8 errores por los que no puedes eliminar la grasa abdominal

4 errores por los que no puedes eliminar la grasa abdominal
4 errores por los que no puedes eliminar la grasa abdominal

Un abdomen plano no se alcanza sólo con dieta y ejercicio. Te damos 8 razones por las cuales no estás eliminando grasa abdominal.

Eliminar la grasa abdominal es muy importante para nuestra salud, más allá de los aspectos meramente estéticos: la típica “panza” es el primer paso a numerosos trastornos de salud, incluyendo problemas cardíacos, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. Por eso es importante bajar esos kilos de más y cuidar nuestro bienestar.

Muchos hombres y mujeres hacen dieta y actividad física con cierta periodicidad y aún así no logran deshacerse de esa molesta grasa que se localiza en la zona abdominal. Te contamos las principales razones:

1- Ejercicio equivocado

Salir a correr o ir a una clase de de aerobics es una gran actividad para nuestro corazón, pero lo cierto es que este tipo de ejercicios por sí solos no hacen mucho por nuestra cintura. La clave, según señalan los especialistas, está en combinar entrenamiento cardiovascular y entrenamiento con pesas.

En actividades de alta intensidad, como una maratón, la ingesta de líquidos debe ser de a sorbos y de manera constante. Foto: Pixabay / Aguas Cordobesas.
En actividades de alta intensidad, como una maratón, la ingesta de líquidos debe ser de a sorbos y de manera constante. Foto: Pixabay / Aguas Cordobesas.

2- El consumo de gaseosas

Los refrescos están creados para ser adictivos. Con enormes cantidades de azúcar, su consumo está directamente asociado a la obesidad. Si bien optar por las versiones dietéticas te ahorra las calorías, lo cierto es que estas no son más beneficiosas para tu salud.

3- La ausencia de probióticos

La flora intestinal es una de las partes más importantes que tenemos dentro. Pero no siempre obtiene el reconocimiento que merece. Esta comunidad de bacterias, también conocida como microbiota, nos afecta desde el hambre hasta las emociones o la toma de decisiones.

Para evitar un desbalance que acabe en acumulación de grasa abdominal, los probióticos representan grandes aliados. Entre ellos, tenemos el yogur, que además de ser delicioso en su versión de frutilla, controla nuestras bacterias intestinales y fortalece la salud.

(Foto: Freepick)
(Foto: Freepick)

4- El sedentarismo

Como sabrás, la comida que ingerimos nos da calorías. Esas calorías se convierten en energía cuando estamos activos. Mientras más nos movemos, más convertimos a esas calorías en energía y evitamos que se conviertan en reservas de grasa en el abdomen.

5- No planificar las comidas

Planificar es la clave. Cuando vayas de compras la próxima vez, no compres comida chatarra, sino comida saludable. Si al abrir la heladera te encuentras chocolates, las cosas no irán bien y lo sabes. En cambio, si solo encuentras fruta, tienes dos opciones: o comes la fruta o no comes.

6- El exceso de dulces

Los dulces, incluso al consumirlos con moderación, nos hacen mucho daño, pues contienen demasiada azúcar. No hay que llegar al extremo de eliminarlos por completo, moderar el consumo es una buena idea para reducir la grasa abdominal.

Probá estos exquisitos caramelos de leche
Probá estos exquisitos caramelos de leche

7- Abusar de las colaciones

Las colaciones son útiles y son buenas tanto para la salud como para perder peso. Pero hablamos de colaciones saludables y moderadas, ¡no se vale estar el día entero comiendo cualquier cosa!

¿Implica amor el desayuno en las relaciones casuales?
¿Implica amor el desayuno en las relaciones casuales?

8- Asociar las emociones con la comida

Un error común que muchos cometemos es asociar la comida con las emociones. Si cada vez que miras Netflix comes papas fritas, terminarás asociado las papas fritas con disfrutar de una serie. Con el tiempo, esto se volverá automático: ver una serie, comer papas fritas.

Como los alimentos actúan sobre nuestro centro de recompensas, asociar elementos a nivel cerebral es mucho más fácil que eliminar las conexiones. Además, mientras más tiempo dura la conexión, más se fortalece. Por eso, los malos hábitos son tan fáciles de adquirir y tan difíciles de quitar, sobre todo cuando son hábitos que hemos tenido durante años y años.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA