Bicis inclusivas en La Paz: donan rodados usados que son reparados para chicos con discapacidad

Gabriel y Pablo han comenzado la adaptación y arreglo de tres bicicletas. En octubre se entregarán las primeras siete. Foto: Gentileza
Gabriel y Pablo han comenzado la adaptación y arreglo de tres bicicletas. En octubre se entregarán las primeras siete. Foto: Gentileza

Niños y jóvenes con dificultades mentales y motrices, todos de bajos recursos, tendrán sus propios vehículos a partir de una campaña solidaria.

Niños y jóvenes con distintas discapacidades y de muy bajos recursos del departamento La Paz recibirán en los próximos meses sus propias bicicletas adaptadas, según cada caso, a partir de un proyecto iniciado por un grupo de madres con apoyo del municipio.

Noelia Rolón, mamá de Emanuel, un joven que tiene parálisis cerebral y dificultades motrices, fundó la ONG “Un mundo mejor”, que observó los obstáculos económicos que hallaban numerosas familias para poder adquirir movilidad y lograr mayor calidad de vida de sus hijos.

De inmediato se pusieron en contacto con el intendente de La Paz, Fernando Ubieta, quien dio el visto bueno para iniciar la campaña de donación de bicicletas o repuestos de viejos rodados con el fin de que un taller comenzara con la reparación y adaptación de cada uno.

La campaña fue llevada a cabo por bomberos voluntarios de la ciudad de Mendoza y la Asociación de Propietarios de Camiones (Aprocam), cuya fundación está a cargo de Sergio Quinzano.

“Estamos muy felices porque en la semana del 5 de octubre, Día Mundial de la Parálisis Cerebral, serán entregadas las primeras siete bicicletas a chicos autistas y con retraso madurativo”, anticipó Noelia Rolón.

Pablo López, encargado del taller junto con su compañero Gabriel Donaire, anticipó que ya iniciaron el desarmado, pulido, pintura y adaptación de los primeros tres rodados y manifestó el entusiasmo que observó en toda la comunidad. “Cada diseño responderá a determinada discapacidad y eso es todo un desafío para nosotros y un trabajo muy minucioso y artesanal, pero estamos agradecidos de saber que tendrá un fin solidario”, dijo López.

Gabriel Donaire trabaja en uno de los diseños. Foto:
Gabriel Donaire trabaja en uno de los diseños. Foto:

Ejemplificó con el vehículo de una mamá, que contará con un anclaje para incorporar la silla de ruedas de su hijo, cada vez que desee llevarlo. “En cada uno de los casos tenemos el modelo original, pero claro que también debemos apelar al ingenio”, apuntó.

Pablo y Gabriel, que tienen un gran espíritu solidario, comenzaron con el taller cuatro años atrás y muchos de sus trabajos fueron ad honorem.

“Estamos sorprendidos con las numerosas personas que tienen este tipo de dificultades en nuestro departamento”, manifestó López.

Y agregó: ”Acceder económicamente es muy difícil, ya que una bicicleta adaptada tiene un valor promedio de 270.000 pesos”.

El intendente Fernando Ubieta comentó a Los Andes que la iniciativa se lanzó a modo de prueba, aunque dijo estar convencido de que funcionará a futuro y le brindará mejor calidad de vida a los destinatarios. “Comenzaremos con siete bicicletas pero las mamás tienen un grupo tan organizado que estoy seguro de que seguirán llegando donaciones y, a la vez, seguirán sumándose más familias con hijos en esta condición”, sostuvo.

El jefe comunal agregó que algunos de los chicos que recibirán sus rodados concurren al centro de estimulación Alessio Sileoni, que recibe a personas con discapacidad de entre 18 y 60 años.

“Esto es un sueño hecho realidad pero no vamos a quedarnos de brazos cruzados, sino que seguiremos trabajando y nuestro próximo objetivo es fundar un centro recreativo”, anunció Noelia Rolón.

Desde hace ocho años este grupo de madres viene trabajando intensamente por los chicos con distintos grados de discapacidad, consiguiendo donaciones de sillas de ruedas, colchones antiescaras, andadores y bicicletas inclusivas.

“Comenzamos siendo 20 personas y hoy somos más de 150 familias las que ponemos el hombro. Gracias a este maravilloso equipo logramos la ONG que tanto nos costó”, dijo emocionada.

Los primeros beneficiados de las bicicletas poseen diagnóstico de autismo y retraso madurativo mental. En todos los casos se trata de personas con muy escasas posibilidades económicas.

Pablo López, encargado del taller. Foto:
Pablo López, encargado del taller. Foto:

“Bomberos voluntarios y Aprocam piden a cambio el compromiso de que los rodados sean aprovechados para realizar actividades saludables, deportivas y al aire libre”, manifestó esta comprometida mamá.

Y añadió: ”Le decimos gracias a la comunidad. Si supieran lo importante que es para nosotras ver a nuestros hijos poder desplazarse, pasear, disfrutar de nuestro hermoso departamento. La mayoría de las familias no tiene recursos para comprar nuevas bicicletas, por eso representa una ayuda invalorable”.

La mujer agradeció también al intendente de La Paz y a la asesora de discapacidad del municipio, Johana Gastrán, profesora de Educación Especial, que en este departamento siempre se involucró en la problemática.

Recordó finalmente la importancia de las bicicletas, que permiten rehabilitar, estimular y fortalecer el aparato respiratorio y la musculatura.

Cómo ayudar

Quienes deseen donar distintos rodados para luego reciclarse o adaptarse a las distintas necesidades, pueden contactarse al teléfono de Noelia Rolón: 261 6915834.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA