domingo 20 de junio de2021

Seguirá preso el locutor imputado por el doble crimen de Chacras
Seguirá preso el locutor imputado por el doble crimen de Chacras
Policiales

Seguirá preso el locutor imputado por el doble crimen de Chacras

Le dictaron la prisión preventiva a Edgardo Montivero, acusado de asesinado a puñaladas a sus suegros el 7 de junio pasado.

  • martes, 2 de julio de 2019
Seguirá preso el locutor imputado por el doble crimen de Chacras
Seguirá preso el locutor imputado por el doble crimen de Chacras

A menos de un mes de que fueran encontrados los cuerpos sin vida de Francisco Enrique Rodríguez y Raquel Gómez en la vivienda que compartían en Chacras de Coria, hoy el único acusado, Edgardo Humberto Montivero, escuchó por parte de la juez Nancy Alejandra Lecek el dictado de prisión preventiva.

Así, el locutor de 52 años continuará detenido a la espera del juicio, donde deberá responder por los delitos de homicidio simple en concurso real por dos hechos. Esta situación sólo se podría revertir si la defensa apela lo resuelto en esta instancia.

El trámite se realizó en el Juzgado Penal Colegiado N° 1 a cargo de la magistrada y, en definitiva, se apoyó en los argumentos dados por el fiscal de Homicidios, Gustavo Pirrello que tiene, desde aquel viernes 7 de junio, a cargo de la investigación y que ahora desarrolló en extenso ante las partes.

Las pruebas

Descartado el robo, la investigación se orientó -como ocurre generalmente- en el entorno familiar.

Tal vez la prueba más importante estuvo referida a las manchas hemáticas encontradas en una heladera en la casa de las víctimas. El cotejo de ADN las hizo compatible con la sangre del imputado.

Mientras que el peritaje del teléfono celular lo ubicó en el domicilio de sus suegros (sobre calle Fray Luis Beltrán) por más de una hora y media del día anterior a que fueran encontrados los dos cuerpos sin vida.

Montivero fue aprehendido junto a su pareja, hija del matrimonio asesinado, pero ella fue liberada a las pocas horas.

Poco valor tuvo el testimonio del locutor sobre que el corte que había sufrido en una de sus manos había sido provocado por la rotura de una compotera de vidrio mientras la lavaba.

La defensa, a su turno, buscó como alternativa el beneficio de la prisión domiciliaria de Montivero bajo el argumento de que el hombre no tiene antecedentes con la Justicia. Pero ese argumento fue desechado por la juez Lecek, al anteponer la posibilidad de fuga o entorpecimiento del proceso judicial.