domingo 24 de enero de 2021

Sirve igual aunque era para ganarlo
+ Deportes

Sirve igual aunque era para ganarlo

Independiente fue más que Nueva Chicago, pero no supo capitalizar ese dominio en el arco rival.

  • martes, 3 de marzo de 2020
Sirve igual aunque era para ganarlo

Era de esos partidos en lo que estaba en juego mucho más que tres puntos. La realidad de uno y otro en la tabla de posiciones los obligaba a no decepcionar en el afán por permanecer en la categoría, y más sabiendo que tanto Nueva Chicago como Independiente Rivadavia sufrirán la quita de un punto cuando finalice la competencia. Entonces, con esa presión, el Torito salió más decidido en los primeros minutos, aunque la Lepra también mostró algunas cosas interesantes que dejaron en jaque a uno de sus rivales directos por evitar el descenso. Y aunque fue mucho más el visitante, en el final se quedó con gusto a poco, porque fue más que el equipo de Mataderos, aunque falló en la puntada final. Fue 1-1, positivo porque se logró mantener la diferencia con el equipo que en este momento estaría descendiendo de categoría en la Zona 1 de la Primera Nacional.

Tuvo una. Defensivamente, estuvo sólido, y en ataque, Colombo casi convierte de cabeza. | Télam

En los primeros minutos, el local -que actuó en la cancha de Defensores de Belgrano por tener su estadio suspendido-, hizo mejor las cosas, aunque la llegada más clara fue del Azul. Marchioni quedó sin marca casi abajo del arco y no pudo capitalizar esa ocasión para poner en ventaja a Independiente. Fue un llamado de atención que el Torito recogió, porque desde ese minutos hasta el primer cuarto de hora, buscó -siempre vía pelotazos- llegar con peligro a las inmediaciones de Aracena, aunque siempre esos intentos se toparon con la seguridad de Colombo y Ledesma. Pasado ese periodo de espera, la Lepra visitó en más de una oportunidad zona de Minaglia. Cheche Sánchez recibió de Viguet, definió cruzado, y Miceli la mandó al córner. La visita se había adueñado de la pelota y jugaba el partido que le convenía ante un rival más urgido. Pero un descuido, de esos que tantos tiene este equipo Azul, Chicago se puso en ventaja cuando Martínez aprovechó la distracción defensiva rival y, de cabeza, puso el 1-0. Un volver a empezar para el equipo de Minich, que no se desespero en procura del empate, y que tampoco sufrió del medio hacia atrás.

En el segundo tiempo, la Lepra salió más decidida y a los 120 segundos, Prudencio apareció sin marca por el centro del área y definió exigido para el 1-1. Minich hizo una buena lectura desde el banco y mandó a la cancha a Irañeta y luego a González, quien empezó a ser clave en los ataques de un conjunto que se animaba a más. Con más presencia arriba, el visitante encontró  caminos para llegar con peligro hacia el arco rival. En una de esas jugadas, Barraza anuló el golazo de Prudencio -definió por arriba de Minaglia-, a instancia de su asistente Manuel Sánchez. Al ratito Colombo se lo perdió de cabeza y Palacios también tuvo la suya. Pero no hubo caso. El punto sirve. Chicago sigue abajo, pero era para ganarlo.

Minich y su bronca por no poder ganar

"Me voy conforme con la entrega de los jugadores, pero lamentablemente nos sigue faltando asegurar los tres puntos, lo cual nos da mucha bronca no poder hacerlo. Estuvimos erráticos en situaciones claras. La posición en la tabla no condice con los que planteamos en cancha", dijo el DT de Independiente, Matías Minich. Con la autocrítica que lo caracteriza desde que asumió el cargo, avisó también que van por el buen camino, pero que deben corregir detalles que no le están permitiendo al club tener más puntos. Por otro lado, dio su visión sobre el gol que le anularon a Prudencio, que pudo ser el de la victoria Azul.

"Desde donde estábamos parados, se vio que Ángel estaba habilitado, pero no puedo quejarme de los árbitros". Por último, se despidió de los micrófonos con una promesa a futuro: "Vamos a seguir peleando para sacar a Independiente de esta situación".