Bajar las emisiones de gases invernaderos a la mitad para 2030: detalles del compromiso asumido en Mendoza

Los participantes del encuentro.
Los participantes del encuentro.

Autoridades del ámbito político, educativo y otras organizaciones, se comprometieron a realizar este gran acuerdo, que se firmó días atrás en la UNCuyo. Lo pactado, en detalle.

El mundo comienza a tener otra perspectiva y se empieza a tomar mucha más conciencia respecto del medio ambiente y todo aquello que lo deteriora. Varios países apuntan a un gran cambio a nivel global para lograr reducir las emisiones de carbono y generar un gran cambio climático. Así, Mendoza no se quiere quedar atrás y propone ser parte de este gran objetivo.

Para sumarse a esto, una reunión histórica fue realizada el pasado martes en el Cicunc, perteneciente a la Universidad Nacional de Cuyo, donde se juntaron una gran cantidad de personas. Allí, estuvieron presentes integrantes de la Red de Polinizadores, junto al Polo TIC Mendoza y el Foro Diplomático Mendoza. Por otra parte, hubo presencia de varias autoridades de todos los departamentos, cámaras empresariales y referentes de todas las universidades de la provincia.

En esta gran reunión se firmó un documento muy importante, teniendo como testigos a mandatarios de distintas instituciones de Mendoza. Destaca, principalmente, lograr un compromiso por parte de todas las instituciones de reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 y, a su vez, lograr emisiones netas cero tan pronto como sea posible antes de 2050. De esa forma, generar un cambio en el medio ambiente y en el clima del planeta de manera contundente.

“Esto es el fruto de un trabajo mancomunado que demuestra que los mendocinos somos capaces de ponernos de acuerdo cuando hay una causa noble que nos convoca”, destacó sobre la reunión el máximo referente del Foro Diplomático de Mendoza, Carlos Abihaggle, a Los Andes.

“El encuentro fue sumamente importante porque fue una convergencia de coliderazgos. Es el acuerdo social más grande de la historia de Mendoza y un acuerdo para el mundo, ya que lucha contra la problemática global. En esta reunión había mucha gente que pensaba distinto, con distintas ideologías y de diferentes sectores. Sin embargo, priorizamos estar juntos y unirnos para una misma causa”, resaltó, por su parte, el presidente del Polo TIC Mendoza, Rafael Kemelmajer.

Esta tarea que tienen por delante se intentará cumplir a través de reformas en los sectores energéticos, industriales, en los ámbitos del transporte, la construcción y la agroalimentación. No sólo eso, sino que también tendrán que contar con el apoyo y compromiso del sistema financiero. Los resultados se van a poder ver a medida que las tareas y el compromiso se vayan cumpliendo y para eso habrá una comisión donde se expondrán los resultados de avances, según explicaron Kemelmajer y Abihaggle. “Por el momento es una cáscara vacía, las respuestas se van a ver cuando Mendoza demuestre que está realmente bajando su carbono. Recién estamos en el primer paso”, apuntaron.

Beneficios económicos y “empleos verdes”

Sin embargo, eso no es todo, ya que también se busca lograr un beneficio económico amplio, que abarca desde grandes inversiones hasta la generación de varios puestos de trabajo. Esto no se logra de un día para el otro, sino que se busca cambiar la perspectiva en cuanto a conciencia climática y eso ayudará a traer varios mercados para comercializar y así vender y comprar productos, a través de la oferta y la demanda.

Así lo explicó Kemelmajer: “Los fondos de inversión más grandes del mundo se están centrando en la inversión de impacto. Por lo tanto, si Mendoza es una economía que trabaja para el bien común, generando un impacto positivo, tenemos la oportunidad de atraer esos fondos”.

En varios países de Europa ya se comienza a ver un compromiso con la neutralización de carbono para bajar los efectos de gases para el año 2045. Si Mendoza también es pionera en esto, tendrá la oportunidad de abrir mercados para los que vean ese compromiso con el ambiente.

De esta manera, también se puede inspirar a otras ciudades. Si Mendoza demuestra su competitividad económica, con números bajos de desempleo y aumento de la economía a través de la “descarbonización”, generará que otros lugares quieran hacer lo mismo. “También nos conviene, ya que si se suman más ciudades, cada vez más va a aumentar el compromiso para mejorar el mundo y luchar por el cambio climático”, explicó el presidente del Polo TIC.

Cuando se habla de oportunidades económicas, los especialistas se refieren a lo que se denomina empleos verdes. Esto será uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, ya que con este compromiso de cambio climático vendrán también nuevas oportunidades laborales referidas a temas del cuidado del ambiente. Instalador de paneles solares, medidores de huellas de carbono, abogado ambiental, regeneración de tierras, entre otros, son algunos de los trabajos que arribarán con este cambio.

Por ello, hay que especializar a los ciudadanos en este ámbito para el futuro. “Tenemos que empezar a preparar a los ciudadanos mendocinos para la demanda de empleos verdes que van a surgir. Por un tema de leyes y mercado, tarde o temprano lo tenemos que hacer. Hay que llegar a una economía descarbonatada, es decir, baja en carbono”, destacaron.

Por otra parte, esperan que los gobiernos actúen con políticas públicas necesarias para esta evolución, junto con la creación de leyes y ordenanzas. “Los gobiernos son los principales consumidores de mercado. Si ellos comienzan a darle prioridad de compras a empresas bajas en carbono, esto va a significar que a las empresas de aquí les convenga ser bajas en carbono en cuanto a sus productos”, apuntó Kemelmajer.

El rol de la Red de Polinizadores

En el año 2021, de una alianza inicial entre el Polo TIC y el Foro Diplomático de Mendoza, junto a todas las universidades de la provincia surgió la Red de Polinizadores, a la que se van integrando paulatinamente mendocinos radicados en el exterior. Con el paso del tiempo, se comenzaron a incorporar cámaras empresarias y, finalmente, las municipalidades se sumaron en esta última reunión.

Esto es considerado un movimiento, ya que no tiene personalidad jurídica, donde se empiezan a integrar muchas personas y organizaciones, como todos estos participantes. El rol de esta red es expandir a Mendoza hacia el mundo a través de los valores y el bien común, de esa forma conectar a la provincia con el mundo y viceversa.

Hay mendocinos que están en distintas partes del globo y que se encargan de realizar esta tarea de la mejor forma posible, desde una sociedad civil, para lograr hacer alianzas y rondas de negocios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA