Algunas escuelas privadas vuelven a retomar espacios extracurriculares con una extensión de la jornada

En julio, algunas escuelas privadas incorporarán talleres artísticos o idiomas fuera del horario escolar.
En julio, algunas escuelas privadas incorporarán talleres artísticos o idiomas fuera del horario escolar.

Ofrecen talleres recreativos o la enseñanza de otro idioma fuera del horario de clases.

Las escuelas públicas de gestión privada o las que no reciben aportes estatales, con la nueva normalidad, están retomando espacios extracurriculares que en pandemia debieron dejar en pausa y que volverán a implementar en el regreso de las vacaciones de invierno. Desde la DGE pusieron en valor esta oferta que se adapta a la realidad familiar de muchos estudiantes, cuyos padres tienen una intensa jornada laboral, además del aporte pedagógico.

Es el caso de las escuelas que dependen del Arzobispado de Mendoza, en la mitad de ellas a partir de finales de julio, los estudiantes volverán a tener otras propuestas como inglés o talleres artísticos, fuera del horario escolar.

“Vamos a reorganizar los momentos de oración por ejemplo, para ofrecer talleres y lo estamos haciendo ahora, luego de evaluar la situación epidemiológica. Así lo van a poner en marcha la mitad de las diez instituciones que dependen del Arzobispado de Mendoza”, señaló en diálogo con Los Andes, apoderado legal de los colegios del Arzobispado de Mendoza, Fernando Bertonatti.

En ese sentido, la directora de Educación Privada, Beatriz Della Savia afirmó que la gran mayoría de la educación no estatal volvió con esta extensión de la jornada a principios de año e hizo hincapié que se trata una decisión de cada institución, muchos de ellos porque estaban esperando cuál era el comportamiento del coronavirus, antes de volver a habilitar este tiempo extra.

“Esto nada tiene que ver con la propuesta de Nación de una hora más. Estamos hablando de instancias que ya existían en los establecimientos y al no haber presencialidad plena en 2020 y en parte del 2021 lo retoman ahora. Son contenidos que están por fuera de lo estrictamente curricular”, manifestó Della Savia.

La funcionaria ponderó la oferta de la educación privada para aquellas familias que buscan cubrir una mayor jornada de escolar por sus trabajos o porque se ofrecen algunos contenidos diferenciados, como dos idiomas por ejemplo.

En cuanto a la posibilidad de que Mendoza sume media hora más para implementar la iniciativa del ministro de educación Jaime Percyck, desde la DGE aún no hay precisiones de cuándo y cómo se dará luz verde a este proyecto.

El director General de Escuelas, José Thomas siempre se mostró a favor de sumar tiempo en las aulas, teniendo en cuenta que la provincia es pionera en brindar media hora más de contenidos, a diferencia de otras provincias que empiezan a estudiar esta posibilidad.

A varios meses del anuncio, Mendoza sigue trabajando en cómo se abordará la media hora y qué establecimientos están en condiciones. Sin embargo, tampoco se aparta de la idea de que los fondos nacionales que se vuelquen con este propósito, también sirva para acompañar a las trayectorias más débiles y reforzando la extensión de la jornada para los estudiantes más vulnerables.

Ausentismo

La DGE presentó esta semana el resultado de un estudio realizado por Alejandro Ganimian, doctor en Análisis Cuantitativo de Política Educativa por la Universidad de Harvard, que actuó como consultor externo de Mendoza.

En promedio, en las escuelas públicas los chicos faltan 24 días por año; mientras que los alumnos en las escuelas privada registran un poquito más de la mitad.

Esos números indican que los chicos en primaria pierden entre 75 y 121 horas de clase, entre un 8 y 13% del calendario escolar.

Se desprende también que en las edades más tempranas y en niños que provienen de familias de bajos recursos, el grado de inasistencias impacta de lleno en las notas, mostrando un bajo desempeño.

Para revertir estos indicadores, el Gobierno planea una prueba piloto con una fuerte impronta en la comunicación con las familias.

Participarán 600 primarias públicas que se dividirán en tres grupos: uno de ellos serán los directivos, quienes enviarán mensajes de texto a los padres cada 15 días, informándoles cuánto faltó su hijo en ese período. Por su parte, los padres recibirán mensajes “preventivos” antes de las vacaciones, los feriados y los fines de semana sobre la importancia de la asistencia a la escuela. Por último habrá un grupo de control.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA