar Navidad o Año Nuevo en los sitios turísticos provinciales.

Potrerillos y sus paisajes son los preferidos de los mendocinos para pasar en familia las fiestas.
Sólo suscriptores

Las reuniones familiares siguen restringidas al grupo de convivientes en casi toda la provincia por ahora, al igual que sucede con el turismo interno. Pese a esto y a los elevados precios de mercado, ya casi no quedan cabañas ni viviendas de fin de semana disponibles para alquilar en la última semana de diciembre.

Las cabañas o casas se valúan en dólares, partiendo desde los U$S130 por noche para grupos de 6 personas, y para estadías no menores a los cuatro días (del jueves 24 de diciembre al domingo 27, o del 31 de diciembre al 3 de enero), o se cobran desde $ 65.000 por la misma cantidad de días y de personas.

Las celebraciones que reúnen a la familia y a los amigos son un desafío para el control de la pandemia. Esto motivó que las autoridades provinciales debieran sumar restricciones para el Día del Amigo y para el Día de la Madre. Aún no hay definiciones sobre la reglamentación que regirá para las fiestas de fin de año, aunque el gobernador Suárez ya pidió a la Nación que vuelva a autorizar las reuniones familiares en Mendoza y que la provincia retorne a la fase de distanciamiento social preventivo y obligatorio (ver aparte).

Más allá de lo que suceda con esa solicitud y el nuevo decreto presidencial que regirá desde el lunes próximo y probablemente dé por terminada la fase de aislamiento social en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, la fuerte demanda de casas y cabañas ya anticipa que habrá un movimiento intenso.

Precios en alza

Hasta la fecha, tanto las familias como los dueños de cabañas y alojamientos temporarios dan por sentado que habrá algunas flexibilizaciones y si bien aún es posible conseguir sitio para celebrar la Navidad, es casi una misión imposible lograrlo para recibir el Año Nuevo.

Según explicó Ana, quien atiende las reservas de un complejo de cabañas ubicadas en Potrerillos, los hospedajes cuentan con una estadía mínima de cinco noches de alojamiento, y los precios parten desde los U$S130 por noche para cuatro personas y desde U$S150 para seis personas. Ofrecen promociones por el pago en efectivo que llevan la tarifa de las cabañas más grandes a U$S130.

En este caso, se reserva con un 30% a modo de seña y el saldo se paga según el tipo de cambio del Banco Nación. El precio final sería de $54.762 por cinco noches, según el último dato disponible. En el mismo sitio, hasta octubre era posible alquilar una cabaña para seis personas, con descuento por pago en efectivo, por un valor de $36.750 las cinco noches. Es decir que en poco más de un mes el precio subió 49% y dependerá de la evolución del dólar que no aumente más.

Por otro lado, desde un complejo del Valle de Uco señalaron que por los alojamientos con 10 camas cobran $12.000 la noche y hasta seis personas, $6.000. Además ofrecen una promoción especial por la que cada tres días se pagan solo dos, pero a más de un mes de las fiestas de fin de año ya no tienen disponibilidad.

Así, las pocas opciones que aún se encuentran disponibles tienen precios que van desde los $55.000 a los $65.000, dependiendo de la capacidad del alojamiento, según se puede ver en las ofertas que los particulares suben al Marketplace de Facebook.

“Reservá ahora y congelá el precio para año nuevo”, publicó Alejandro, por ejemplo, por una propiedad con dos baños y en la que cabría un “máximo de cuatro familias”. El inmueble ya está reservado para Navidad, por lo que solo estará disponible para los últimos días del año. Por su parte “Joha” publicó una casa con pileta, parque, cancha de fútbol y horno pizzero en la que caben hasta diez personas “disponible a partir del 1 de diciembre” por $ 4.500 diarios. A pocos días de iniciado noviembre aclara que “para las fiestas ya no está disponible”.

Según explicó el presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza, Estanislao Puelles Milán, “hay muy poca oferta”, en parte, por la fuerte demanda de alquileres y en parte porque “muchos mendocinos que son dueños de ese tipo de inmuebles los van a usar ante la imposibilidad de salir de vacaciones”.

Por otro lado, el empresario comentó que hay personas de otras provincias que están reservando casas y cabañas desde principios de diciembre, debido a que Mendoza es una de las pocas que ha manifestado su voluntad de recibir visitantes en el verano.

Es que a nivel país, Mendoza se ubica entre los primeros cinco destinos que elegirían los visitantes cuando se pueda viajar. El ranking quedó integrado también por San Carlos de Bariloche, Buenos Aires, Ushuaia y Puerto Iguazú, según se desprende de la investigación de Booking.com.

Turismo interno

Mendoza habilitó la posibilidad de desplazarse por la provincia en calidad de turistas a los ciudadanos con reserva previa, y con cumplimientos del estricto protocolo (uso de tapaboca, entre otros cuidados), desde junio de este año.

En los establecimientos habilitados se requiere a los huéspedes llenar una declaración jurada de salud y se les debe tomar la temperatura con un termómetro infrarrojo antes de su alojamiento. En caso de presentar temperatura superior a 37º, los visitantes deben ser aislados, al igual que sus acompañantes, y dar aviso inmediato a la autoridad de Salud.

Además, se establecieron multas para quienes no cumplieran las normativas impuestas al sector, de $5.000 para los clientes y de $50 mil para los establecimientos. “Los municipios pueden controlar, con el Gobierno provincial, el cumplimiento de las normas. Lo recaudado por las multas será destinado a los sistemas de salud de la provincia o del municipio, según quién hubiere constatado la infracción”, se informó.


Por las redes