Apagón de internet: en qué celulares y computadoras deja hoy de funcionar

Muchos teléfonos iPhone y con sistema Android quedarán obsoletos.
Muchos teléfonos iPhone y con sistema Android quedarán obsoletos.

Se trata de aparatos adquiridos antes de 2017 que utilizan un protocolo para validar el acceso a páginas de internet, ya que expira un certificado que garantiza el ingreso.

Hoy, 30 de septiembre de 2021, podría ser recordado como el día del “gran apagón cibernético”. Muchos teléfonos iPhone y Android, junto a otros dispositivos con más de ocho años de antigüedad, quedarán marginados de internet ya que expira un certificado que garantiza el acceso a la navegación.

La causa del apagón es que Let’s Encrypt, una organización sin fines de lucro que emite certificados que encriptan las conexiones entre los dispositivos e Internet, dejará de brindar soporte a un protocolo que va a quedar fuera de servicio.

Scott Helme, un reconocido investigador especializado en seguridad informática, detalló que los usuarios deberán actualizar el protocolo para dejar sin efecto la caducidad que impondrá la Autoridad de Certificación (CA).

De todas maneras, en consultas realizadas por Los Andes, la noticia asusta más que lo que va a ocurrir en realidad, ya que la misma empresa que brinda el certificado indica lo siguiente ante esta situación: “¿Qué deberías hacer? Para la mayoría de la gente, ¡nada en absoluto! Hemos configurado nuestra emisión de certificados para que su sitio web haga lo correcto en la mayoría de los casos, favoreciendo una amplia compatibilidad”.

Explicación “para todo público”

En palabras más sencillas, los televisores smart o celulares más antiguos van a intentar ingresar a un servidor, por ejemplo, de una página web. Cuando se produce esta acción el dispositivo debe “asegurarse” de que la “identidad” del sitio al que se pretende acceder sea verdadera, esté certificada o avalada como segura.

Lo que sucede es que, al haber caducado este elemento – en este caso se trata de Let’s Encrypt- que certifica en el dispositivo la identidad de la web a la que se quiere acceder, el dispositivo arroja error o no permite el acceso a la navegación porque lo considera inseguro, volviendo obsoleto al dispositivo. Por eso, el problema es de los dispositivos y no de los proveedores de Internet.

Sin embargo, debería haber dispositivos que aún no contando con este “guardaespaldas” virtual, de todas maneras, podrían acceder a sitios como Google, Netflix o YouTube porque no operan bajo la órbita de Let’s Encrypt. Con esto, según explican los expertos, la noticia asusta más de lo que en realidad ocurrirá.

La solución más simple

La solución más sencilla es renovar los controladores. Fuera de la zona de riesgo están todos los dispositivos que fueron adquiridos a partir de 2017, ya que la mayoría cuentan con el ISGR Root X1, cuya fecha de caducidad es en junio de 2035. Sin embargo, muchos equipos que han perdido la capacidad de modificación interna, ya sea porque fueron discontinuados por sus fabricantes, no tienen espacio disponible en la memoria o nunca se contempló este inconveniente, quedarán inutilizados.

Y esta condena a muerte será definitiva, a no ser que se pueda modificar el software de forma manual por medio de un puerto USB y luego acceder a la configuración y encontrar en el menú la información que se quiera corregir. Es así que, a partir de mañana, muchos teléfonos móviles, algunos modelos de computadoras, los primeros smartTV y viejas consolas que siguen usando el antiguo certificado, no podrán ingresar a Internet, lo que prácticamente los condena a la obsolescencia.

El otro problema es que, si no se actúa con rapidez, una vez que este certificado de autenticación raíz expire, los navegadores web ya no estarán habilitados para circular por la red.

Alerta roja

Los que están en alerta roja son aquellos equipos que tienen una versión de Windows XP actualizado con Service Pack 3 u otra anterior, los cuales pueden perder la función de navegación. Lo mismo se aplica a computadoras con macOS en versiones anteriores a la de 2016 o teléfonos Android que, según las estimaciones incluiría un 30% de equipos, en su mayoría, modelos con sistema 2.3.6 Gingerbread.

Las PS3, por ejemplo, tienen un firmware que llega hasta la versión 4.88. A pesar de que Sony lanzó una actualización en junio de este año, no especificaron si el certificado incluye la renovación.

Otros dispositivos en la lista de riesgo son BlackBerry con versión inferior a 10.3.3, PlayStation 4 con sistema operativo anterior a la versión 5.0, Nintendo 3DS y Smart TV con sistema híbrido.

Pese a las medidas preventivas que se puedan tomar, Scott Helme, quien detectó esta falla, está seguro de que “en algún lugar del mundo habrá un dispositivo que deje de funcionar”.

De momento no se tienen cifras del impacto que tendrá en el mercado tecnológico. Muchos de estos objetos tecnológicos son parte de lo que en la industria se conoce como la obsolescencia programada, es decir, la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto.

Para aquellos que se empeñan en conservarlo, la reparación es muchas veces más cara que el producto o es imposible encontrar la pieza de repuesto que se precisa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA