Bartender mendocina en Qatar: cómo es el país donde el alcohol es casi ilegal y la expectativa pre Mundial

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

Nahir Tayura tiene 25 años y se recibió hace dos. En junio aplicó para ir a trabajar a un lujoso hotel 5 estrellas y llegó a fines de agosto al país asiático. En primera persona relata lo más asombroso, espectacular y shockeante de su experiencia y el choque cultural.

En junio, una amiga de la bartender mendocina Nahir Tayura (25) le comentó a la joven que estaban buscando extranjeros para ir a trabajar a Qatar. Sin pensarlo dos veces, Nahir se postuló a través de 3 plataformas distintas para ver si conseguía uno de los puestos que estaban disponibles en un lujoso hotel de 5 estrellas, y adjuntó su CV. Después de un proceso de dos meses y medio y de varios trámites –con cuotas de burocracia-, la bartender mendocina que había quedado seleccionada para el puesto emprendió el viaje al país mundialista. El detalle es que, quizás a diferencia de la gran mayoría de la humanidad, Nahir ni siquiera había caído en la cuenta cuando aplicó de que Qatar es la “tierra prometida” para los futbolistas en 2022, el país donde se disputará el Mundial de Fútbol entre noviembre y diciembre de este año.

“La verdad es que estaba muy en la mía, no tenía mucha idea de dónde quedaba exactamente Qatar y ni siquiera había reparado que el mundial se jugaba este año acá. Soy cero fútbol y apenas me dijeron, decidí venir por el trabajo y la experiencia. Después vi que era el mundial, y me di cuenta de que era más peso en el currículum. Además va a traer a mucha gente, mucha diversidad de culturas, ¡y mucha propina!”, confiesa entre risas Nahir, desde Qatar y con una diferencia de 6 horas más en el reloj con respecto a Argentina y Mendoza. Claro que desde que llegó al país y hasta la fecha, cuando todavía restan casi 2 meses para el inicio de la Copa del Mundo, Nahir se empapó en todo lo que es la cultura qatarí, con el furor que el Mundial ha generado en ese país petrolero de Asia incluido.

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

El 25 de agosto, Nahir salió de Mendoza y llegó a Qatar el 28. Desde entonces está trabajando como bartender en un exclusivo hotel en la también lujosa ciudad de Lusail (a 15 o 20 minutos de la capital, Doha). “Es como ir de Godoy Cruz a Ciudad”, ejemplifica, y cuenta que es una de las ciudades más sustentables de Qatar, caracterizada por sus infinitas luces de colores y los edificios de hasta 20 pisos.

“Mi idea es quedarme dos años trabajando, no solo por el mundial. Pero lo que tiene la cadena es que, después de un año, podés pedir el traslado a otro hotel de la firma. Entonces voy a ver si sigo o me voy. Pero hasta ahora me ha encantado Qatar, por lo poco que he visto. Es una vida linda, muy segura. Si bien son estrictos en cuanto a vestimentas, siempre se busca cuidar mucho a la mujer. Y la seguridad también es impresionante, vos podés dejar el celular o la mochila en la plaza y volvés a los dos días y sigue ahí. Las leyes penales son fuertes y eso lleve a que sea todo muy seguro. Todo está monitoreado, con cámaras, hasta se bloquea el IP para hacer llamadas por WhatsApp”, ejemplifica.

Ser bartender en Qatar, donde el alcohol es prácticamente ilegal

Entre tantas leyes rigurosas y estrictas que existen en Qatar, la de la prohibición de vender y consumir alcohol –salvo en contados lugares- es una de las más llamativas. Y esto hace que el hecho de que Nahir Tayura, quien se recibió de bartender hace ya 2 años, esté trabajando de lo en el país mundialista pueda asomar como extraño.

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

“El alcohol se puede consumir solamente en hoteles de 5 estrellas, es algo solo para los turistas en estos establecimientos. Aunque también pueden tomar los hombres qataríes, de más de 21 años, y sin que estén llevando su vestimenta tradicional. Por fuera de los hoteles de 5 estrellas, para tomar alcohol en los lugares autorizados, la gente debe tener una licencia especial, que sale 4.000 qataríes al mes. Esa gente puede comprar el alcohol y consumirlo pero si lo toma alguien más que no se ala persona que lo compró con su licencia, pueden escanear hasta la bebida y llevar presos a quien lo compró y a quien lo vendió”, describe la joven mendocina.

Cada dólar equivale a 3,6 rial qataríes (moneda local). Por lo que, haciendo una conversión rápida, la licencia para ciudadanos de ese país que quieran tener autorización de beber alcohol cuesta cerca de 1.111 dólares por mes.

“Como bartender, te puedo decir que lo que más se pide en el hotel es mucho cóctel preparado con bebidas sin alcohol, con gasificados, almibares y jugos naturales. Son como mojitos sin alcohol. Y lo que más piden los extranjeros es cervezas y tragos clásicos como Negroni, Manhattan o Sex on the Beach. Lo que tiene Qatar es que hace mucho calor y hay mucha humedad, a pesar de estar en un desierto. Las temperaturas máximas llegan a 45°, mientras que las mínimas no bajan los 35°”, describe la mendocina.

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

Choque cultural y adaptación

Luego de postularse y ser aceptada para el cargo, la empresa costeó la visa de trabajo de Nahir Tayura para poder viajar e instalarse en Qatar. Entre los requisitos que le exigieron para poder viajar, en tanto, le exigieron –además de la visa de trabajo- el esquema de vacunación contra Covid-19 completo, manejo de inglés avanzado y experiencia laboral comprobable.

“La cadena tiene cerca de 18 marcas distintas de hoteles, pero en el que yo estoy es de la línea de lujo. En todo el mundo hay solo 37 y es un lujo total, una locura. Es un hotel a estrenar que empezaron a construirlo justamente para el mundial, hace dos años”, describe Nahir. Y agrega que el hotel tiene 11 pisos, 9 restaurantes de distintos tipos de cocinas internacional, 27 piletas y 3 spa distintos.

“Hay una serie de beneficios para los extranjeros que vienen a trabajar a Qatar. Por ejemplo, ofrecen sin costo y por ley alojamiento, transporte, comida y hasta gimnasio y pileta. ¡A mí hasta me pagaron 3 pasajes aéreos por Turkish Airlines!”, enumera.

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

Nahir vive en uno de los barrios especiales que se han construido en el país para que se hospeden los extranjeros que van a trabajar a Qatar. El edificio donde está cuenta con 32 departamentos y en todos habitan trabajadores del hotel. “Hay clubes y salas de recreación. Los departamentos son para 10 personas, diferenciados para mujeres y para hombres. Las heladeras y las cocinas son nuevas, tienen TV y hasta aire acondicionado para cada habitación”, continúa la bartender mendocina.

En cuanto al choque cultural, la joven mendocina destaca que lo que más la shockeó al principio fue ver el lugar de la mujer. “Vas por la calle y ves a mujeres y hombres con su ropa característica. Las mujeres qataríes van con la burka negra en la que no se les ve ni la cara, mientras que los hombres llevan una prenda parecida, aunque blanca y sí se les permite mostrar la cara. Es algo que yo había visto en películas, pero jamás me imaginé”, detalla.

Como extranjera, por ejemplo, ni Nahir ni ningún otro visitante puede mantener contacto físico con una mujer de Qatar, a tal punto de que si una qatarí se cae en la calle, ni siquiera pueden acercarse a asistirla o a ayudarla a levantarse. “Si las tocás o las mirás a los ojos, se considera una falta de respeto a su religión. Otra cosa que me sorprendió es que las mujeres no pueden tomar alcohol, mientras que los hombres que tienen la licencia para poder hacerlo, tienen que estar sin su ropa característica para poder beberlo”, indica.

En cuanto a la homosexualidad y al “amor libre” o a las muestras demasiado efusivas de cariño la bartender que vivía en la Ciudad de Mendoza hasta fines de agosto también destacó que son muy restrictivos.

“La homosexualidad está prohibida y penada por la ley, pero también lo están las muestras de cariño exageradas entre personas heterosexuales. Como mucho, podés ir de la mano con tu pareja por la calle si sos heterosexual. Pero si vas dándote besos o haciéndote caricias, te pueden multar. Tampoco podés tener sexo sin haberte casado y si una mujer se queda embarazada sin estar casada de un turista, por ejemplo, el padre puede volver a su país y a la mujer la encierran y tiene que tener su hijo estando en prisión”, detalla.

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

Toda esta rigurosidad no viene exclusivamente de parte de las autoridades ni tienen que ver con que “enganchen” a las personas in fraganti en medio de alguna de estas situaciones restringidas, sino también de la propia comunidad. “Si alguien que vive acá o es de alguna de estas culturas en las que no están permitidas estas cosas y ve que hay algo atípico, puede llamar y hacer la denuncia. Lo mismo ocurre si ven a alguien bebiendo alcohol. No es que hay un policía por cada persona y sigue todo lo que está pasando, sino que son las propias personas que hacen la denuncia”, resume Nahir Tayura. Y explica que, incluso, hay muchos policías encubiertos para intentar garantizar el orden.

“Uno de los miedos que tenía ni bien llegué es que yo tengo muchos tatuajes, piercings y una onda distinta, por lo que pensé que me iban a hacer problemas. Incluso, me ha pasado de sentirme muy observada o mal en los supermercados. Pero como la idea es que las mujeres acá no muestren de las rodillas para abajo ni los hombros, yo trato de ir siempre con pantalón largo, o me cubro los hombros. Al principio me dio un poco de cosa, pero después me di cuenta de que es todo cuestión de respeto de culturas”, se explaya Nahir.

Contrarreloj para llegar al mundial

Aunque la gran mayoría de los preparativos para recibir el Mundial de Fútbol a partir del 20 de noviembre próximos ya están concluidos, hay detalles en los que todavía se está trabajando, y cada vez con mayor intensidad cuando restan poco más de 2 meses para el comienzo de la copa.

“Cada vez hay más movimiento. No hace ni un mes que llegué y en ese tiempo y ya hicieron 15 canchas de tenis y siguen refaccionando cosas. En 3 semanas levantaron un montón de atracciones en toda la ciudad, hay gente trabajando día y noche. Va a ser verdaderamente una locura para el mundial”, piensa en voz alta.

El turismo también se intensificó durante las últimas semanas en Qatar, de la misma manera en que han ido llegando más y más extranjeros para trabajar durante el mundial. “Todavía están relativamente bajos los precios, por lo que con un grupo de amigos argentinos que me he hecho queremos aprovechar para conocer los lugares antes de que todo suba todo de precio por el mundial”.

Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.
Una bartender mendocina en Qatar, el país donde el alcohol es casi ilegal, y la expectativa pre mundial. Foto: Nahir Tayura.

La pasión argentina se hace sentir en Qatar

A modo de anécdota, Nahir Tayura repasa la invitación que ella y sus amigos argentinos recibieron para ir a ver algunos partidos de la liga nacional de fútbol qatarí hace algunas semanas, antes de que la competencia a su fin.

“Muchos argentinos iban a ver los partidos, y los jeques quedaron fascinados con el público argentino. A tal punto de que nos empezaron a regalar entradas para llevar el agite. ¡Armaban listas y entrábamos gratis!”, cuenta, una vez más entre risas.

La joven mendocina suele compartir todas sus esperiencias, vivencias, fotos y videos en su perfil de Instagram, @negritt4.

“Lo que más extraño de estar en Mendoza es poder andar vestida como a mí me gusta, poder tomarme una cerveza a la hora que quiera y sin tener ninguna restricción. Y, por supuesto, a mi familia y a mi pareja”, concluye la joven.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA