miércoles 2 de diciembre de 2020

Señales del destino: Guaymallén y un título histórico
+ Deportes

Señales del destino: Guaymallén y un título histórico

La historia de Vale Fragapane y Nico Palomino figuras fundamentales para el título de Guaymallén.

  • martes, 6 de agosto de 2019
Señales del destino: Guaymallén y un título histórico

Casi por casualidad, aunque en verdad tuvo que ver la causalidad, Valeria Fragapane, la gran figura de la final, y Nicolás Palomino, técnico del 'Güeyma' campeón del femenino B de Fefusa tras vencer a Gimnasio N1, llegaron al Tricolor y se convirtieron en piezas fundamentales de un grupo que consiguió el gran objetivo de ascender a la Primera categoría.

Vale venía del hockey sobre patines, deporte en el que descolló en Maipú. Pero se casó, dejó la actividad y se fue a vivir a Guaymallén.

"Fui al club a averiguar qué actividades se podían hacer y me dijeron que futsal. La verdad que no me interesó y cuando me iba me encontré con el profe Daniel Olguín, el que me convenció que fuera a entrenar. Primero le dije que no quería federarme ni nada, pero empecé un martes y el sábado ya estaba jugando", cuenta quién estuvo a minutos de no prenderse en este viaje mágico que la llevó a hacer dos goles en la final del torneo y ser la gran figura de la noche en el 5-3 frente a Gimnasio, para muchos el gran candidato a quedarse con el título.

"Le decía ahora a mi papá que nací en una época equivocada porque me hubiera jugarlo desde chiquita, cómo hice con el hockey que lo empecé a los cinco años", cuenta Vale que no por casualidad lleva la diez en la espalda con todo lo que eso conlleva.

Dice que el ambiente le encanta y destaca la predisposición de la Federación para las programaciones y la organización de los certámenes.

Sobre el equipo cuenta que es un grupo al que hay que estar apuntalando en lo anímico y que tiene confianza en que podrán mantenerse en el círculo superior. "Muchas veces lo que veo es que hay mucho respeto hacia los rivales. Yo como no conozco, voy y juego todos los partidos iguales. Voy para adelante", destaca.

Nicolás Palomino llegó también casi por casualidad. Su señora le contó un día que el club se había quedado sin el entrenador de futsal y le pidió que fuera a dar una mano.

"Yo tenía una hora libre y acepté pero solo para colaborar. Me fui quedando y un día le dije a las chicas que al técnico que viniera, le iban a doler los ojos porque estábamos muy mal. Ellas me dijeron que querían que yo me quedara. Empezamos a trabajar y fuimos cambiando la realidad. Para este año incorporamos a algunas chicas y le dije a Vale Fragapane que siguiera. Ella es muy importante dentro de la cancha. Está siempre al 200%. Es un motorcito. Cuando el año pasado no la tuvimos, la sentimos", cuenta con sustento, porque cuando uno habla con Vale se contagia de su entusiasmo, de sus pilas.

El técnico a su vez repasa que, por ejemplo, a Martina Napolitano la trajo de los callejeros y la historia de varias de las chicas. Hoy, es el técnico de un equipo que hizo historia en el club.

Cuenta que mucho tuvo que ver el apoyo de la familia y la gente del club, que se identificó con estas luchadoras y las seguía a todas partes.

La historia estaba escrita y por eso esas dos personas que nunca soñaron que iban a vivir estos momentos, unieron sus caminos para potenciar a un grupo que tuvieron su noche mágica.

Las luchadoras que hoy tiene la estrella brillando en el pecho son: Las chicas que hicieron historia son Antonella Lucesole, Fabiana Díaz, Nancy Tejerina, María Celeste Gil, Valeria Fragapane, Martina Napolitano, Yésica Amieva, Agustina Lucero, Adriana Yanello, Micaela Lopresti, Yamila Frías, Jorgelina Pontis, Nuri Sosa, Sofía Ponce y Gisela Matus. En el cuerpo técnico hay que nombrar a Nico Palomino y Mauricio Sotomayor.