lunes 19 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
Parte diario. La red de laboratorios provincial detalló que se detectaron 94 casos positivos en operativos barriales. Foto: Ignacio Blanco.
Sociedad

A seis meses del primer caso, agosto y setiembre concentran 90% de los contagios

Momento crítico. Justamente después de que la Nación confirmara la circulación comunitaria en la provincia, comenzaron a registrarse entre 400 y 500 test positivos diarios, con un pico de 800 este mes.

Parte diario. La red de laboratorios provincial detalló que se detectaron 94 casos positivos en operativos barriales. Foto: Ignacio Blanco.
Sólo suscriptores

El sábado 21 de marzo, a las 14:18, el gobernador Rodolfo Suárez confirmaba vía Twitter el primer caso de coronavirus que se registraba en Mendoza. Se trataba de una mujer de 62 años que había llegado de Italia; y ese mismo sábado se confirmaron otros cuatro casos.

Cinco días después, Mendoza confirmó la primera muerte de un paciente con Covid-19 (un hombre de 81 años que había estado en un crucero en el Caribe), y para ese día el acumulado de casos ya marcaba 9 contagios. En tanto, el 2 de abril se informó la recuperación del primer paciente con coronavirus de la provincia. Este lunes se cumplen 6 meses desde el primer caso confirmado en Mendoza. Los contagiados ya se acercan a los 19.000, y casi 65% de ellos se han registrado solo en los 21 días que han transcurrido de setiembre. En tanto, en este medio año ya han fallecido 227 personas; y se han recuperado 9.177.

Mientras que las autoridades del Ministerio de Salud estiman que el pico de contagios podría llegar a registrarse en Mendoza a fines de octubre; durante agosto y setiembre se registró más de 90% de los positivos desde el inicio de la pandemia. Y lejos quedaron aquellos días en que Mendoza llegaron a acumular ocho días consecutivos sin casos, mientras que el caso 98 pasó a ser un personaje anecdótico. De hecho, el jueves 10 de setiembre la provincia registró el pico máximo de contagios en 24 horas, con 823 confirmados.

Calma y 8 días sin contagios

Entre marzo y junio, Mendoza contabilizó apenas 162 casos; y en ninguno de esos cuatro meses los contagiados llegaron a las tres cifras. Ya en julio, los confirmados de ese mes llegaron a 1.169 positivos; y acumulado marcaba 1.331. A ellos se suman los 5.800 registrados en agosto y los 11.776 que lleva setiembre hasta el momento, lo que lleva el total a los 18.907 acumulados hasta anoche.

“Les informo a los mendocinos que hace instantes me confirman el primer caso en la provincia de coronavirus. Se trata de una mujer de 62 años llegada de Italia, que se encuentra internada y aislada en el Hospital Español. Las personas con las que se ha contactado ya realizan la cuarentena”. Desde su cuenta de Twitter, Suárez confirmaba así el primer caso en Mendoza.

El gobernador había declarado la emergencia sanitaria el 12 de marzo (nueve días antes del primer caso), y había publicado el primer decreto que restringía actividades sociales el 16 de marzo (tres días antes que el presidente anunciara el aislamiento).

Marzo culminó con 14 contagiados y un solo fallecido. Pero abril comenzó con todo en cuanto a contagios, y en solo 24 horas se sumaron 11 casos. Un detalle fundamental en esta alza, y que marcó un antes y un después en los testeos, es que hasta fines de marzo, las pruebas se hacían en el instituto Malbrán (Buenos Aires). Pero en abril comenzó a testear la Provincia.

El viernes 3 de abril también quedará en la memoria de los mendocinos. Porque ese día, a pocos días de que se registraran los primeros casos; miles jubilados pasaron horas enteras haciendo largas filas en los bancos para cobrar sus jubilaciones.

También en abril se confirmaron en Mendoza dos disposiciones -aún vigentes- que hacen a la circulación en la vía y espacios públicos: la obligatoriedad del uso de tapabocas para todas las personas, y el nailon que aísla a conductores de pasajeros en colectivos y taxis.

Entre el 19 y el 26 de abril, Mendoza registró un récord que le valió estar orgullosa frente a otras provincias, ya que se contabilizaron ocho días consecutivos sin casos confirmados. Y el cuarto mes del año cerró con 79 infectados confirmados desde el brote de la pandemia.

Mayo también fue un mes con movimiento tranquilo. Una vez más se repitió el registro de ocho días sin casos; y a partir del 23 entró en vigencia la primera de las flexibilizaciones (que ya no existe). El Ejecutivo autorizó las reuniones familiares en casas particulares, solo entre familiares directos y para no más de diez personas. También en mayo quedaron autorizadas las salidas recreativas.

Lo más “movido” de mayo fue entre el 13 y el 14, cuando una multitud participó del velorio callejero del Loco Julio, el icónico fanático del Tomba. La alta concentración de gente en la vía pública desató una fuerte polémica.

El caso 98

Los primeros días de junio también transcurrieron sin sobresaltos, y con una seguidilla de seis días sin casos. Pero el 12 de junio, el panorama comenzó a cambiar. Esa noche se confirmó el caso 98, correspondiente a un hombre de 37 años que trabajaba en una bodega de Maipú, quien vivía en Luzuriaga y de quien después se conoció que había organizado una fiesta que se había extendido durante casi dos días. El hombre -que luego fue imputado por tenencia de drogas- inició un clúster y de él surgieron los testeos masivos en Luzuriaga (Maipú). Desde ese día, se confirmaron casos todos los días.

También en junio se confirmó el caso del empleado de un supermercado de Carrodilla; quien inició otro clúster. Y el primer positivo en el departamento de San Martín.

La etapa crítica

El 7 de julio, Suárez declaró la alerta sanitaria en Mendoza, y desde ese momento se restringió el horario de circulación. Además, las juntadas familiares pasaron a estar permitidas solo los domingos, de 12 a 19, y se prohibió la circulación entre las 23:30 y las 5:30 en la vía pública.

De cara al Día del Amigo -y también vía Twitter- el gobernador convocó a los mendocinos a respetar el “aislamiento voluntario”. Julio cerró con 1.053 casos detectados en todo el mes.

En cuanto a agosto, durante los primeros días del mes la Nación confirmó la circulación comunitaria en todo el Gran Mendoza (a excepción de Las Heras). Además, el 3 de agosto, Mendoza -en sintonía con la Nación-, prohibió las reuniones familiares (siguen restringidas).

En el Sur (San Rafael y Alvear) se registraron además los primeros casos de Covid-19.

Fallecimientos y casos llamativos

Entre las 227 personas que perdieron la vida desde el 26 de marzo en Mendoza, está el talentoso y reconocido historietista Juan Jiménez. El artista falleció el 2 de abril en el Hospital Central, donde estaba internado desde el 22 de marzo. Tenía 76 años y fue la tercera víctima fatal de Mendoza. Aunque residía en España, estaba viviendo en Mendoza por un tiempo.

Juan Giménez era, probablemente, el más importante dibujante que dio Mendoza, junto con Quino.

El 16 de setiembre también falleció quien era director de la Guardia Urbana de Las Heras, Sergio Cornejo (51). Había sido diagnosticado con Covid-19 y permanecía internado. Además, hace unos días también falleció José Noli (83), un destacado Neurólogo infantil y creador del Programa Deseprec, que previene alteraciones en el desarrollo de la primera infancia.

Entre los funcionarios y personajes públicos que atravesaron la enfermedad y se recuperaron se destacan la ex reina de la Vendimia, Jésica Tolín (confirmada a fines de julio); y los funcionarios Sergio Moralejo (del Ministerio de Economía), Alejandro Gullé (procurador de la Corte), el ex legislador Gustavo Gutiérrez, Mariana Juri (ministra de Turismo y Cultura) y Pablo Sarale (Subsecretario de Comunicación).