lunes 25 de enero de 2021

Boliches en Mendoza, ¿qué pasará?. Imagen ilustrativa / Archivo Clarín.
Sociedad

Boliches, fiestas de fin de año y casamientos, ¿Qué pasará en Mendoza?

Empresarios y autoridades del Gobierno concretaron un primer acercamiento.

Boliches en Mendoza, ¿qué pasará?. Imagen ilustrativa / Archivo Clarín.

Los empresarios del sector del entretenimiento, incluidos dueños de boliches, organizadores de fiestas masivas y dueños de salones de fiesta, se reunieron con representantes del Gobierno provincial para intentar avanzar en una eventual apertura.

Los empresarios se sentaron en la mesa con miembros del ministerio de Seguridad para acercar sus peticiones pero no se llegó a nada en concreto. Desde el Gobierno aseguraran que “está todo muy verde” y que la posibilidad de habilitar un boliche cerrado está descartada, al menos en el corto plazo.

Boliches

Los boliches están cerrados. Algunos se reconvirtieron a patios gastronómicos pero las pistas de bailes están completamente inhabilitadas. “No hay un protocolo que logre prevenir un posible foco de contagio en un boliche como lo conocíamos antes de la pandemia”, reconocieron desde Seguridad.

En contrapartida, desde el sector empresarial aseguran que es necesario un trabajo conjunto con las autoridades para generar propuestas de entretenimiento que contrarresten las fiestas clandestinas que se han venido registrando en la provincia.

La Cámara de la Industria del Entretenimiento de Cuyo (IDEAR Cuyo), que nuclea a 264 locales bailables habilitados solo en Mendoza, solicitaron, en un primer acercamiento con las autoridades, que “las intendencias posean un criterio uniforme y coherente para el tratamiento de diferentes puntos como: habilitaciones comerciales, e impuestos que el sector ha debido pagar pese a no poder trabajar”.

En concreto, además del tratamiento conjunto de posibles protocolos, la cámara solicitará en una reunión acordada para el próximo miércoles 9, una baja de impuestos provinciales y la intervención estatal por problemas de corte de servicios en sus locales por falta de pago. “Llevamos 9 meses sin poder trabajar”, remarcaron.

Bailes en casamientos y cumpleaños

Algunos propietarios de salones han encontrado un poco de “oxígeno” en la reconversión a locales gastronómicos. Sin embargo, tiene fechas comprometidas con grandes eventos como casamientos o cumpleaños de 15.

Por el momento, ofrecen desarrollar el evento en la fecha pactada pero con los invitados dispuestos en mesas separada y debidamente distanciadas, como establece el protocolo para restaurantes.

El vals y el posterior baile no es una opción, al menos por el momento.

Otra vez música, largas filas de autos y una multitud de fiesta en Potrerillos

La tendencia de los fines de semana multitudinarios en Alta Montaña se ha vuelto una constante desde la caída de casos diarios de Covid-19 y las últimas flexibilizaciones en Mendoza. Así se pudo apreciar el domingo pasado: otra vez las largas filas de vehículos se observaron en los caminos y las fiestas multitudinarias.

En las redes sociales, usuarios compartieron distintas imágenes de las reuniones al aire libre en torno al perilago de Potrerillos, que lució desbordado.

Como sucedió días atrás, los jóvenes se aglomeraron para disfrutar de música y algunos tragos, aunque sin respetar el tan pedido distanciamiento social. Incluso, se vio a muchos sin usar el tapabocas, aliado clave para frenar eventuales contagios de coronavirus.

¿Se puede hacer picnic al aire libre?

A través del decreto 814/2020, el gobernador Rodolfo Suárez autorizó este fin de semana las reuniones sociales en espacios al aire libre, aunque con un máximo de 15 personas y respetando los protocolos sanitarios vigentes.

Respecto a las reuniones familiares, el Gobierno analiza los cambios a aplicar en las fiestas de Navidad Año Nuevo, más teniendo en cuenta este año especial donde muchos seres queridos se han visto imposibilitados de juntarse.

En Mendoza es un hecho que el distanciamiento se mantendrá. Mientras que los especialistas ya han recomendado que las reuniones grupales sean en espacios abiertos -armar la mesa afuera, como suele decirse-, las autoridades analizan ampliar la cantidad de personas autorizadas. Y aunque hasta el momento no se habla de un determinado número de personas como cupo máximo, la idea es que esté más cerca de las 15 que se han autorizado para encuentros sociales y de amigos al aire libre, que de las diez permitidas (hasta el momento) para reuniones familiares.