Boom de temporada alta: se triplicó la cantidad de mendocinos que van a entrenar

La tendencia actual lleva a las personas a realizar ejercicios físicos no tanto por una cuestión estética sino de salud, dicen los especialistas. La pandemia ha generado esa conciencia.
La tendencia actual lleva a las personas a realizar ejercicios físicos no tanto por una cuestión estética sino de salud, dicen los especialistas. La pandemia ha generado esa conciencia.

Entre el viejo dilema por “llegar al verano” y una nueva tendencia saludable que surgió a partir del Covid-19, la actividad física en Mendoza creció exponencialmente este año.

Como cada año cuando asoman los primeros calores primaverales en Mendoza, personas de todas las edades se vuelcan a gimnasios y espacios públicos para hacer actividad física: caminata, running, rollers, y bicicleta, al aire libre; máquinas, funcional, y crossfit en gimnasios. La lista de opciones en la provincia es numerosa, y el sector ya se prepara para la temporada alta que ocurre a la sombra de la milenaria tendencia por “llegar al verano”.

Pero este año los gimnasios están registrando un boom sin precedentes con respecto a temporadas anteriores. El encierro por la pandemia y los perjuicios del Covid-19 en la salud parecen haber golpeado fuerte en la conciencia de los mendocinos, y es así que referentes del sector reconocen que están recibiendo tres veces más de gente, en comparación con los números normales.

“No tiene sentido, es algo totalmente atípico”, confesó a Los Andes Nahuel Flores, licenciado en Educación Física y Magister en Alto Rendimiento. Junto a su familia, hace 23 años que está en el rubro con sus gimnasios ATP Club en Pacífico y Chacras de Coria, y reconocen que nunca antes pasó algo así: “Este año ha sido una locura, estamos casi triplicando los números. Nosotros esperamos una suba normalmente en esta época, pero se lo atribuimos un poco al Covid-19: la gente quizás haya tomado algo de consciencia con la salud, y en tener mejor condición física”, explicó asombrado.

Fabricio González, profesor de Educación Física y dueño del gimnasio En Movimiento, de San Martín, asegura “notar una diferencia abismal” con respecto a otros años. Si bien “siempre pasa que en invierno baja la cantidad de gente y en verano retoman”, considera que el fenómeno tiene que ver con “cómo la gente ha reaccionado al Covid-19 con respecto a la actividad física”; y la gran diferencia con querer “llegar al verano” es que “ha habido más constancia”: “La gente lo ha tomado más por el lado de la salud y menos por lo estético”.

Para algunos, el esfuerzo se relaciona con el placer a la hora de hacer fitness.
Para algunos, el esfuerzo se relaciona con el placer a la hora de hacer fitness.

Además de ratificar el boom de esta temporada alta, la presidente de la Cámara de Gimnasios de Mendoza, Andrea Demarco, manifestó a Los Andes que esto podría explicarse en que “fue mucha la información que se difundió sobre los beneficios de la actividad física, y que personas que nunca habían hecho nada, de repente empezaron a hacer algo de gimnasia por streaming, y que cuando finalmente pudieron empezar a salir, tomaron la decisión de empezar a hacer algo por ellos y su salud”. Para esto, reveló que “el sector del fitness intensificó las campañas que hablaban de la importancia de la actividad física como preventora de enfermedades no transmisibles”.

Sin dudas, las secuelas de la pandemia han cambiado la perspectiva. “Hasta te puedo decir que han tomado el entrenamiento como algo recreativo, sabiendo que quizás era una de las pocas salidas que tenían durante el encierro”, analizó Fabricio. “La cuarentena, la facultad virtual, el trabajo virtual… todo eso que antes implicaba salir de tu casa, que ahora no estuvo, influyó para que la gente quiera salir”, completó.

El dilema de “llegar al verano”

Instalado hace muchísimo tiempo atrás, el fenómeno de que la gente inicie o retome la actividad física entre septiembre y octubre para “llegar bien al verano” es un hecho en la sociedad actual. En los últimos años, sin embargo, se han incrementado las tendencias a favor de la salud física y mental, y a su vez en contra de los estereotipos.

“Antes, mi primera motivación era poder llegar a marcarme y llegar bien al verano, no me preocupaba por la salud”, reconoció Rodrigo, de 27 años. Ana Clara, de la misma edad, confiesa que “llegar al verano” es “una de las cosas que siempre pienso”, “no sé si llegar bien, porque sé que en tres meses no voy a convertirme en una modelo, pero sí llegar cómoda con mi cuerpo”, explicó.

Nahuel Flores lo define como algo “impuesto socialmente” que “existe desde siempre y va a seguir pasando”. Pese a ello, advierte que “la magia no existe, por lo menos por el camino adecuado y sano”, y que “llegar al verano tiene que ser una consecuencia de lo que ya hiciste, no apurarme y llegar a como dé lugar”. En la misma sintonía, Fabricio González expresó que “los que quieren cuerpo en verano, lo tienen que hacer en invierno, hay que pasar por una adaptación y no es fácil llegar a lo que uno quiere de noviembre en adelante”. “El desafío es hacer del entrenamiento un hábito”, sintetizó Nahuel.

Así es que ambos coincidieron en que últimamente hay una fuerte tendencia por comprender la actividad física desde la salud, y no desde la estética: “Intentamos enseñar que los estereotipos son muy difíciles y hay que tomarlos con pinzas, porque uno tiene una genética y un tiempo para dedicarle a la actividad física. Entonces lo ideal es que la gente entrene, y busque un equilibrio entre lo que quiere y lo que puede; entre la diversión y la salud”, explicó González.

Quienes entrenan también han percibido este cambio de paradigma: “Hoy en día ha cambiado mucho la manera en la que el profesor y los gimnasios proponen cómo hacer actividad física. Antes quizás se veía más por lo estético, que hacían la publicidad o el banner con cuerpos de famosos y modelos, y ahora lo proponen más por el lado de la salud, que sea algo que te mantenga bien más allá de tu cuerpo”, analizó Ana Clara.

Un desafío para los que se "acordaron" de hacer ejercicios ahora que viene el verano es poderse integrar a un grupo de entrenamiento.
Un desafío para los que se "acordaron" de hacer ejercicios ahora que viene el verano es poderse integrar a un grupo de entrenamiento.

Consejos para estar bien en cualquier estación

Verano, primavera, otoño, o invierno. Entrenar siempre es importante y los protagonistas dieron las claves para sentirse bien física, mental, y estéticamente.

1. Priorizar la nutrición: A la idea del profesor Fabricio González de que “todo va de la mano con un nutricionista”, Flores detalló: “El 80% de lo que vos podés adelgazar es gracias a tu alimentación, y no a la actividad física”. “El consejo es, básicamente, acudir a profesionales”, agregó.

2. Tipos de entrenamiento: Rodrigo recomienda entrenar al aire libre, ya que “es más satisfactorio para la cabeza. También es un entrenamiento más completo, no es todo marcar sino también sentirse bien”. Ante esto, los dos profesionales consideran que “caminar y correr también está bueno, pero se debe hacer a conciencia: salir a correr sin estar entrenado puede ser perjudicial”. En cuanto a tipos de ejercicio en específico para “llegar al verano”, recomendó: “Los mejores son los de fuerza, de hipertrofia. Te ayuda a generar músculo y ayuda al metabolismo para adelgazar”.

3. Probar, disfrutar, y no criticarse: Para Ana Clara es muy importante “encontrar un lugar en el que te sientas cómodo, nunca ponerse crítico ni comparar, porque eso te arruina la cabeza. Siempre fijarse en lo que puede dar uno y enfocarte en eso. Ningún cuerpo es anormal, ni nada de lo que esté estipulado marca cómo tiene que ser tu cuerpo”.

Nahuel Flores agregó que hay que animarse a probar hasta encontrar tu lugar: “Los profes adecuamos los ejercicios para integrarte al grupo, que te sientas cómodo y te enganches con la actividad. Que ir a entrenar sea un placer y no un sacrificio”. “Que lo tomen con el sentido de salir a distenderse, a olvidarse de los problemas”, aconsejó Fabricio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA